August 25, 2000


Hispanic Radio Network/La Red Hispana
LA COLUMNA VERTEBRAL
Por Yhamel Catacora

El Soporte Informativo Para Millones de HispanosLa lectura; el portal de la maravilla

Recuerdo perfectamente mi intento por comprender el sentido de mis primer cuentos. Llegué al mundo en una época en que en un pequeño libro como, "El Principito", el protagonista lucía una enorme y real cabellera palpable, que yo naturalmente, a mis dos años de edad, llevaba a la boca; también podía sentir la tela del terciopelo de su vestimenta. Primero fue el sabor de esas hojas y la felpa del vestido de ese hombrecillo lo que me maravilló. Sólo al pasar de los años comprendí la grandeza de mi primer libro: la primera mentira que literalmente devoré, y la que me enseñó el poder y la belleza de la palabra escrita, de las letras.

Si hace casi treinta años los libros venían con cabello, nos preguntamos ¿cómo vendrán ahora? No nos engañemos, aunque la tecnología avanza a pasos agigantados, parece que siempre viraremos en dirección contraria cuando se trata de la lectura; no importa cómo éste venga, en papel de seda o en una pantalla cibernética, la nave que nos lleva a uno y mil mundos, es la historia, la saga, el cuento, o la narración. Con cada línea, el lector va construyendo la escalera que lleva al entendimiento o a la confusión; al entendimiento o a la interrogación; en sí la lectura nos hace pensar.

¿Por qué precisamente ahora, debemos ponderar en el hábito de la lectura? Faltando pocas semanas para despedir la época cálida del año, tal vez no cabe otra idea en la cabeza que la de zambullirse en la piscina o en las olas del mar, disfrutar del calor. Pero es precisamente entre esas chapuzadas que cae de perilla el abrir un libro, nutrir la mente al mismo tiempo de descansar el cuerpo; uno no funciona sin el otro.

Como latinoamericanos, no sólo debemos enorgullecernos que de la pluma de grandes esté seduciendo al mundo y en varios idiomas; el orgullo debemos demostrarlo leyendo esas obras. Las letras latino-americanas han estado en constante movimiento, maravillando a quien de ellas alboroza.

Este año en particular, se publicaron obras tan controvertidas como maestras, tal es el caso de "La Fiesta del Chivo", del escritor peruano, Mario Vargas Llosa, publicado por la editorial Alfaguara, que lleva al lector al presente y al pasado de la República Dominicana, a observar la tiranía de un General Trujillo, el dolor de ser tocado por una mano de hierro, y presenciar cómo los justicieros del primer mundo, se harían los de la vista gorda, para pasar a la historia cómplices de los tiranos.

El ayer y el hoy de "La Fiesta del Chivo", nos hacen conscientes de la debilidad humana, de la ambición de poder, del deseo del placer mundano, y sobretodo de las contradicciones de la vida, como las dolencias físicas de Trujillo, quien "Podía dominar a los hombres, poner a tres millones de dominicanos de rodillas, pero no controlar su esfínter".

La crítica de "La Fiesta del Chivo", juzgaba a Vargas Llosa de no ser "dominicano", y por lo tanto no tener derecho a tocar el pasado, y menos el presente de esa nación. Pero el arte no tiene fronteras; tampoco hace falta ser de un lugar específico del continente, para sentir cómo las dictaduras han tocado el corazón latinoamericano. "La Fiesta del Chivo", nos lleva a repasar la historia; quizás a alertarnos de los hoyos pasados para evitar caer en ellos nuevamente.
Otro libro, publicado por la editorial Algonquín, nos detiene en esa parte del mundo, en Quisqueya la bella, o en la República Dominicana, "En el nombre de Salomé", de Julia Alvarez, la destacada escritora dominicana, que nos transporta a los más recónditos pensamientos de Camila, la hija de una de las poetas más reconocidas de la República Dominicana, Salomé Ureña. Camila, entrando en la tercera edad, también analiza el paso del tiempo; el espíritu luchador del ayer, la pasividad del presente; el mundo de los sueños, los ideales y sobre el a veces vano afán por concretarlos. A través de "En el nombre de Salomé", Julia Alvarez, autora del aclamado "En el tiempo de las Mariposas", y "Como las hermanas García perdieron el acento", continúa enalteciendo a los autores hispanos en este país, al mismo tiempo de dar a conocer al mundo algo de nuestra rica cultura.

Pero tampoco es recomendable enclaustrase en lo propio. Pues antes de estas palabras ya millones de niños en todo el mundo habrán salido de sus confines para internarse en el mundo de su inseparable, "Harry Potter", un personaje creado por la británica, J.K. Rowling.

Harry, es un niño de 11 años que queda huérfano al nacer y a la merced de sus maliciosos tíos. Ese infortunio de Harry, y la carencia de aparatos de vídeo juegos, juguetes, y otros bienes materiales es lo que paradójicamente nutre el mundo mágico de Harry Potter; el mismo que como una varita mágica, toca a los menos hábiles lectores. El último libro, "Harry Potter y El prisionero de Azkaban", que comprende más de 500 páginas, está obteniendo el mismo resultado que los anteriores, "Harry Potter y la Piedra Filosofal", y "Harry Potter y la Cámara Secreta", un rotundo éxito.

La lectura es un hábito. Los padres deben ser los catalizadores para que este hábito se aprecie en el hogar. Erróneamente se espera hasta el primer día de clases, hasta el primer año escolar, para hablar de libros con los niños. Existen libros para todas las edades, inclusive para los recién nacidos. Tal vez sintamos que aveces nos colma la paciencia la poca voluntad de leer de nuestros hijos; Tal vez pensamos que es cuestión de carácter y echamos la lectura a un lado; no queremos forzarlos.

Tampoco queremos que nuestros niños odien los libros. Debemos primero comprender lo que la lectura significa para nosotros; analizando cómo ésta ha marcado nuestra vida; recorramos con la vista nuestros primeros años si en ella vemos a un ecaballero de la triste figura, si recordamos a Blancanieves, o tal vez, a un Fantasma de Canterville, si recordamos el Fi, Fa, Fu., o las leyendas y tradiciones de nuestros pueblos, no podemos negar que existe un mundo maravilloso e inagotable, que abre sus puertas a quien esté dispuesto a explorarlo, el mundo de la imaginación.

¡Ah! No olvidemos el único y fundamental trámite para entrar en ese mundo, sabiamente Don Miguel de Unamuno ya nos aconsejaba: "lo primero que hay que hacer es aprender a leer".

¿Quieres obtener consejos para que tus hijos sean grandes lectores?

La Red hispana puede brindarte valiosa información, llámanos gratis a la red hispana al 1-888-787-2346. 1-888-SU-RADIO.

Regrese a la Portada