August 12, 2005

Se lee español

Las librerías que ofrecen libros en español en San Diego se están multiplicando

Por Pablo Jaime Sainz

Antes, Tomás Higuera tenía que cruzar la frontera a Tijuana para comprar libros en español en la Librería El Día. Pero desde que descubrió Casa del Libro, en Hillcrest, Higuera está feliz.

“Estoy adicto a los libros”, dice. “Ahora ya no tengo que manejar hasta Tijuana para encontrar libros de autores latinoamericanos. En verdad, que bueno que las librerías se den cuenta de que habemos muchos hispanos que preferimos leer en nuestra lengua materna”.

En San Diego existen varias librerías que se especializan en libros en español. No por nada, el número de editoriales estadounidenses que publica libros repletos de ‘ñ’ se ha duplicado en la última década.

Los espacios

Casa del Libro, en Hillcrest, es una de las librerías en San Diego que ofrecen un amplio surtido de libros en español.

“Abrir una librería de libros en español fue una cosa muy natural para mí”, afirma Marta Luisa Sclar, una de las propietarias de Casa del Libro. “Trabajé por más de 20 años como bibliotecaria en San Ysidro y en Logan Heights. Abrimos la librería porque vimos la necesidad de la comunidad hispana en el condado”.


Jose Figueroa de Librería Latinoamericana.

Y el público, dice Sclar, ha respondido.

“La gente que viene a la librería nos dice que les da mucho gusto encontrar una librería en español”, comenta. “Es un momento muy especial para nosotros”.

Edgardo Moctezuma, dueño de Moctezuma Books & Gallery, en Chula Vista, abrió su librería hace más de cinco años.

Además de vender libros, Moctezuma Books tiene un espacio para el arte de pintores hispanos.

“Creo que la lectura se complementa con la pintura”, dice.

Librería Latinoamericana, también en Chula Vista, es otro espacio donde los amantes de Carlos Fuentes y Octavio Paz pueden llenarse de títulos en español.

“Aquí orientamos a las personas, las guiamos, les recomendamos libros y escritores”, asegura José Figueroa, propietario de Librería Latinoamericana.

No es negocio

La última vez que Ramona Duarte entró en una librería fue hace más de tres años, para comprar un libro del motivador mexicano Carlos Cuauhtémoc Sánchez.

“Es que los libros me dan flojera”, indica la residente de Chula Vista. “Pero también es que no tengo mucho tiempo para leer. Esa vez compré ese libro porque me lo recomendaron unas amigas”.

Existen muchos latinos como Duarte: casi no leen. “La realidad es que la gente lee cada vez menos”, explica Moctezuma. “El libro en español en E.U. compite no sólo con el libro en inglés, sino que también compite con la televisión y los deportes”.

Sclar tiene una opinión similar a la de Moctezuma: “Son años difíciles para las librerías en general”, dice. “Ahora nadie regala libros. Nos gusta más estar viendo la televisión que leer”.

Figueroa, de Librería Latinoamericana, tiene conocidos que antes eran propietarios de sus propias librerías, pero que a falta de clientes, han tenido que cerrar.

“La verdad, esto ya no es negocio”, afirma. “Si quieres invertir en algo que te deje dinero, lo menos que debes hacer es abrir una librería”.

Fomentar la lectura

Aún así, los dueños de librería en español se mantienen firmes. Y es que, además de vender al público en general, un gran porcentaje de las ventas de las tres librerías se debe a que distribuyen libros a bibliotecas y escuelas.

Sclar, de Casa del Libro, piensa que para poder fomentar la lectura entre generaciones futuras, “hay que poner el ejemplo”.

“Los papás no le leen en voz alta a sus hijos”, afirma. “No existe una fuerte tradición de lectura entre los hispanos. Tenemos que cambiar eso.

“Aquí en Casa del Libro nos esforzamos por platicar con padres de familia para que lean más en sus casas. Es necesario que nuestros hijos nos vean leyendo. Tenemos que hacer cosas que nuestros padres nunca hicieron con nosotros”.

Y como parte de su esfuerzo para apoyar la lectura en los más jóvenes, Casa del Libro ha creado programas en conjunto con escuelas locales.

“En Casa del Libro no nada más vendemos libros”, dice Sclar. “Apoyamos a la comunidad. Estamos trabajando con los maestros para fomentar la lectura entre los niños. Estamos haciendo lectores, porque una vez que al niño le gusten los libros, nunca se va a alejar de la escuela”.

Las librerías

• Casa del Libro, 1735 University Ave., en Hillcrest, San Diego, CA. (619) 299-9331.

• Librería Latinoamericana, 539 W. H St., Chula Vista, CA, (619) 427-7867.

• Moctezuma Books & Gallery, 289 3rd. Ave., Chula Vista, CA, (619) 426-1226.

Return to the Frontpage