August 2 2002

Juan Diego, Nuevo Santo

Por Gilberto E. Chávez
Obispo Auxiliar de San Diego

El miércoles 31 de julio el Papa Juan Pablo II canonizó a Juan Diego en la Basílica de Guadalupe. Este evento es de suma importancia ya que es el primer nativo de este continente y primer evangelizador de América.

Su vida y su ministerio como laico ayudan a la conversión de tanto indígena en México. Según la historia se convirtieron alrededor de 8 millones de indígenas en los primeros años de la colonización por los españoles. Todos sabemos de las cinco apariciones de la Virgen de Guadalupe y cómo transformó al pueblo de México en un país católico.

En los últimos años se ha puesto en tela de juicio la vida de Juan Diego. En otras palabras, ¿quién es Juan Diego? Según los historiadores Juan Diego nació en 1474 en el pueblo de Cuauhtitlán, fue bautizado en 1524 y contrajo matrimonio religioso con María Lucía en 1526. El documento histórico Nican Mopohua escrito en Nahuatl por un laico, Antonio Valeriano entre 1545 y 1550 nos da el testimonio de las apariciones de la Virgen de Guadalupe a un mensajero devoto y humilde de la fe católica. Además un sobrino nieto de Juan Diego, Fernando de Alba Ixtlixóchitl escribió sobre las apariciones de la Virgen en el siglo XVII. En los archivos bautismales de la Iglesia franciscana de Cuauhtitlan en el 1587 se encuentra numerosas veces el nombre de Juan Diego. Este nombre es usado muy raras veces en otras parroquias y repetidos aquí para honrar al mensajero de la Virgen.

Los testimonios de los indígenas dados en 1666 en los documentos “Informaciones Jurídicas” confirman la tradición oral que Juan Diego era oriundo de Cuauhtitlan y el mensajero de la Virgen. Las tradiciones de los indígenas y las fiestas pre-hispánicas también afirman que Juan Diego vivió en esas tierras de Cuautitlan y fue el vidente de la Virgen.

Juan Diego recibió este nombre al ser bautizado por los Franciscanos y su nombre anterior fue Quauhtlilztactzin que significa el que habla como águila.

Juan Diego es importante por su profunda fe en Cristo y su iglesia, por su gran devoción a la Virgen de Guadalupe, Juan Diego nos demuestra su humildad, su cariño por la Virgen y su gran respeto por la autoridad de la Iglesia. Después de las apariciones se entrega totalmente a la Virgen de Guadalupe para cuidar su imagen y propagar el mensaje Guadalupano. Juan Diego es un evangelizador o mensajero dócil y humilde que une los valores de los indígenas con los de los españoles. El que une dos corrientes fuertes del momento para forjar una nueva civilización de fe, amor y paz.

Juan Diego, el mensajero de la Virgen, unió a dos mundos de esa época, la indígena de América y la Europea. Estas dos fuerzas son importantes para forjar el nuevo mexicano.

Su canonización sirve para avanzar el proceso de formar una nueva nación con los valores de ambas culturas. Esta elevación sirve para avanzar el proceso de formar una nueva nación con los valores de ambas culturas. Esta elevación de Juan Diego sirve de estímulo para apreciar los valores de los indígenas y tratarlos como personas dignas de respeto. Los indígenas deben ser tratados con fe, amor, paz y servicio. Todos los países están invitados a respetar la cultura indígena y desde este punto ayudarlos a desarrollar sus talentos respetando sus tradiciones y valores.

La cultura europea debe de respetar la cultura de los indígenas. La Virgen de Guadalupe ama a los pobres y Juan Diego también es el Santo de todo mexicano o descendientes de mexicanos, pero en especial es el defensor de los indígenas y de los pobres de este mundo.

Que el Santo Juan Diego sea la inspiración para mostrar y cambiar a México en un país más humano y más justo.

Return to the Frontpage