August 9 2002

Reseña de la Pelicula

“Lucia y el Sexo”

Por Claudia Hernández

Sin duda el equilibrio y la armonía en un ser humano determina el curso de su desarrollo como tal, no obstante, el mantener la congruencia temporal y espacial a través de nuestros actos es sin duda una perenne lucha a lo largo de nuestra vida. De dicha batalla, por conseguir satisfacciones desprendidas de nuestro ejercicio como seres pensantes surge el arte, el cual para expresar lo que la inspiración crea, hecha mano de herramientas que en conjunto con la razón, nos permitan digerir el ingenio y nos permitan transformarlo en algo visual, sonoro o tangible.


Paz Vega stars as Lucia in "Sex & Lucia"

Así pues, el genio de Julio Medem, director español, nos muestra iconográficamente la majestuosidad de lo que puede ser la aproximación a la inspiración y cabe mencionar que el producto de esta pretenciosa cercanía a lo abstracto es sencillamente deleitante. De ésta manera, Meden nos regala un maravilloso filme, el cual no sólo simboliza la búsqueda del equilibrio del propio autor, ya que después de finalizar “Los Amantes del Círculo Polar”, la cuarta película de Julio, su genio necesita una historia un tanto menos trágica, surgiendo así el tono con el que se pintarían las imágenes de “Lucía y el sexo”, su quinto filme.

Así pues, “Lucía y el Sexo” representa el renacimiento no sólo de su creador sino de la metáfora y el simbolísmo a través de la imagen. Dicha película, no sólo recurre al erotísmo para confirmar las letras que la titula, sino para materializar la idea del sexo en sí, a través de dos excelentes y muy pensados personajes; Lucía (Paz Vega) y Lorenzo (Tristán Ulloa) lector y escritor respectivamente dentro de la película, son quienes vienen a completar la maravillosa, mágica y surrealista historia. De esta manera, “Lucía y el Sexo”, no sólo es una película con escenas cargadas de pasión, sino también es un filme con un alto grado de razón y ejercicio de ella; es una proyección en la que se consagra no sólo su creador sino los personajes mismos, al confabularse la búsqueda constante de aleph a través de los pretextos: Lorenzo consagra a las leyes como su medio de sobre-vivencia, Lucía determina su latir a través del ritmo de las novelas de Lorenzo y Julio Medem respira cada vez que ve como la espuma marina, mientras filma, va lavando su sombra, dejándola cada vez un poco más joven y un poco menos vieja.

Sin duda, “Lucía y el Sexo” es la proyección sabia de un sencillo y trivial secreto el cual nos enseña que la vida es muerte y el principio es fin. Medem, logra plasmar por medio de cada escena una conciencia artística de genio desmedido. Loenzo, por su parte, nos muestra el dilema de vivir en el pequeño inmenso cosmos que ofrecen las letras, las cuales en ocasiones son más rápidas que la cordura o la conciencia, haciéndonos presa de un perenne y deleitante dilema: saber vivir dentro y fuera de sí mismo, para no perderse en la magia de la tinta y en las curvas del ingenio.

Lucía, a cambio, nos regala la idolatría en su mejor conducto: el sexo. Erótica, pero siempre enamorado de la idea, de la trayectoria y del final de su pretexto, el amor, Lucía termina la posibilidad que le llevará a conocer a su máximo amor no sólo a través de otros, sino que se atreve a vivir junto con Lorenzo, las páginas que generan ese otro personaje que provoca las historias, el escritor mismo.

“Lucía y el Sexo”, nos ofrece en sí misma y luego en palabras la posibilidad de cambiar el rumbo de tu historia; Lorenzo lo escribe así: “Para cambiarte el rumbo, si me dejas, si me das tiempo”.

“Lucía y el Sexo”, es sin lugar a duda la consagración de la fantasía en esencia y de la realidad en evidencia. Esta película es el motor flotante que empuja a conocer el mar de imaginación que empapa a nuestra conciencia creadora. Nos dice que debemos darnos la oportunidad de no morir sin haber ocupado antes una cripta, vive y nunca te cierres la posibilidad que tu eres el único que decide tu curso y el único que puede truncarlo prematuramente. Recuerda que ningún pretexto vale más que tú mismo y que el mundo está lleno de ellos pero tu estarás pleno de tí. Decide tu viaje...

“Lucía y el Sexo” es una producción de SO GECINE realizada por Alicia Produce y ha sido rodada en 12 semanas. En este filme participan también: Najwa Nimri, Daniel Freire, Elena Anaya, Silvia Llanos, Javier Cámara, Diana Suárez, Juan Fernández, Arsenio León y Javier Coromina.

Cabe mencionar que ésta película ha sido nominada doce veces al premio Goya, de las cuales obtuvo dos: una, a la de mejor actriz (Paz Vega) y la otra por mejor banda sonora (Alberto Iglesias).

Indudablemente, un filme que no puede dejar de verse. “Lucía y el Sexo” es proyectada en Hillcrest Cinemas, el cual está ubicado en el 3965 de la Calle 5ta. Para mayores infor-mes comunicarse al (619) 299-2100.

Return to the Frontpage