April 25, 2003

El nuevo alcalde de Chula Vista quiere ser bilingüe

By Pablo De Sainz

Steve Padilla está aprendiendo español.

“Tengo una hija de ocho años que quiere ser bilingüe y yo tampoco me quiero quedar atrás”, dice.

Pero más que un capricho, para Padilla aprender español es una necesidad, ya que desde el pasado mes de enero él es el nuevo alcalde de Chula Vista, una ciudad donde, según datos del Censo 2000, el 49.6 por ciento de la población es hispana.

“Tenemos una gran riqueza latina en nuestra ciudad”, reconoce.

Que Padilla sea alcalde de Chula Vista es un hecho histórico: él se convirtió en el primer alcalde hispano de la ciudad. Sin embargo, ésta no es la primera vez que él cambia el panorama de Chula Vista, ya que en 1994 fue electo como el primer regidor hispano.

Hijo de padre mexicano y madre portuguesa, Padilla, de 36 años, ha sido residente de Chula Vista toda su vida.


Alcalde Steve Padilla

Ahora que es alcalde, dice que él y el cabildo tienen muchos planes para la ciudad. El principal, afirma Padilla, es mantener la buena imagen de Chula Vista.

“Queremos continuar siendo un ejemplo para el resto de la región”, asegura.

La revitalización de la ciudad es importante para el alcalde, es por eso que una de sus metas para su período de gobierno es atraer más inversiones. Eso creará más empleos con mejores salarios para los residentes, afirma Padilla. Otra de sus prioridades será mantener en buenas condiciones sitios históricos.

Padilla asegura que él buscará lo mejor para la ciudad, y se opondrá a proyectos que la afectarían negativamente. Tal es el caso de una propuesta para un nuevo centro comercial en el campus del Southwestern College, a la cual Padilla se opone. El centro comercial tendría un impacto negativo en la ciudad, dijo el alcalde.

“Ese no es el mejor lugar para construir un centro comercial”, afirma. “Lo que se necesita más que nada es espacio para salones de clases. Además, crearía un caos en el tráfico de esa área”.

Padilla ganó las elecciones en noviembre del 2002, después de una controversial campaña en contra de la otra candidata, la regidora Mary Salas. Los dos candidatos se vieron envueltos en ataques verbales y escritos, donde cada uno trataba de exponer el lado negativo del otro candidato.

Sin embargo, Padilla dice que desde que asumió el puesto de alcalde no ha habido problemas entre él y Salas. Su relación profesional se ha mantenido en buen estado, afirma Padilla.

“Ella (Salas) ha sido muy profesional”, asegura. “Es muy valuable como regidora. Estamos trabajando juntos para hacer un buen trabajo”.

Parte de ese trabajo, dice Padilla, es expandir las relaciones internacionales de Chula Vista con el vecino estado de Baja California, en México. Otra de las metas que Padilla tiene para su período en la alcaldía es trabajar con autoridades de Baja California.

“Trabajaremos para llegar al siguiente nivel con representantes de Baja California y de Tijuana”, dice. “Tendremos más participación en cooperación binacional”.

Ya que muchos de los residentes de Chula Vista tienen familiares en la ciudad de Tijuana, Padilla afirma que esta ciudad será de especial interés para el cabildo. El alcalde asegura que está por comenzar pláticas con su colega de Tijuana, Jesús González.

“Pronto tendré una junta con el alcalde de Tijuana para compartir puntos de vista”.

Es por eso que para poder lograr varias de sus metas, Padilla necesita aprender español. Y aunque dice que todavía no puede mantener una conversación en español, el alcalde asegura que se está esforzando.

“Estoy aprendiendo”, dice en español. “Ese es uno de mis objetivos”.

Quizá antes de que termine su período como alcalde, Padilla nos sorprenderá dando su primer discurso en español.

Return to the Frontpage