April 18, 2003

Entrevista:

Se Realiza una Amena Charla con Irene Armenta DesGeorges Autora de “Inocencia”

Por: Paco Zavala

El pasado martes 15 de abril a las 9:00 de la mañana recibimos en nuestras oficinas la amable visita de la autora del libro “Inocencia”, Una Mujer que Desafió al Destino, de Irene Armenta DesGeorges.

Este es el primer libro que realiza la autora. Es una obra de la que ya daremos una reseña por separado a esta entrevista.

La amabilidad en el diálogo que nos otorgó Irene Armenta DesGeorges, nos complació sobremanera, por la fluidez con que se llevó a cabo, por la simpatía que demostró, por el don de gentes que posee Irene, por el amor y pasión que siente por el terruño y por los valores morales y espirituales de los cuales es valuarte.


La autora de “Inocencia” Irene Armenta DesGeorges acompañada de su esposo Frank Patrick DesGeorges.

La charla a la que nos referimos se realizó de la siguiente manera:

P.- ¿ Desde cuándo sintió, percibió y fundamentó la inquietud y la necesidad de vincularse en la promoción de las letras hispanas?

R.- Desde pequeña he tenido un gusto enorme por la literatura, todo lo escrito y todos los libros; porque tuve la suerte de haber nacido y sido criada en la pequeña ciudad de Cananea, del estado de Sonora. Aunque esta ciudad es un pequeño centro minero, es muy importante. En primer lugar fué cuna de la Revolución Mexicana; en Cananea se verificó una de las primeras huelgas obreras más importante de los mineros, y.... tengo entendido que fué la raíz de uno de los movimientos revolucionarios más importantes. En segundo lugar porque es un centro minero muy importante. Cananea, ocupa el septimo lugar de producción de cobre en el mundo.

Nuestros padres con mucho sacrificio nos enviaron al colegio privado católico y las monjas hicieron hincapié en todo lo concerniente a la adquisición de conocimientos, sobre todo lo correspondiente a las letras. Desde pequeña he tenido muy viva la inclinación hacia las letras.

P.- ¿ Ud. contó siempre con el apoyo de sus padres hacia sus inclinaciones ?

R.- Siempre, siempre, siempre nos apoyaron a mis tres hermanos y a mis dos hermanas, nos alimentaron con el acerbo desde muy tem-prana edad, porque ambos, tanto mi madre como mi padre tuvieron una educación muy limitada, ellos no tuvieron las oportunidades que nosotros sus hijos tuvimos y se dieron cuenta a nuestra temprana edad la importancia que representaba la educación en la mejoría de nuestras vidas, en todos los aspectos, no solamente en el aspecto económico, sino en todos los aspectos; en la autoestima, en el desarrollo de nuestro criterio, en la cultura del ser humano es un factor fundamental.

P.- ¿ Cuáles fueron sus estudios en México y cuáles fueron sus estudios en los EE.UU?

R.- En Cananea curse hasta el 6to grado; en Tijuana cursé la secundaria, por lo tanto estos fueron estudios generales de fundamentación; aquí en EE.UU. obtuve la Licenciatura de Literatura en Inglés y Español en la UCSD por medio de una beca que otorgó el programa O.P. y después, obtuve mi Certificado Bilingüe, mi Credencial Bilingüe y he sido profesora por varios años.

P.- ¿En qué se basó para escribir “Inocencia”, en alguna experiencia, idea, creatividad o imaginación; o parte de su experiencia en los estudios o en su vida?

R.- Fué un proceso y he tomado muchísimo de mi vida, de mi familia, de mis amigos, de la comunidad y del mundo entero. Creo, que en cada mujer existe un poco de inocencia. Es ficción, pero también es realidad porque he tomado bases de muchos detalles autobiográficos y la razón por la cual lo hice fué porque llegué a un punto vivencial en el que tuve la oportunidad de tiempo para documentar algunos hechos que habían sucedido y dije: si no lo hago ahora no sucederá. También quise hacerlo por muchas razones, una de ellas fue la de otorgar un homenaje a mis abuelos y a mis padres por el gran sacrificio que hicieron para darnos una mejor vida. Esta es una manera de agradecerles y de compartir con el mundo entero. En segundo término: mi esposo y yo no tuvimos hijos y por lo tanto es una especie de legado a mi familia, a futuras generaciones, posiblemente tres o cuatro; cuando ya no estemos aquí, la familia descendiente se entere que en algún lugar del tiempo existió esta pareja que vivió una vida plena y productiva.

