August 22, 2003

La gran dama del cine Español Concha Velasco regresa a la pantalla de los Estados Unidos con Km. 0

Por Jose Daniel Bort

Es recordada por su actuación en más de ciento treinta películas, pasando por la chica “yeye” (donde la llamaban Conchita) hasta su rebautizo en la pantalla, donde era simplemente Concha. A pesar de su intachable carrera, muchos en los Estados Unidos no se han familiarizado con la exuberante belleza de esta consagrada actriz.

La razón es sencilla: Concha Velasco le apostó la vida a su tierra, y aunque ha trabajado en Italia y Argentina, la mayor parte de su vida la ha realizado en Madrid, de donde sale su último estreno, Km. 0, que se estrena esta semana.

“Mi familia es la razón por la que me he quedado en España” dijo Concha, en perfecto Castizo. “No puedo vivir sin el contacto con mi hijo, mis primos, mis tíos, que para eso es que uno vive, para acompañar a los que están contigo”.

Concha nació en la ciudad de Valladolid de la provincia de Castilla el veintinueve de noviembre de 1939. De niña fue llevada a Marruecos, donde estudió danza y ballet, pero sin embargo, su ambición por las tablas la llevó desde adolescente a los escenarios madrileños. Después de pequeños papeles, su prueba de fuego le llegó gracias a la“retirada” de los escenarios de Nathi Mistral, a quien sustituyó siendo muy joven.

“Esa fue la primera gran lección de mi carrera. Como dicen: ‘A rey muerto, rey puesto’. Una vez que despidieron a Mistral y le pidieron que no se fuera, me recibieron con una ovación similar. Nadie es indispensable en este mundo del espectáculo”, comentó divertida Velasco.

No tiene una sola gota de ironía en su palabra. A casi cincuenta años de su carrera, solo tiene elogios para esta profesión, la cual la ha visto subir y bajar como la espuma muchas veces.

“Los advenedizos desaparecen de esta profesión enseguida. Los verdaderos artistas nos apoyamos los unos a los otros con todo lo que tenemos, porque sabemos los peligros que esta profesión puede atañar a la vida personal de cada quien. Por eso no creo en celos profesionales, los que somos estamos aquí para toda la vida”, comentó Concha.

Su ídolo es Banderas. “Este hombre ha roto cuanta barrera se le ha puesto encima. Ahora mismo conquista Broadway. Es un ejemplo maravilloso del actor estudioso, que se abre camino por sí solo y le abre las puertas a los demas”, dijo Velasco.

“Aunque no ha estado solo. Antes que él muchos han bregado. Que Fernando Rey ya estaba haciendo la conexión francesa a principios de los setentas, y Paco Rabal trabajaba seguido con Buñuel y Fellini”, aseveró Concha.

Marga la escandalosa

En Km. 0, de Yolanda García Serrano y Juan Luis Iborra, Velasco liderea un elenco de catorce personajes, todos importantes para la trama. En ella personifica a Marga, una mujer madura que decide rentar a un gigoló para sus favores carnales, cuando descubre que quizá él mismo sea el hijo que perdió.

“La película causó sensación en España, porque nunca se había visto tan de frente y sin tapujos a una mujer madura comprando sexo. También la trama homosexual, abierta y sin rollos produjo mucho interés.

Km. 0 narra las vidas de un grupo de madrileños que se mezclan durante un día de calor de agosto en Madrid, produciendo un sin fin de situaciones en las relaciones de pareja.

“Fue una filmación difícil. Lo hicimos en mitad del invierno y teníamos que pretender que hacía todo este calor. Nos poníamos hielos en la boca para que no saliera el humito del frío”, comentó Concha.

Su gran pasión: El teatro

A pesar de haber hecho tantas películas, Concha nunca ha dejado de estar activa en las tablas. Inclusive, desde 1985, fundó su propia compañía de teatro con su esposo Francisco Marsó, con quien ha estado casada por veintiseis años.

Con el, han montado prácticamente todos los grandes clásicos del teatro, dándole la oportunidad a Concha de representar personajes indómitos, desde Lady Macbeth y la Celestina hasta doña Inés.

“El que hago ahora es muy especial para mí. Es una obra basada en un personaje obscuro del Don Juan, escrita por Antonio Gala, dramaturgo extraordinario con quien he hecho cinco obras. Es también especial porque estoy compartiendo la escena nada menos que con Nathi Mistral, a quien sustituí tan joven y con quien me entiendo estupendo en escena” expresó Velasco.

“Del teatro, ni hablar. Estaré montada hasta que me muera. Del cine te puedo decir que me estoy preparando con los directores de Km. 0 para trabajar como una actriz de teatro alcohólica (que no es autobiografico, te lo garantizo) , con Ana Belen y Leonor Watling, la actriz de ‘Hable con ella’ de Almodóvar”.

“Mi próximo sueño es conocer al público de los Estados Unidos. Cada vez que voy allá me fascina. He visto que la escena en Miami y Los Angeles está subiendo como la espuma. Me muero por montar una obra allá”.

Las posibilidades son infinitas para Concha Velasco.

Return to the Frontpage