August 16 2002

¡Emotiva Noche de Mariachis en San Diego!

Todo un éxito Tradicional Festival «Viva el Mariachi»

Por America Barcelo Feldman

El pasado domingo 11 de Agosto el cielo del Condado de San Diego se llenó de alegres melodías a ritmo de Mariachi. Con gran éxito, el ya tradicional evento anual denominado “Viva el Mariachi” , llevó acabo su cuarta edición en el foro del Navy Pier en el corazón del centro de esta ciudad.

En un escenario ubicado en la bahía, teniendo como fondo el iluminado oceano frente al embarcadero de Sea Port Village, el emotivo evento cautivó y llenó de alegría a cientos de San Dieguinos amantes de la música mexicana, conformado no sólo por mexicanos, sino también por personas de origen anglosajón y de diferentes culturas. Quienes gozaron de la máxima expresión de la música tradicional mexicana, la más popular y reconocida en todo el mundo... “Los mariachis”. En este evento participaron diversos grupos como: el Mariachi Femenil las Adelitas, el Mariachi Campanas de América, provenientes del estado de Texas, y además diversos grupos de mariachis de las escuelas del condado de San Diego. Teniendo como invitado especial, al renombrado y mundialmente famoso Mariachi Vargas de Tecalitlán, quienes junto con la Orquesta Sinfónica de San Diego brindaron un incomparable concierto a los asistentes.

El festival de Viva el Mariachi comenzó al filo de las 4 de la tarde con la participación de los grupos de jóvenes estudiantes de High School de escuelas de todo el Condado, quienes demostraron el cariño por la tradicional música mexicana, todos ataviados con los trajes típicos de charros llenos de multicolor resultando su participación el excelente aperitivo del magno concierto, el cual dio inicio en punto de las 6 de la tarde cuando aparecieron en el escenario las integrantes del Mariachi Femenil Las Adelitas, quienes lograron hacer que el público encendiera sus emociones y comenzara a entonar las música tradicional mexicana. Ya en marcha continuó el conjunto Texano de Campanas de América quienes siguieron interpretando los temas más tradicionales y populares de la música mexicana, llenando a cada uno de los asistentes de alegría y regocijo.

Ya cerca de las 8:30 de la noche hicieron su entrada al escenario dos grandes de la musica: el afamado Mariachi Vargas de Tecalitlán y la Orquesta Sinfónica de San Diego, quienes con gran maestría se acoplaron con especial arte en cada una de los acordes y notas de las más tradicionales melodías mexicanas. La orquesta Sinfónica de San Diego fue dirigida por el director invitado Eduardo Pesqueira quien se acopló maravillosamente con el director musical de la agrupacion mexicana Don Pepe Martinez. Ambos conjuntos integrados por músicos profesionales dieron muestra de su talento y destreza.

El bello y armonioso recorrido musical de este clásico concierto, comenzó con melo-días a rítmo de huapango, seguidas por canciones románticas populares como “Por Amor”, pasando por los alegres sones como el popular “Son de la negra” que logró hacer explotar de júbilo los ánimos de todos los asistentes, quienes se pusieron a zapatear y cantar al rítmo de la alegre música, haciendo que cada uno de los músicos se luciera en su manera de interpretar, y la gente jubilosa no paraba de aplaudir y ovacionar cada acorde escuchado. Unidos magistralmente en un sólo sonido armonioso todos y cada uno de los instrumentos de la orquesta sinfónica junto con los 12 elementos que conforman el mariachi: guitarra, guitarrón, arpa, violines y trompetas, constituyeron un espectáculo fuera de serie, pues lograron cautivar al público con sus interpretaciones, sino que tocaron las más sensibles partes del corazón de los asistentes, haciéndolos sentir con cada nota la nostalgia entrañable por la madre tierra… México. Entonando las piezas más típicas y famosas como: Mexico lindo, Amorcito corazon, Que te ha dado esa mujer, La Vickina, y Guadalajara entre otras.

En este recital la gente no solo escuchó el amor puesto en cada nota ejectada, sino también pudo ver y sentir el sentimiento que cada músico imprimió en su trabajo, pues el escenario contó con dos pantallas gigantes que no perdió detalle de cada uno de los movimientos de los integrantes de estos grupos. Al terminar la intervención de la Orquesta Sinfónica de San Diego se dio paso a la parte final del espectáculo donde los integrantes del Vargas de Tecalitlán, tocó con gran estilo y entrega hacia su público, que siguió con sus palmas cada ritmo. El concierto finalizó con la participación de los tres mariachis, juntos en el escenario: Mariachi Vargas de Tecalitlán, Campanas de América, Mariachi Femenil Las Adelitas y el Mariachi Azteca de la Montgomery, dieron los acordes finales de la noche.

