April 28, 2000


"La Otra Conquista"

Película de habla hispana ataca creencias religiosas de los Católicos

Por Emma Trujillo

La película de habla hispana La Otra Conquista, la cual está siendo promocionada como un drama épico "toma lugar en 1521 tras la Conquista Española de los Aztecas en México", cubre menos de un período de 10 años de la historia milenaria de México. El pequeño trozo de historia cubierto por La Otra Conquista difícilmente puede ser definido como "épico". Una más apropiada descripción sería llamar a la película un "prólogo", ya que termina donde lógicamente debería empezar.

La película da comienzo con escenas que muestran los resultados sangrientos de la masacre de los Indios Aztecas por los soldados Españoles bajo el mando de Hernán Cortés, haciendo creer a los espectadores que 508 Españoles fueron los responsables de haber matado 15,000 Aztecas. Cuando es un hecho que la ciudad Azteca de Tenochtitlán (Ahora Ciudad de México), con una población de aproximádamente 300,000 en aquel tiempo, fue la capital de un imperio de guerreros.

Miles de Indios de tribus vecinas eran llevados regularmente arriba de las pirámides, donde sacerdotes Aztecas literalmente les arrancaban sus corazones para agradar a sus dioses, los cuales demandaban continuos sacrificios humanos. Sin la alianza formada por las tribus de Indios vecinas, las cuales temían y odiaban a los Aztecas, Cortés y sus 508 soldados nunca hubieran podido causar tantas pérdidas de vidas al ejército Azteca, el cual estaba en el pináculo de su poder.

Siguiendo la escena de la brutalidad Española, con el correspondiente salvajismo Aztecas, los cinematógrafos incluyen una escena de una India virgen desnuda que le están arrancando el corazón en un sacrificio efectuado por un sacerdote Azteca. Numerosas escenas muestran desnudos, y otras escenas muestran desnudez gráfica total representando el acto de incesto entre hermano y hermana. La desnudez, el sexo y la sanguinaria violencia hacen esta película inaceptable para cualquier audiencia, pero especialmente para los Católicos.

A lo largo de la película, una estatua de la Virgen María de tamaño natural con una sonrisa seductora y de aspecto Europeo, con cabello rubio que parece haber sido maltratado con decolorante, continuamente la ponen la quitan. En una ocasión, en una escena representando un sueño, María deja caer la estatua del niño Jesús que trae en brazos. En otra escena muestra la estatua de María tomando el lugar de la estatua de piedra de Tonantzin, la diosa madre Azteca, después de que los Españoles la tumbaron y rompieron.

La aria "Mater Aeterna", la cual es cantada en la película por Plácido Domingo, incluye las siguientes palabras: ¡Unum Deu! Tonantzin vive en la raíz Diosa Madre, María en la conciencia, Y Guadalupe... Mater Aeterna.

Los libretos que se le proporcionó a la prensa durante el pre-estreno de la película, bajo el título "La Otra Conquista/La Virgen de Guadalupe", una descripción de las apariciones de Nuestra Señora de Guadalupe a Juan Diego es dada, después uno se hace la pregunta: "¿Un milagro o una brillante maniobra política? Casi no importa". El mensaje de la película aparenta ser que Nuestra Señora de Guadalupe no es más que una amalgama de la diosa madre de Tonantzin y la Virgen María Europea. La película muestra a los Indios Mexicanos como fingen convertirse para escapar de la muerte, mientras que continúan practicando sus prácticas paganas.

Los cinematógrafos convenientemente evitan cualquier clase de problemas al mezclar la historia con la ficción, de esa manera haciendo imposible decir donde terminan los hechos históricos y donde empieza la fantasía.

Alvaro Domingo, el productor de La Otra Conquista e hijo del aclamado tenor Plácido Domingo, fue el productor ejecutivo de la película, orgullosamente anunció a los representantes de los medios en una conferencia de prensa el 14 de Marzo el premier en el Teatro DeMille en Culver City en California, La Otra Conquista fue la primer película de su tipo en Español.

Desafortunadamente, este tipo de película, que hace una basura de los símbolos religiosos, ha estado por varios años en el cine de habla Inglesa. Ahora, gracias a Alvaro Domingo y a su socio, el escritor/editor Salvador Carrasco, la audiencia de habla hispana tiene la oportunidad de ver las creencias religiosas insultadas en las películas.

Como una amarga ironía que pudo haber sido deliberadamente planeada, esta repugnante película fue mostrada por el área de Los Angeles durante la Semana

(Reprinted from La Cruz de California, Mayo De 2000)

Regrese a la Portada