August 24, 2001

Comentario

Fox y su Cruzada por un México Limpio

Por Lourdes Davis

Cuando el Presidente de México, Vicente Fox, anunció el inicio de una "cruzada por un México limpio" muy pocas personas le dieron importancia a su mensaje y parece que sólo uno de los canales de televisión presentó un segmento de aproximadamente 15 segundos en las noticias nocturnas.

Lo anterior quizás se deba al hecho de que el Presidente no especificó exactamente los objetivos de su cruzada. Fox habló de la necesidad de reciclar diversos materiales y ahí se quedó su iniciativa. No detalló claramente qué labores hacen o piensan hacer las personas encargadas de su bien intencionada cruzada.

Si esta cruzada tiene sólo por objeto el iniciar una campaña de reciclaje, entonces su campaña no es algo nuevo. En México ya tiene mucho tiempo que existen lugares en los que se compra papel, vidrio y latas de aluminio que son reciclados y usados nuevamente de una u otra manera.

Si la "cruzada por un México limpio" tiene por objeto principal, limpiar las calles de México, entonces la campaña de Fox debe de tener mérito. A México se le puede llamar un país bello, amable y economicamente pobre. Pero también le podemos llamar un país verdaderamente sucio en donde sólo limpian "donde ve la suegra".

Las calles de Reforma, el interior de las Lomas de Chapultepec, Polanco, Los Jardines del Pedregal de San Angel y algunas partes de la nueva zona de Santa Fe se mantienen relativamente limpias. Pero el resto del Distrito Federal y sus alrededores tienen la apariencia de un verdadero basurero municipal.

Es difícil encontrar botes de basura públicos. Los botes de basura que dificilmente se encuentran en las calles del D.F. tienen que ser asegurados fuertemente en alguna esquina para que no sean robados por algún ciudadano que decida llevárselo a su casa o que quiera venderlo en algún tianguis.

Inclusive los famosos canales de Xochimilco son un verdadero basurero. Las laderas de los canales parecen basureros municipales. Los lancheros ofrecen a los turistas refrescos y cervezas cuyas corcholatas son depositadas en las aguas de los canales, ante la sorpresa de muchos turistas.

El Presidente Vicente Fox necesita además de su "Cruzada por un México limpio", una "cruzada de educación masiva" para que la población entienda que hay una diferencia muy grande entre la pobreza y la suciedad.

Sin lugar a duda y aunque nadie quiera aceptarlo, en este momento los adjetivos "pobre y sucio" facilmente pueden describir a México. Esta es la imagen que está proyectando México al exterior. El pensar que los turistas que visitan la Capital sólo ven la "zona rosa", es una idea equivocada.

México es un país relativamente pobre que debe de luchar por salirse de la inmundicia. Así que sin temor y sin titubeos le debemos recordar a Vicente Fox que queremos un México limpio. Todo México debe de ser un lugar limpio, no sólo la calle de Reforma o los alrededores a la Casa de los Pinos.

De este modo, si el Presidente Fox realmente desea un México limpio, va a necesitar que su cruzada incluya una gran dosis de persuación masiva, para que logre la cooperación de todos y cada uno de los mexicanos. El tener un México limpio es una labor colectiva que implica civismo y respeto por el país.

Ms Davis is an educator in Indiana, a frequent contributor to La Prensa San Diego and a writer for mexico.com.

E-mail comments Regresar a la Portada