April 26, 2002

“Lotofire” Diversidad Musical en Voz de Ely Guerra

Por Pablo de Sainz

Aunque la televisión en Español ha convertido a cantantes mediocres en reinas del pop, tales como Thalia y Paulina Rubio, la verdad es que las cantantes mexicanas serias y comprometidas con la música, tienen mucho más que ofrecer que una cara bonita y una serie de fotografías sexies.

Ely Guerra es una de las pocas cantantes mexicanas que ha rechazado el glamour de ser una reina popera, y ha decidido ir en contra de música mediocre.

Su nuevo disco “Lotofire” (Higher Octave, 2002) demuestra una diversidad musical junto con la afinidad poetica de Guerra, quien nació en la ciudad de Monterrey, México.

“Lotofire” es uno de esos discos hechos para relajar, y hechos para las personas que gustan de la poesía. Esta está presente en cada una de las canciones de este tercer disco de Guerra.

La poesía en este disco sirve para darle voz a temas que rara vez son tocados por cantantes mexicanas.

“Vete” es una canción narrada desde el punto de vista de los indígenas que rechazan la ayuda de gente que trata de cambiar el estilo de vida indigenísta. “Yo no” es un grito feminista en contra de la violencia hacia mujeres; “El tiempo” es una melodía muy ecológica.

Además de lo poético del disco, Ely Guerra demuestra una gran capacidad para la experimentación. Así, en “Lotofire” aparece una vitalidad sorprendente, y el rock alternativo se mezcla con ritmos brasileños muy movidos, para crear algo diferente que el mejor disco de las poperísimas Thalia y Paulina Rubio.

“Lotofire” relaja.

Las once canciones que conforman el disco son breves obras maestras. El ritmo, la línea se mantiene durante todo el tiempo, ofreciendo una experiencia constantemente alentadora.

“Lotofire” relaja.

No por nada Ely Guerra es una de las cantantes de rock en español más solicitadas del momento.

Recientemente, Guerra ha participado en varios proyectos musicales. “El duelo”, tema que aparece en el MTV unplugged del grupo chileno La Ley, ha estado sonando fuertemente en la radio. Guerra también contribuyó al homenaje rockero a Los Tigres del Norte, donde participó con una original versión de “La Tumba Falsa”.

Los dos discos anteriores de Guerra, “Ely Guerra” (BMG, 1992) y “Pa’ morirse de amor” (1997), demuestran una evolución, siempre constante, hacia un “Lotofire” maduro y rico.

En este disco participan una gran variedad de buenísimos músicos, además de la guitarra de Guerra.

Todos aquellos radio escuchas que se han decepcionado de la música moderna mexicana, se alegrarán al escuchar “Lotofire”. Es un hecho: este no es un disco mediocre.

“Lotofire” relaja.

Lejos de ser una reina del pop, Ely Guerra pertenece a la nueva generación de rockeras mexicanas que se alejan de lo comercial. Otra cantante que aluda a Guerra es la tijuanense Julieta Venegas. Las dos son mujeres haciendo música compleja.

Una de las canciones de Ely Guerra, titulada “Angel de fuego”, según Time Magazine es “una de las canciones rockeras más inteligentes hasta la fecha”.

“Lotofire” relaja, y Ely Guerra hace un gran trabajo.

Return to the Frontpage