April 27, 2001

Se Representa en Mayo Próximo en el Civic Theatre de San Diego Una Gran Obra Verdiana

El Civic Theatre de San Diego se engalana el próximo mes de Mayo al llevar a escena la gran opera Verdiana "Aida" opera lírica dividida en cuatro actos, del notabilísimo compositor italiano Giuseppe Verdi.

El libreto de Antonio Ghislanzoni proviene de un drama muy corto en prosa que escribrió Mariette Bey, que fue traducido al idioma francés por Camille du Locle. El personaje central de esta opera Aída, es hija de un rey etiope. Los egipcios la hacen su esclava y Radamés, Capitán de la guardia egipcia al servicio del Faraon, se enamora de Aída, pero este a la vez es amado por Amneris, hija del rey egipcio. Radamés debe de abandonar el país, porque es nombrado Comandante para luchar en contra de los invasores etiopes. Un poco antes de su partida a entablar esta guerra Radamés es descubierto por Amneris de que este ama a Aída, la princesa y a la vez esclava egipcia y no a ella como lo pensaba. Cuando el guerrero Radamés regresa victorioso de la guerra, es recibido con jubilo y entusiasmo por el pueblo egipcio. Dentro del grupo de prisioneros que trae de la guerra uno de ellos es el rey etiope, padre de Aída, cuya identidad desconocen los vencedores, quien fuerza a Aída para que presione y obtenga de parte del comandante Radamés los planes militares secretos de su estrategia de guerra. La traición es descubierta por Amneris. Así de esta manera arrestan a Radamés, este es acusado, procesado, culpado y sentenciado a morir enterrado vivo. Sin embargo Amneris está dispuesta a salvarlo siempre que él renuncie a su amor por Aída y contraiga matrimonio con ella, Radamés no acepta ésta proposición y este es encerrado en una tumba; en ella Radamés encuentra a Aída, que lo espera amorosa para compartir su suerte y la muerte. Mientras Amneris llora desesperada, los dos enamorados, abrazados, esperan juntos su fin entonando el canto supremo de su amor y el último adios a la tierra.

En la primera escena del acto inicial, misma que se desarrolla en uno de los salones del palacio del rey egipcio, se oye el fragmento más famoso de la ópera; esta, es un aria (trozo musical cantado) para tenor (voz aguda o alta en los hombres) que canta Radamés, esta aria se llama Celeste Aída, que habla sobre la belleza de su amada. Al final de la escena, Aída ruega por el victorioso regreso de su amado Radamés, que había ido a la guerra a luchar en contra de los suyos (bien dicen que el amor es ciego) este trozo operático se llama "Ritorna vincitor" (Retorna vencedor). Continua el desarrollo de la ópera y en la escena siguiente que se desarrolla en el templo de Path, se realiza el primero de los varios y coloridos "ballets" de la obra. En esta danza, las sacerdotizas ejecutan una danza ritual un momento antes de que Radames a recibir el velo consagrado que se le entrega a los vencedores.

En la primera escena del segundo acto, que se desarrolla en el departamento de Amneris, sus jovenes esclavas cantan alabanzas a su amado Radamés y enseguida ejecutan una danza exótica y sensual. La escena a continuación se traslada a las afueras de la ciudad en donde se le está otorgando a Rada-més la bienvenida, salpicada ésta con fastuosas y magníficas ceremonias.

Dentro del contexto de estos festejos se incluye la "Gran Marcha de Aída" y el coro "Gloria all'Egipto" (Gloria a Egipto) y un singular y pintoresco ballet.

Dentro del desarrollo del tercer acto, a orillas del Nilo, Aída entona la famosísima canción del Nilo "O patria mia" en la que hace remembranzas a su niñez en Etiopia.

La primera escena del cuarto acto representa el juicio y la condena de Radamés, en el palacio del rey de Egipto. La escena final se desarrolla en el Templo de Path, en la que destaca el conmovedor duo final, entre Radamés y Aída, "O terra, addio"! (!Oh, tierra Adios!) la patética y emotiva de la despedida del mundo.

Aída, fue escrita en el año de l871. Verdi, esperó después de Aída, quince años para componer otra ópera, aunque hizo varios intentos para iniciar una. En esta etapa de la vida de Verdi trató de lograr realizar modificaciones dentro de los valores operísticos, porque la antigua y consagrada manera de hacerlo ya no le satisfacía. Le costo muchos años para encontrar nuevos brios y el coraje suficientes para renunciar a su viejo estilo y encontrar uno nuevo.

Aída es una opera que fue encargada por el virrey egipcio Ismail Pacha, pero no, como se ha creído. Esta opera no fue escrita para inaugurar el Canal de Suez, sino para la apertura del nuevo teatro Kedival de la opera. Aunque las fechas casi concidían, esto no fue así. No obstante la ópera no pudo ser representada sino con un año de retraso; porque los decorados y los trajes tenían que llegar de París y la capital francesa se encontraba aisalda por el asedio de los prusianos. En esta opera de Aída, se percibe claramente que Verdi trata de demostrar que es capaz de realizar una gran variedad de actitudes; pasando de las grandiosas escenas de conjunto a las de personajes aislados; de contrastar las pasiones colectivas al drama íntimo y personal. Esta determinación de Verdi lo estimuló de tal manera a ciudarse , por un lado, de la extremada variedad de situaciones de la obra, de modo de conjuntar y amalgamar partes bastante diversas entre sí; y, al mismo tiempo a buscar la máxima colaboración en los ejecutantes que habían de concentrarse y de compenetrarse profundamente no solo en sus respectivos papeles, sino percibir tambien el espiritu de conjunto que anima la opera.

Verdi, para las representaciones europeas posteriores y en particular para la italiana el personalmente se ocupó de todos los detalles para este montaje y no descuidó ningún aspecto. Verificó desde la disposición de los intrumentos solistas hasta la escenografía.

Respecto a los esquemas verdianos, en los que se daba una absoluta preponderancia al elemento vocal, Aída, representa un cambio de direccion, porque en esta opera el empleo de la orquesta es más incisivo y determinante.

Giuseppe Verdi, es el autor de esta gran opera Aída, la que ésta llena de esplendor, fastuosidad, magnificencia y espectacularidad.

Aída, es una de las más populares y bellas operas de repertorio. Esta opera, será puesta en escena en las siguientes fechas:

Sábado, mayo 5 a las 7.00 pm., martes; mayo 8 a las 7.00 pm.; viernes, mayo 11 a las 8.00 pm.; domingo, mayo 13 a las 2.00 pm. y martes, mayo 15 a las 7.00 pm. respectivamente, no se pierda la representación de esta magnífica ópera de Aída, en el Civic Theatre de las calles 3a., y "B" en San Diego.

El reparto para este montaje lo encabeza el tenor candiense, Richard Margison, acompañado en escena por la extraordinaria soprano azerbajiana Elena Zelenskaya, por la mezzo-soprano norteamericana Marianne Cornetti y también por el barítono chino, Haijing Fu; en la conducción el excelentísimo conductor italiano Edoardo Muller y en la dirección el ilustre director Andrew Sinclair.

Para solicitar información sobre esta ópera y demás espectáculos que se presentan en esta sala, puede solicitarlos al teléfono (619) 232-7636 en San Diego.

Regresar a la Portada