P.- Irene, su novela abarca tópicos interesantes, está impregnada de un romanticismo latino, Ud. ¿Qué puede expresar al respecto?

R.- Bueno el romanticismo no es nomás latino, este es universal, es un razgo sumamente importante y fundamental en todas las relaciones humanas; lo veo como un factor muy humano, universal y muy importante, porque todos de una maneta y otra tenemos experiencias románticas, aunque en algunas novelas sobresale el romanticismo y no lo substancial de la persona, lo que concebí fué crear un balance entre los valores espirituales y los valores humanos y, es en este enlace circunstancial en el que se encuentra el romanticismo.

P.- ¿Lo que también se percibe en esta novela es violencia, que opina al respecto?

R.- Esta novela no tiene una fuerte dósis de violencia, su texto cuenta con 493 páginas y en el contenido literario conlleva un mensaje de paz y de armonía. Quizá se encuentren dos ejemplos de violencia, pero los incluí porque fue absolutamente indispensable. Me parece que ya existe demasiada violencia innecesaria en el mundo, la verdad no quise dotar a mi novela con demasiada violencia, tengo la impresión que esto es pura energía negativa y destructiva, pero al final el lector se dará cuenta. Cualquier persona que la haya leído totalmente, dudo mucho que exprese: no me gustó porque tiene mucha violencia, porque dennotará, si existe la sensatez y la cordialidad y pone en tela de juicio todos los factores, aseguro que la violencia no fué uno de los sobresalientes.

P.- ¿Qué experiencia le aporta este su primer libro?

R.- Me aporta muchísimas experiencias. Me ha abierto puertas a personas y a lugares que tal vez de otra manera no hubiera conocido. Me ha permitido entablar contacto con personas de la comunidad, con directores, profesores, estudiantes y esto es sumamente interesante, también dentro de este grupo puedo incluir a otros escritores, lectores y a todo aquel que goce y disfrute del placer de leer y escribir; que quizá su personalidad se refleje en las páginas de Inocencia y diga: este personaje se asemeja a mí y, si ese personaje de Inocencia pudo desafiar y vencer obstáculos, también yo lo puedo hacer, por esta razón lo hice, para proyectar al personaje principal que se trata de una mujer indígena, descendiente de padres iletrados, pero que por si misma se superó, no claudicó jamás ante los principios de desarrollo y de superación.

P.- ¿Se maneja entonces una frase célebre de Emiliano Zapata que dice: “Más vale morir de pie que vivir arrodillado”?

R.- Si, si lo hice. Creo que en el mundo entero existe una discrepancia tremenda entre los que tienen mucho y los que no tienen. Parece ser que ésta diferencia cada vez es más grande. Se percibe en todos los países esta diferencia, digamos que el 5% de la población mundial tiene el dinero y el poder y el resto tiene carencias y se muere de hambre, no tienen derechos, no tienen manera de superar esa horrible realidad de explotación y de ausencia de experanzas. Me parece que por ello no quise decir que si la persona se encuentra en estado tal de pobreza que mejor sería “volarse la tapa de los sesos” no, que sepa que existen oportunidades de mejorar, que lo único que tiene que hacer es salir a buscarlas y tomar el máximo provecho de ellas.

P.- ¿A qué problemática se enfrentó Ud. para promover, colocar, editar y realizar todo lo relacionado con la edición de este su primer libro?

R.- La problemática se presentó desde un principio. Lejos de mi familia, apartada, sin gozar de distracción alguna en Tucson, Arizona.

