August 1, 2003

Los estrenos de esta semana

Tres comedias diferentes para todos los gustos

Por Jose Daniel Bort

American Wedding (Boda a la americana): ésta es la tercera parte de la saga de los “American Pie”, una colección de comedias sexuales que rescatan el estilo de la famosa “Porky’s” de los ochenta, donde una pandilla de adolescentes hacen de las suyas en su despertar hormonal. Ideal para aquellos que gustan de las comedias “picantes” donde hasta el más tonto se queda con un pedazo de ese “American Pie”.

En esta secuela (y probablemente la última) nuestro protagonista Jim (Jason Biggs) ha conseguido el amor de su vida y está dispuesto a casarse con Michelle (Allisson Hannigan). Mientras tanto, la pandilla de amigos están dispuestos a hacer de la fiesta de despedida de soltero de Jim sea la experiencia más divertida de sus vidas.

La segunda parte recaudó más de 200 millones de dólares globalmente. Se espera que esta secuela acapare mucho más.

Gigli: (Se pronuncia “Jeely”): nos viene esta película “diferente” protagonizada por Ben Affleck y Jennifer Lopez. Gigli (Affleck) es un muchacho común y corriente de California que se inventa un gran personaje como mafioso italiano gracias a que no se pierde un capítulo de las series en TV. Se consigue con Ricky (Jennifer), una muchacha poco común, que también tiene cosas que ocultar pero que no se intimida por los acontecimientos. Ricky tiene un par de lecciones que enseñarle a Gigli en base al amor y la comprensión en las relaciones de pareja.

Se reporta que ésta película ha tenido varios problemas en su lanzamiento. Será la prueba de fuego para estos dos actores que gracias a su romance han pasado a las grandes ligas en lo que a influencia y dinero se refiere en Hollywood.

Como punto importante, ésta película cuenta con las actuaciones estelares de dos leyendas del cine, Al Pacino y Christopher Walken, haciendo de personajes mafiosos. Parece que ellos se roban la película.

The secret lives of dentists (las vidas privadas de los dentistas), ésta comedia, tan divertida como su nombre lo indica, ha conseguido la aprobación del Festival internacional de Toronto de 2002, que fue donde se estrenó a nivel mundial.

La historia cuenta las peripecias de un matrimonio de dentistas, en donde la esposa decide montarle los cuernos al marido nada menos que con la competencia. El marido se pone histérico y decide tomar la justicia por su mano. Lo divertido es ver como un dentista se lanza a tan heroica hazaña.

Narrada en un estilo directo e informal, Las vidas privadas de los dentistas cuenta con las actuaciones estelares de dos muy buenos actores, Campbell Scott y Hope Davis.

Return to the Frontpage