Resultando un fenomenal y único concierto que dejó al público más que saciado y emocionado, en un espectáculo donde no sólo se entregaron los músicos sino toda la gente que no dejaba de demostrar su agradecimiento, reconociendo el talento de los principales protagonistas de esta maravillosa noche, puesto que este festival no solo dejó huella en el corazón de los sandieguinos sino también en los mismos músicos quienes expresaron su sentir: “Yo estoy realmente satisfecho por la entrega de toda la gente aquí, esta noche; esto es lo que nos llena de alegría y nos da fuerza”, reconoció el manager de la agruacion mexicana Federico Torres, quien pertenece al Mariachi desde hace 38 años. Luego agregó: “A pesar de que no tuvimos suficiente tiempo de ensayar con la orquesta, sólo lo hicimos un día; creo que logramos un buen resultado pues a la gente le gustó y eso es lo que cuenta”.

Pero no solo los integrantes del Mariachi Vargas sintieron esta entrega sino también los jovenes talentosos de las agrupaciones invitadas puedo constatar esta entrega de la gente de éste Condado. Al respecto el señor Juan Ortiz representante de la joven agrupacion texana Campanas de América expresó: “Al llegar aquí, nos enteramos del prestigio de este evento… y que la gente tenía grandes espectativas de este festival; fue por eso que los muchachos salieron a dar todo en sus interpretaciones, que me llenaron de orgullo. Y ahora nos vamos con un agradable sabor de boca de este evento…..algo que voy a transmitir en nuestra tierra, para seguir alentando a todos los jovenes a quienes guío en ésta carrera e instruyo en nuestra música. Esperamos que nos vuelvan a invitar el próximo año”.

Y no sólo la voz de la experiencia dio su punto de vista, sino que la nueva generación del popular conjunto de Tecalitlán Jalisco, pudo constatar el júbilo del público californiano. “Aunque al principio me sentí muy nervioso, al escuchar los aplausos y ver a la gente tan motivada, me hicieron concentrarme desde los primeros acordes y puede tocar con todo mi sentimiento”, expresó Alberto Alfaro, uno de los nuevos elementos del reconocido conjunto, quien además agregó: “Me siento feliz y muy contento y agradecido con la gente de aquí; fue un privilegio trabajar en este escenario”.

Y este es sin duda, un gran mérito para el público sandieguino, pues si hay algun conjunto que sepa valorar al público son precisamente los integrantes del más famoso y reconocido mariachi a nivel mundial, pues a lo largo de sus casi 105 años de existencia todas y cada una de las generaciones de músicos que han formado parte del original Mariachi Vargas de Tecatitlan, han pisado cientos de escenarios de muchas partes del mundo desde Europa, Asia, lejano Oriente y todo el continente Americano, acompa-ñando a las más importantes figuras de la música. Son por ello un sello de garantía donde quiera que se presentan, pues dan muestra de su profesionalismo y entrega en cada lugar donde se presentan. Y por supuesto, que la gente que acudió a este Festival pudo reconocer esto inmediatemente y no pudo evitar entregarse y emocionarse con este singular concierto.

Aunque fue la primera vez que en San Diego se presentó con esta especial actuación con la unión de la Orquesta Sinfónica y Mariachi, para el conjunto mexicano no es la primera vez, pues ya antes habían trabajado con sinfónicas. Siendo su debut hace 20 años en Texas, además de contar con dos discos grabados donde han logrado fundir sus sonidos, dando al rítmo netamente mexicano un sabor de música clásica. Y es esto quizá lo que más cautivó a los asistentes de este evento.

Sin embargo, la agrupación no dejó de reconocer el profesionalismo de los integrantes de la Sinfónica de este Condado, pues significa para ellos un gran placer siempre que pueden unir sus esfuerzos con otros profesionales… “Es un orgullo para nosotros venir y tocar con tan grandes profesionales y excelentes musicos”, continuó el señor Torres. “No es extraño para nosotros que los extranjeros puedan identificarse e interpretar tan bien nuestra música, pues a lo largo de mi carrera he podido comprobar como hay muchas personas de diferentes países que aman y sienten nuestra música, y eso simplemente nos hace sentir muy orgullosos, y nos hace entregarnos más”. Y no solo se refirió a los músicos con quienes compartió escenario, sino a muchos de los asistentes que son originarios de diversas partes del mundo, pero que con su entrega y reconocimiento los impulsó a hacer de esta noche una de las más hermosas que ha vivido nuestra ciudad.

Y es que este festival fue una muestra del amor y reconoci-miento a la música del pueblo mexicano, pues cada uno de los presentes, llámese espectadores, músicos experimentados y los nuevos talentos, expresaron su sentir en un sólo lenguaje, entregándose en cada acorde tocado, en cada nota entonada, en cada aplauso y ovación… viviendo una noche inolvidable de música tradicional y clásica mexicana… Y a la que todas las voces parecieron, al final, unirse y gritar: “Y que Viva el Mariachi… si señor!!!”.

Return to the Frontpage