August 15, 2003

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por German Velasco

Cuando hay que elegir entre comer y pagar la cuenta eléctrica

Somos muchos los hispanos que no conocemos la ayuda que tenemos disponible, pasamos momentos muy difíciles para después enterarnos de que existía ayuda que pudo haber salvado esos momentos en que sentimos que el agua llegaba hasta el cuello y que nada parecía tener solución.

Familias numerosas, padres sin trabajo, madres solas, gente con trabajo pero a quienes no les alcanza para cubrir las cuentas, y muchos casos más, son historias de gente a quien  bien le haría tener el refrigerador lleno. Sin embargo, la ironía es que mucha gente en esas situaciones criticas, podría tener su refrigerador con comida sin endeudarse un centavo más y no lo sabe.

La primera buena noticia es que esa ayuda si existe y que usted, puede calificar y ni siquiera lo había imaginado. Primero quitemos del camino algunas ideas falsas que hemos escuchado, haciendo las siguientes aclaraciones.

Los Cupones para Alimentos (Food Stamps) pueden ser solicitados por gente que tiene trabajo, no son solamente para  quienes se encuentran en “welfare”. Son para gente trabajadora que necesita suplir su ingreso; en otras palabras, los Cupones para Comida o Food Stamps son  para aquellos que no saben si pagar la luz y el agua o ir al mercado a comprar comida.

Recibir Cupones para Alimentos no afectará sus relaciones con Inmigración, no le afectara  una futura solicitud de ciudadanía, no le quitara sus estatus de residente y finalmente no lo situarán en la categoría de “Carga Pública”.

Estos cupones  se cambian estrictamente por comida. Usted también puede obtener ayuda para aprender más acerca de cómo elegir alimentos sanos para su familia.

Un adulto solo, o una familia, con ingresos insuficientes puede acceder a Cupones para Comida. Dentro de una misma familia, puede haber unos que califiquen para recibir este beneficio y otros no. Millones de familias trabajadoras reciben estos cupones como el complemento ideal para sus obligaciones, usted puede ser uno de ellos, pero necesita hacer una  llamada telefónica.

Habiendo quedado claro y bien establecido que usted, o alguien en su familia, puede calificar para este beneficio que ofrece el Gobierno del país, veamos cómo y donde debe ir usted a encontrarlo.

Todo hispano necesitado puede ir a una agencia estatal en su región o simplemente llamar a su línea de ayuda 1-800 -473-3003.  No hay nada que perder, ahí verá si usted puede o no beneficiarse.

Aunque esté trabajando puede que sea elegible para recibir beneficios. Esta ayuda del gobierno puede ser el apoyo que necesita para proveerse usted y su familia.

Otra buena noticia es que  una nueva reforma en la ley permite que desde Abril del 2003, los inmigrantes que han vivido 5 años en estatus legal-permanente, sean elegibles para este beneficio. No olvide que hay muchas situaciones que hacen que la gente sea elegible para este beneficio, hay casos donde los hijos califican a pesar de que los padres no son elegibles, o los abuelos pueden calificar aunque los hijos no lo sean, vaya usted a explorar ese mundo de la ayuda social  del gobierno y vera que puede regresar a casa con un alivio grande que le quite esa preocupación constante y le deje dormir mejor en las noches. Buena suerte.

Return to the Frontpage