August 10, 2001

Martnez Lleva Mensaje Sobre Organizaciones Religiosas y un Mayor Compromiso del Gobierno Federal a las Colonias de Texas y Nuevo México

El Paso, Texas — Durante su gira por comunidades empobrecidas en Texas y Nuevo México, Mel Martínez, Secretario del Departamento de Vivienda y desarrollo Urbano de EE.UU. declaró hoy que el gobierno de Bush está decidido a mejorar las condiciones de la vivienda de las familias que habitan las colonias Martínez es el primer miembro del gabinete de Bush que visita la zona.

Martínez también dió a conocer un subsidio de $500.00 para proporcionar sistemas de agua corriente y alcantarillado a miles de familias que viven en Colonias Anthony, en Nuevo Mexico. Más de 6,000 familias carecen de agua corriente y alcantarillado en esta comunidad fronteriza.

"Hoy estoy aquí para escuchar, aprender y traerles algo de esperanza", declaró Martinez. "No he de olvidar el compromiso que adquirimos aquí hoy y regresaré para asegurarme que se ha cum-plido".

El subsidio también se utilizará para un centro comunitario de tecnología, que ayudará a capacitar trabajadores que han perdido sus empleos debido a que una fábrica local abandonó el lugar. Situados a unas 20 millas de El Paso, los residentes de Anthony ahora podrán adquirir préstamos a bajo interés para viviendas y conexiones con servicios públicos, lo que les proporcionará servicios de agua corriente y alcantarillado.

Martínez señaló asimismo que se entregarán 500 computadoras a organizaciones sin fines lucrativos a lo largo de la frontera con México. Estas computadoras proporcionarán a las familias de muy bajos recursos de las colonias acceso al Internet, y contribuirá a las actividades de capacitación en varios centros tecnológicos comunitarios de la región.

HUD también está ayudando a las Hermanas de la Caridad, a contruir viviendas económicas para los residentes de las Colonias Tierra Madre, de Nuevo México. Utilizando técnicas y materiales tradicionales, HUD y esta organización religiosa están expandiendo las oportunidades de poseer casa propia para los residentes que antes tenían muy pocas esperanzas de poder hacerlo.

"El Presidente ha prometido fortalecer los lazos federales con organizaciones religiosas", dijo Martinez. "Y las hermanas de la Caridad son exactamente lo que el Presidente tenía en mente cuando señaló que la fé funciona. En sociedad con ellas, traeremos vida nueva a estas comunidades. El gobierno debe hacer todo lo posible por ayudar a organizaciones religiosas como las Hermanas de la Caridad, que están en la mejor posición para proporcionar servicios críticos a la comunidad".

Anteriormente, el Presidente Bush creó la Oficina de la Casa Blanca para Iniciativas Religiosas y Comunitarias e indicó a cinco agencias federales, entre ellas HUD, que establecieran sus propias oficinas para identificar y eliminar obstáculos regulatorios, contractuales o de otro tipo a la participación de grupos religiosos en la entrega de servicios sociales.

Por intermedio del programa Self-Help Homeownership Opportunities (SHOP), cuyo presupuesto para el año fiscal 2002 el Presidente Bush propuso triplicar de $22 millones de dólares a $66 millones, HUD asistirá a las Hermanas de la Caridad a construir lo que se conoce como "casas de fardos de paja". Este método indígena ofrece viviendas económicas, fáciles de construir y muy eficientes en cuanto a energía, que son más resistentes al fuego y al viento que la mayoría de las casas con base de madera. Los futuros dueños de casa contribuyen la mano de obra para la construcción de la vivienda, con lo que esta empresa es verdaderamente comunitaria.

El mes pasado, HUD también dió a conocer dos proyectos piloto en Texas para dar a los residentes de las colonias mayores oportunidades para poseer casa propia, a través de Cuentas Individuales para el desarrollo, o IDAs. Estas IDAs funcionan en forma parecida a las Cuentas Individuales de Jubilación, en que los ahorros de la familia son igualados por el gobierno. Martínez visitó las Colonias Palmeras, en Nuevo México, donde IDAs ya están ayudando a familias a ahorrar con vistas a la compra de una casa, para la educación o para iniciar un pequeño negocio.

Las Colonias son grupos de familias extremadamente pobres en tierras que no tienen valor agrícola, y que se encuentran a lo largo de la frontera entre Texas y México, aunque también se las encuentra en Nuevo México, Arizona y California. Texas cuenta con unas 1400 colonias, en las que viven casi 400,000 personas, en su mayoría hispanos. Un 64,4 por ciento de todos los residentes y el 85 por ciento de los menores de 18 años son nacidos en Estados Unidos.

Una colonia típica es una subdivisión sin incorporación en las que normalmente se encuentran casas inseguras y faltas de higiene, caminos sin pavimentar, sistemas inadecuados para la eliminación de aguas negras y, en caso de contar con agua, ésta no es pura. Las ciudades se muestran renuentes a anexar las colonias, porque los residentes no quieren compartir la carga financiera que significa proporcionar servicios a los residente de las mismas. Las compañías dedicadas a la urbanización dividen la tierra en lotes pequeños, incluyen casi nada de infraestructura y luego se los venden a personas de bajos ingresos que buscan casas económicas. A menudo la gente compra los lotes por medio de contratos que no les entregan el título de propiedad hasta que no han hecho el último pago.

Regresar a la Portada