August 6, 2004

Cambiando estrategias

Tom Cruise busca los mejores personajes en el tercer acto de su carrera

By Jose Daniel Bort

El actor Tom Cruise ha sido “el muchacho de la película” desde que estrenó Top Gun en 1986. Con la excepción de Magnolia (una película sin protagonista aparente), Cruise ha tenido el personaje principal en cada una de las 23 películas en las que ha participado. Todo esto cambia en “Collateral”, su nuevo estreno, dirigida por el cineasta Michael Mann.

Durante los ochenta, Cruise sirvió de “acompañante” a Paúl Newman en “El color del dinero” y Dustin Hoffman por “Rain Man”. Ambos actores ganaron el Oscar en sus años y la aprobación del público. Esta vez es el turno del actor con más películas sobre cien millones de dólares de recaudación en taquilla, quien se lleva el personaje más llamativo, el asesino en serie Vincent.

“No pienso en esos términos. Desde el principio de mi carrera hasta ahora, tan solo me considero una pieza más en el rompecabezas de una película. Trato de entender, en base a mi personaje, cual sería en mi interpreta-ción lo que puede servir para contar la historia de la forma más efectiva” exclamó Cruise.

Vincent llega al aeropuerto de Los Ángeles y se monta en el taxi de Max (Jamie Fox) durante una cálida noche en la sabana del suroeste Californiano. “La quinta economía del mundo y nadie es capaz de mantener una sólida relación huma-na”, las palabras salen presagiantes de la boca de Vincent, ya que al final de esa noche en la ciudad desaparecerían cinco personas claves en un juicio pendiente en la otra costa.

Para lograr su cometido, Vincent convence a Max que lo acompañe durante toda la noche, ofreciéndole el doble de lo que gana habitualmente. Lo que Max no sabe es que su vida cambiara completamente después de esa noche.

“Tengo el mismo traje puesto durante toda la película. Hicimos miles de pruebas para encontrar el traje ideal. También decidimos avejentar el personaje, con pelo y barba estilo “sal y pimienta”. De esta forma, al ser reconocido, se diría que Vincent es de mediana estatura, de mediana edad, con un traje gris y simple. No se puede ser más genérico, y esto lo ayuda en su misión”, explicó Cruise.

La conexión Latina

En lo que podría ser la primera vez, Collateral abre con un rap urbano en espa-ñol. Juntar esta melodía en la cara de Tom Cruise da un efecto muy peculiar, y la audiencia se pregunta qué clase de película es la que irán a ver. También una pequeña armada de perso-najes cortos pero significativos está presente, entre ellos el español Javier Bardem.

“Es inevitable. La diversi-dad de la ciudad está en todos lados. Los vecindarios eran blancos, luego latinos y ahora coreanos. Entre todas las canciones que tenía para identificar a la ciudad en el inicio, ésa me pareció la más significativa. Lo de Javier no necesita explicación, él es simplemente uno de los mejores actores de su generación en el mundo. Tenerlo en el elenco fue un privilegio” explicó el director Mann.

No hay tiempo para más nada

No le hablen de romance a Tom Cruise, por ahora. El actor no descansará durante todo el verano.

“No hay descanso para mí en este momento. Estoy promoviendo esta nueva película, preparando la tercera parte de “Misión impo-sible” y estamos en mitad de las grabaciones de “Elizabethtown” donde Orlando Bloom y Kirsten Dunst están haciendo unos personajes inolvidables”, explicó Cruise.

Uno de sus frecuentes colaboradores, Cameron Crowe (juntos hicieron “Jerry Maguire” y “Vanilla Ski”) dirige. Cruise ha paulatinamente cambiado su enfoque principal en la industria. Su compañía Cruise/Wagner Productions (junto a su antiguo agente y ahora socia Paula Wagner) tiene en diferentes etapas de producción ocho proyectos de primera envergadura en los próximos dos años.

“Yo siempre tengo los ojos y los oídos abiertos para ver lo que está en el mercado y que me interesa. Por eso estoy en esta película como actor. Pero en este momento hemos decidido que pode-mos ayudar varios proyectos excelentes que están a punto de empezar, así que estaré detrás de la cámara ocupado por algún tiempo” explicó el actor.

Detrás o delante de la cámara, Tom Cruise denota una profunda curiosidad por la experiencia humana y una disciplina difícil de superar en el competitivo mundo del cine profesional. El éxito no viene sin trabajo.

Return to the Frontpage