August 19, 2005

Salvando al deporte local en Tijuana: Deportistas se oponen al futbol profesional en el centro deportivo CREA

Por Luis Alonso Pérez

“Hank entiende, el CREA no se vende” entonaban los más de cien usuarios del centro deportivo, que el pasado viernes 12 de agosto tomaron por cuarta ocasión las calles de la ciudad y la explanada del palacio municipal para manifestarse en contra de las remodelaciones que se están realizando en el CREA, con el fin de hospedar al nuevo equipo de futbol soccer profesional Club Tijuana.

La manifestación comenzó a las 8 de la mañana en las instalaciones del centro deportivo CREA. Desde ahí los deportistas inconformes marcharon por la zona Río hasta llegar al centro de gobierno municipal, donde eran esperados por Hugo Abel Castro Bojórquez, coordinador de delegaciones de Tijuana, y un grupo de policías que impidieron el paso de los manifestantes al interior del edificio.

Al no ser permitida su entrada, los manifestantes decidieron quitarse los tenis y “regalárselos” al Sr. Castro Bojórquez, ya que sienten que al permitir la entrada del equipo de futbol al CREA, se les habría robado uno de los pocos espacios reservados para el deporte, de manera que ya no tendrían uso para dicho calzado.

El grupo inconforme continuó coreando frases como “Hank entiende, el CREA no se vende”; “no somos delincuentes, somos deportistas” y “dos de agosto no se olvida” debido a los incidentes entre manifestantes y las autoridades.

Al terminar, regresaron descalzos a las instalaciones del CREA para continuar con sus planes.

La llegada del Club Tijuana y los problemas en el CREA

El pasado julio se anunció públicamente la llegada a Tijuana de un nuevo equipo de Primera División A llamado Club Tijuana. Solamente había un problema: no tenían donde jugar. De manera que el gobierno municipal asumió el compromiso de invertir alrededor de cinco millones de pesos para acondicionar las instalaciones del CREA, con el fin de que reúna los requisitos que exige la Federación Mexicana de Futbol.

Sin embargo el CREA no es un estadio, es un centro público de acondicionamiento deportivo y sus instalaciones no fueron diseñadas para funcionar como un estadio. Si se decide utilizar como estadio de futbol profesional, el congestionamiento vial ocasionaría muchísimos inconvenientes a los espectadores, a los usuarios y en particular a las ambulancias que necesiten acceder al hospital general de Tijuana, el cual se encuentra justo al otro lado de la calle.

Cuando los usuarios del CREA se percataron de que sus instalaciones serían remodeladas y utilizadas por la empresa Promotora Baja Deportes S.A. de C.V. dueños del equipo de futbol, decidieron manifestar su inconformidad y ponerse en acción para prevenir que se les quite un espacio que les pertenece y que una empresa particular comience a lucrar con un centro deportivo público.

La madrugada del 2 de agosto

El viernes 29 de julio, un grupo de alrededor de 35 deportistas usuarios del CREA comenzaron un maratón de resistencia civil pacífica en la pista de atletismo, para evitar que iniciaran las obras de remodelación. Por cuatro días seguidos los deportistas corrieron en relevos, día y noche sin parar, además acamparon dentro de las instalaciones deportivas.

Pero el 2 de agosto a la 1 de la madrugada, un comando de 100 elementos de la policía entró a las instalaciones del CREA poniendo fin a la manifestación pacífica para abrir las puertas y dejar pasar a la maquinaria de construcción.

Raymundo Ricárdez, un vocero de los usuarios del CREA estuvo presente cuando llegó la fuerza policial “era un grupo de esos que usan para los secuestradores o narcotraficantes, encapuchados, armados y con chalecos antibalas, destruyeron nuestras pancartas, empujaron a la gente y esculcaron todo, para ver si encontraban algo con que inculparnos” comentó. “Fue una ofensa muy grande contra los deportistas. Esperemos que nunca jamás, ningún gobierno, sea del partido que sea, se atreva a reprimir a los deportistas”, agregó.

Los ciudadanos manifiestan su inconformidad

Las principales quejas que el grupo inconforme manifestó fueron la forma en que se va a restringir al deporte popular a favor de una empresa particular, la venta de bebidas embriagantes, el impacto vial que va a provocar durante los partidos, la falta de transparencia del gobierno municipal en el proceso y sobre todo “la represión de la que fuimos objeto el 2 de agosto” comentó Ricárdez “esto ha llegado a un clima de intolerancia en Tijuana” agregó “Este gobierno es el mas intransigente que hemos visto en muchos años”.

Para usuarios como Marco Romero, lo que más le molestó fue que no se consultó a la ciudadanía sobre el uso que planeaban dar a las instalaciones públicas y como muchos, opina que este es un capricho del presidente municipal, Jorge Hank.

La señora Larissa Espolano, usuaria desde 1986, comentó que el CREA es, y ha sido un semillero de los mejores atletas del la región y del país. “Es un espacio por el que se ha luchado desde hace mucho tiempo y no debe venderse al mejor postor”.

“El futbol profesional es más que un deporte, es un negocio, es un espectáculo que como consecuencia trae la venta de mercancías y de bebidas alcohólicas” comentó Raymundo Ricárdez. “Al futbol profesional lo queremos, pero no en esa área, no es el área adecuada. Esto es un capricho del alcalde y nosotros lo vemos como un acto de autoritarismo tremendo. Cuando nos hemos entrevistado con ellos nos dicen: “Esto se va a hacer porque se va a hacer y ya les dijimos que se va a hacer”.

A pesar de las quejas, manifestaciones pacíficas y marchas hacia el palacio municipal, la decisión ya fue tomada, el equipo jugará en el CREA.

El Club Tijuana lleva ya tres partidos jugados como visitante y el sábado 27 de agosto jugará su primer partido en casa. Sin embargo los deportistas inconformes continúan con su lucha y se mantienen firmes con sus cartelones que dicen: “Aunque usted no lo crea, salvaremos el CREA”.

Return to the Frontpage