August 11, 2000


Alta tasa de embarazos entre adolescentes hispanas

Davis — La tasa de embarazos entre adolescentes latinas es casi cuatro veces más elevada que entre jovencitas anglosajonas. Esto motivó a asesores y colaboradores del club 4-H de Extensión Cooperativa de la Universidad de California a desarrollar el Proyecto de Prevención de Embarazos entre Adolescentes Latinas (Latina Teen Pregnancy Prevention Project) en el area de la Bahía. Este programa trata de identificar las mejores maneras de prevenir estos embarazos y ayudar a que los jóvenes latinos, tanto mujeres como varones, se esperen a estar mejor preparados económica y emocionalmente antes de ser padres.

De cada mil adolescentes anglosajonas, 30 quedan embarazadas y dan a luz. Entre la población de origen asiático y de las islas del pacífico, la cifra es de 23 por cada mil, mientras que entre los indios norteamericanos, el número de nacimientos es de 65 por cada mil y para la población afroamericana asciende a 78 por cada mil nacimientos. Al examinar la situación entre las latinas, de cada mil adolescentes latinas, 113 tienen un bebé.

Stephen Russell, especialista en desarrollo juvenil con la Universidad de California y Elizabeth Gong, coordinadora del proyecto, vienen analizando las recomendaciones que propone el Consejo Nacional de La Raza para la prevención eficaz de embarazos juveniles. Entre ellas se encuentra el que se involucre a la familia, especialmente si la madre adolescente vive con su familia; se reconozca y responda con sensibilidad a valores culturales respecto al papel del hombre y de la mujer; se enfatice la educación escolar y se brinde apoyo para alcanzar las metas. También se recomienda que se tengan estrategias específicas para establecer contacto con los varones jóvenes y se involucre a la pareja de la muchacha o al padre del bebé.

Resultados preliminares del estudio indican que la mejor forma de prevenir embarazos entre adolescentes varía de un grupo cultural a otro y aún dentro del mismo grupo.

Los resultados del estudio se compartirán con personal que trabaja en la prevención de embarazos para fortalecer la capacidad de las escuelas y agencias comunitarias de prevenir embarazos juveniles. Al concluir el estudio se elaborarán materiales educativos y se organizarán sesiones de entrenamiento.

Regrese a la Portada