Comencé a escribir bajo un calor sofocante, finalmente tuve en mis manos un manuscrito de 850 páginas, mismo que una vez terminado lo leí y después de esto exclamé: ¡Oh! esto me parece muy bien. Inicio la búsqueda de una Casa Editora, pero las casas editoras en primer lugar no me conocían en absoluto, para ellas era un riesgo tremendo apoyar a una escritora desconocida. Al efecto, se me cerraron muchas puertas y algunas me decían: necesita encontrar a una persona que sea editora profesional que le ayude a condensar el libro. En esa búsqueda encontré a la excelente Jaquelin Fematt Dutson, ella es profesora y entre las dos condesamos el texto y lo redujimos a 493 páginas. Entonces me llama una persona de 1st. Books Library que es una casa editorial con residencia en Bloomington, Indiana; tal vez uno de sus representantes leyó el libro y comentó que era editable y en esa llamada me dijeron que se interesaban en el libro y que deseaban hablar conmigo acerca de la posibilidad de poder editarlo; me pareció increíble porque jamás había oído hablar de esta casa editorial. Aprovecho para hacerles la observación que el texto del libro estaba escrita en el idioma español y me contestan que no importaba. Una vez que conté con el contacto, hablé con mi editora, les volví a llamar y arreglamos las condiciones. Esto para mí fue un pequeño milagro, porque no buscaba casa editora, me esforzaba por editar yo misma el libro. Después, una vez que lo tuve en mis manos, dije: Bueno, es muy bonito este libro y ahora ¿qué haré con él? y en este momento se inició la problemática de la promoción y todavía no la resuelvo del todo, apenas comienzo con este proceso de buscar y encontrar quien me ayude a colocar el libro en el mercado.

P.- ¿Tiene Ud. temas para escribir otro u otros libros posteriores a este?

R.- Después de escribir Inocencia, las ideas me sobraron y el tiempo me falta. Al momento cuento con tres o cuatro ideas que he estado tratando de desarrollar, pero no he tenido tiempo de hacerlo, porque mi prioridad de momento es la promoción de este mi primer libro. Cuando dispongo de tiempo analizo lo que tengo que hacer y escribo en momentos libres; que de hecho escribo todos los días, no deseo perder el hábito, esto es como todo, el cerebro es un músculo que hay que ejercitar y también ejercitar la escritura.

P.- ¿Tuvo dudas para conceptuar el texto de Inocencia?

R.- No tuve duda alguna, fue lo más curioso, quizá ese sea el hecho en que lo basé. Es una historia lineal, de una mujer indígena y como lo que quise fue tomar una media docena de hechos reales, los que me han definido como persona, como mexicana, como ser humano y pensé: quiero tocar estos hechos que para mí han significado muchísimo, que me han afectado de una forma directa y a otras personas y es en este tema que basé gran parte de la historia, claro que la dicción viene porque tomé la realidad y la estiré hasta los extremos opuestos para ver el límite de la imaginación y, una vez que agregué lo correspondiente a la ficción, me dió muchísima flexibilidad, creatividad y la imaginación no tuvo límites.

P.- ¿Tiene algún tema en especial para su próxima edición?

R.- Estoy al momento interesada en escribir sobre el tema de una pareja involucrada en el secuestro de una persona querida, pero esto es una idea solamente; también tengo la idea de escribir sobre dos hermanos gemelos que fueron separados al momento de nacer y fueron criados por personas en culturas y filosofías diferentes y a ver que sucede a la edad adulta.

P.- Ud. tuvo la fortuna de nacer y de criarse en un girón de la patria mexicana con una enorme tradición histórica y un arraigo de mexicanismo muy profundo ¿Cómo se siente después de escribir esta novela?

R.- Me ha traído muchísimo orgullo ser cananense, un gran agradecimiento porque la crianza de los siete primeros años son los más importantes y fue en Cananea, donde los viví, criándonos con poca plata, pero con muchas bendiciones, amor, armonía y esperanza. Nuestro universo fue en esa época la Ave, Durango, en donde guardamos muy profundamente la amistad y la comunicación con nuestros amigos y vecinos. En Cananea hay gente muy trabajadora, espiritual y con un gran don de gentes.

P.- Para finalizar ¿Algún mensaje para los lectores?

R.- Un gran saludo para los lectores. Espero que la persona que lea Inocencia camine un poquito en mis zapatos y en los zapatos de cada uno de los personajes, porque cada uno de ellos tiene una personalidad definida y diferente, que justifico por tener razones para hacerlo y quisiera que viera que este libro está escrito con el corazón en la mano y lo hice porque los personajes importantes tienen las mismas características positivas de las personas que me ayudaron, alimentaron, criaron y me educaron, dentro de los que cuento a profesores, sacerdotes, amigos, vecinos, padres, hermanos, primos y todas las personas vinculadas a mi vida, que constantemente contribuyen al desarrollo de una persona. Deseo también que el lector se beneficie con este mensaje de paz y de amor, de esperanza y de prosperidad. Estas son las razones por las que escribí “Inocencia”, rendir un tributo.

Return to the Frontpage