August 25, 2000


Gore Mantendrá La Fortaleza De Las Fuerzas Militares De Norteamérica

Utilizará la Prosperidad de la Nación para Fortalecer las Capacidades de Defensa y Mejorar la Vida de los Hombres y Mujeres de Servicio de Estados Unidos

MILWAUKEE -- Al dirigirse a los Veteranos de Guerras Sostenidas en el Extranjero (Veterans of Foreign Wars, VFW), Al Gore manifestó hoy que él empleará la prosperidad que atraviesa el país para mantener la fortaleza de las fuerzas de defensa nacionales. En lugar de realizar un recorte tributario masivo para favorecer a los más ricos, Gore empleará la prosperidad de la nación para mantener la capacidad de reacción militar y para mejorar el estándar de vida de los hombres y mujeres que se encuentran prestando servicio en las fuerzas armadas.

"Amo este país y me voy a cerciorar de que nuestro ejército siga siendo la fuerza mejor entrenada, mejor equipada y mejor guiada del mundo", expresó Gore.

Pese a las promesas que George W. Bush ha realizado en el transcurso de su campaña, relativas a realizar grandes inversiones en la seguridad nacional, debido al enorme recorte de impuestos de $1,6 trillones de dólares que él propone para beneficiar a los más ricos, son pocos los recursos que quedarían disponibles para el mejoramiento del ejército que él ha anunciado.

La historia del compromiso de Gore con un ejército fuerte es larga, y se inició con su decisión de alistarse en el Ejército durante la Guerra de Vietnam, en la cual se desempeñó como reportero del Ejército. En el Senado, Gore fue uno de los diez Demócratas que fueron contra la opinión de su partido y votaron para apoyar el empleo de la fuerza en Irak durante la Guerra del Golfo Pérsico.

Gore ha propuesto invertir parte del superávit proyectado en el presupuesto para fortalecer las fuerzas militares y para asegurar que todos los hombres y mujeres al servicio de Estados Unidos sean mejor compensados por el servicio que prestan a su país.

Para que las fuerzas militares de Estados Unidos sigan siendo las mejores del mundo, las medidas de Gore incluyen:

· invertir en la modernización y en la capacidad de reacción inmediata de las fuerzas militares;

· elevar los salarios y mejorar los beneficios, para que el personal militar encargado de proteger nuestra libertad no deba preocuparse por el mantenimiento de sus familias; y

· reformar los sistemas de vivienda y de salud para las fuerzas armadas.

Como integrante de la actual Administración, Gore colaboró para revertir la caída en los gastos de defensa iniciada durante la administración Bush-Quayle-Cheney. El año pasado, la actual Administración promulgó el mayor incremento en gastos de defensa realizado desde el gobierno de Reagan. EL proyecto de este año, promulgado como ley el 9 de agosto pasado, asigna $288 billones para temas de defensa, cifra que supera en $20 billones a la del año pasado. El presupuesto incluye $100 billones para labores operativas, $59 billones para modernización y $41.4 billones para investigación y desarrollo. El año pasado, el personal militar recibió un incremento de 4.8 por ciento en sus salarios -el mayor en 20 años. Gore también dio su apoyo al 3.7 por ciento de incremento lineal en los salarios aprobado este año.

"Estados Unidos tiene, con creces, las fuerzas militares más poderosas y destina más dinero a su manutención y a sus armas que el destinado en conjunto por los 10 países más grandes del mundo a sus fuerzas armadas. La pregunta para los Norteamericanos es hasta qué punto las fuerzas armadas se están adaptando con rapidez suficiente para combatir en los tipos de batallas a las que se verán enfrentadas en los años venideros", según lo plantea una editorial del periódico The New York Times. [The New York Times 21/8/00]

Gore manifestó sus opiniones en la Convención número 101 de Veteranos de Guerras Sostenidas en el Extranjero (Veterans of Foreign Wars, VFW ). La Convención de la VFW se inauguró el 19 de agosto pasado y continuará hasta el 25 de agosto próximo.

La VFW es la organización de veteranos más grande del país, y el año pasado celebró su centenario. El grupo tiene 1.9 millones de integrantes, entre los que se cuentan veteranos de la Segunda Guerra Mundial, de la Guerra de Vietnam, de la Guerra de Corea y de la Guerra del Golfo Pérsico. La VFW tiene a su cargo una serie de programas y persigue temas de importancia nacional para los veteranos. El grupo tiene su sede nacional en Kansas City, Missouri.

Hoy, durante el transcurso del día, Gore tiene programado viajar a Chicago para hablar frente a los asistentes a la versión número 38 de la Convención Nacional de la Hermandad de Sindicatos de Carpinteros (United Brotherhood of Carpenters Union, UBC). Allí, se referirá a sus planes para lograr que la actual prosperidad de la nación beneficie a todos, no sólo a unos pocos. La UBC tiene más de 400,000 miembros en sindicatos afiliados de toda Norteamérica. Además de los carpinteros, la UBC representa a los fabricantes de marcos residenciales, laminadores, martinetes, ebanistas, fabricantes de pisos y trabajadores del asbesto y abatimiento.

Regrese a la Portada