August 26, 2005

Matando cabos tan solo para pasarla bien

Comedia mexicana investiga nuevas posibilidades bajo la sombra del gigante

Por Jose Daniel Bort

Jaque y Mudo son los mejores amigos desde la infancia. Vestidos con saco y corbata de ejecutivo medio de empresa grande, los amigos discuten que pueden hacer con el gordo inconsciente y semi desnudo que tienen en el excusado de al lado, mientras realizan las labores destinadas a hacerse en excusados.

De esta forma el director Alejandro Lozano propone el absurdo y la ironía en su primera producción cinematográfica, Matando Cabos. Concebida como un ejercicio estilista peligrosamente parecido a los filmes de Tarantino, la película funciona porque divierte a carcajadas y esta enraizada en una maravillosa idiosincrasia mexicana.

La trama envuelve dos personas inconscientes, dos novias, un ex luchador y su contraparte con dientes punzantes, dos adolescentes, dos matones, otro matón y su pájaro (personaje importantísimo en la trama) y una esposa aburrida que vive con una sirvienta igualmente aburrida. La duplicación es la clave ya que da lugar a confusión e hilaridad, a pesar de que el libreto usa la lógica en muy pocas ocasiones.

Es aquí donde la película se pega un tiro en el zapato, ya que la trama se debe ajustar a las intrincaciones del libreto en vez de provenir orgánicamente de las relaciones de los personajes. De hecho, una vez que la película está establecida, muchos “gags” que deberían funcionar efectivamente se pierden y no producen el efecto adecuado al espectador.

Esta disparidad en su tono no impide disfrutar muchas de las propuestas de la puesta en escena de Lozano, más fuerte con sutilezas en el dialogo que con persecuciones automovilísticas y escenas de lucha libre. La película brilla recontando el humor y los personajes de la clase media mexicana, entregados con una delicada inteligencia.

Lozano es un director nuevo en busca de su propio lenguaje, y quiere que este sea lo más alejado posible de la avasallante fuerza cultural en su país, la televisión mexicana. Resulta irónico en si mismo el hecho de que Televisa Cine sea la distribuidora, ya que el monumental estudio mexicano ha desarrollado una estética a través de sus productos televisivos que muchas veces amenaza con uniformar el lenguaje en su país. El distribuidor prueba su madurez al apoyar al disidente con tanta convicción.

El elenco es poco conocido con la excepción de Ana Claudia Talancón y Pedro Armendáriz, ambos con personajes pequeños que se adaptan al conjunto fácilmente. Talancón tiene un carisma frente a la cámara que sugiere mas y mayores responsabilidades en el futuro, tanto en el cine mexicano como en el de habla inglesa.

En general se siente a un elenco súper feliz de estar ahí devotos a una propuesta diferente al tipo de trabajo que se consigue en México. A Lozano le hace falta pulir un montón de detalles en su propuesta, pero una vez que consiga su voz propia al control de la cámara seguramente tendrá una carrera sólida en el nuevo nuevo nuevo cine mexicano.

Matando Cabos
Con: Ana Claudia Talancon, Pedro Armendáriz, Tony Dalton.
Dirigida por: Alejandro Lozano.
Clasificación: R
Chiles: 3 ½ de 5

Return to the Frontpage