April 30, 2004

Batallas entre minifaldas

“Mean Girls” asume la brutal presión estudiantil en clave de comedia

Por Jose Daniel Bort

Lindsay Lohan es la nueva Molly Ringwald. Después de su éxito con Freaky Friday el año pasado, la actriz pelirroja es la verdadera heredera de las trascendentes películas de adolescentes de los ochenta. Gracias a Mean Girls, Lohan se consolidará en el subconsciente de muchas quinceañeras como su nueva heroína en el cine.

Mean Girls es un clásico instantáneo que dará mucho que hablar tanto a jovencitas como a adultos. Escrito con perspicacia por la actriz y comediante Tina Fey (escritora jefe del programa Saturday Night Live), la historia ahonda en las estrategias del juego jerárquico de los adolescentes en el High School, las cuales son comparables solo con las guerras mundiales, las cruzadas o las conquistas únicas.

De hecho, la fuente de inspiración de Fey no es precisamente cómica, es el muy serio “Best Seller” Queen Bees and Wanna bees (abejas reinas y aspi-rantes), de la trabajadora social Rosalind Wiseman. Esta guía para los padres analiza la relación entre adolescentes como si fuera una colmena, donde todos tienen funciones bien específicas y una visión a rajatabla. Fey imaginó que la historia daba lugar a una incisiva comedia y se dió a la tarea de disectar su propia experiencia.

Lohan es Cady, quien acaba de llegar de Africa donde siempre estudio en la casa. La experiencia en el High School es completamente nueva para ella, y en su vida ella se iría a imaginar que habría tanta presión en tan solo sentarse en la cafetería, o con quien pasar el tiempo.

Sola y necesitada de amigos, Cady cede ante las presiones de dos grupos, Las “Plásticas” y los “Losers” (perdedores). Por supuesto, los “grupitos” tienen diferentes agendas, y Cady se ve acosada entre complots con llamadas de tercera personas (sin que ella supiese que la tercera persona esta escuchando la conversación), como vestirse los miercoles y, sobre todo, la completa destrucción de la “abeja reina”, la mimada y hermosa Regina George (Rachel Mc Adams).

Cady aprende en tiempo record, y más rapido que lo que ella puede controlar, se convierte en el resultado de su propio experimento y torna a ser la más horrible y brutal de todas en el High. Incluso empieza a sacar malas notas para llamar la atención del objeto de su atención, Aaron (Jonathan Bennett) al que Regina tiene acaparado para sí. Cady, cuya primera intención era ganarse la amistad de los grupitos, termina sola y temida, sin que ella se diera cuenta.

La historia es un maravilloso estudio social de los adolescentes con fabulosas actuaciones de las chicas buenas, las malas y los adultos alrededor. De hecho, habla tanto a adultos como a adolescentes, mujeres como a hombres, ya que la presión en el colegio la sintió todo aquel que pasó por él. Pocas veces se había comentado con tanto tino y detalle, así que ésta Mean Girls estará en las bocas de jóvenes y no tan jóvenes por mucho tiempo, recordando sus propias experiencias, y contando hasta la saciedad sobre aquella Mean Girl que todos y cada uno ha tenido.

Mean Girls
Actuada por: Lindsay Lohan, Tina Fey, Rachel Mc Adams
Dirigida por: Mark S. Waters
Clasificación: PG-13
Chiles: 4 ½ de 5

Return to the Frontpage