April 15, 2005

Alianza fronteriza de Filantropía Fronteriza México – Estados Unidos

Por Luis Alonso Pérez

Durante los últimos años la práctica de la filantropía en muchos países se ha establecido como una forma viable, perdurable e integral para la sociedad civil y empresarial de colaborar directamente con la satisfacción de las necesidades de sus comunidades.

Desgraciadamente en mu-chas sociedades como la mexicana, la filantropía y la caridad todavía tienen el mismo significado. Es por eso que proyectos como la Alianza Fronteriza de Filantropía México – Estados Unidos (AFF) juegan un papel clave en el desarrollo de la emergente cultura filantrópica, ya que además de fomentar el desarrollo de las asociaciones comunitarias, promueve la capacitación y formación de sus integrantes.

Es por eso que del 12 al 14 de abril se llevó a cabo en Tijuana la sexta “Comunidad Educativa” de las 30 instituciones que conforman la Alianza Fronteriza de Filantropía. Estas jornadas de trabajo y capacitación representan para sus miembros una oportunidad para mantenerse al tanto de los avances en ambos países, aprender nuevas estrategias operativas y el intercambio de experiencias en el trabajo con la comunidad.

La difícil situación económica y social que sufre la región fronteriza ha originado una creciente formación y movilización de grupos de la sociedad civil, como las asociaciones civiles, organizaciones no gubernamentales y fundaciones.

Las fundaciones comunitarias en esta región ayudan a impulsar por medio de apoyos económicos el trabajo de los organismos civiles que desarrollan proyectos de asistencia comunitaria dirigida a sectores específicos de la sociedad, como lo son programas educativos, de asistencia juvenil, gestión de microempresas y asistencia médica, por mencionar algunas.

La función de la Alianza es ayudar a crear y fortalecer fundaciones comunitarias, Además de ayudar al impulso de programas binacionales de cooperación, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los habitantes mas necesitados de la región.

Esta semana se llevó a cabo la sexta reunión de trabajo y capacitación conocida como “comunidad de aprendizaje” en la cual participaron representantes de las 21 fundaciones comunitarias y de las 9 instituciones fundadoras de la alianza fronteriza, con la prioridad de la creación de modelos de filantropía comunitaria sustentables.

Las comunidades de aprendizaje se llevan a cabo cada seis meses en las diferentes ciu-dades de las fundaciones participantes. El evento de este semestre fue hospedado por la Fundación Internacional de la Comunidad (FIC), una fundación de la ciudad de Tijuana.

El evento dio inicio el martes 12 de abril con una introducción al proyecto realizada por Shari Turitz, del instituto Synergos, organización responsable del diseño, desarrollo y administración inicial del proyecto. El Señor José Galicot Behar, miembro de la FIC comunidad se encargó de dar la bienvenida y la presentación del orador principal: Barry Gaberman, vicepresidente de la fundación Ford, la institución filantrópica que creó el fondo inicial que puso en marcha este proyecto fronterizo.

Durante los tres días de trabajo se llevaron a cabo talleres y reuniones en las que se presentaron los avances que la Alianza de Filantropía Fronteriza ha logrado en sus primeros tres años de trabajo. Hasta la fecha se han movilizado 13 millones de dólares para la Alianza y las fundaciones comunitarias participantes; se han movilizado alrededor de 3 millones por medio de las fundaciones comunitarias y se han llevado a cabo seis comunidades de aprendizaje.

El trabajo filantrópico en la frontera todavía está dando sus primeros pasos. Existen todavía muchos retos que hacer frente en nuestra región. Según la Lic. Ma. Antonieta Béguerisse, direc-tora general de la FIC, las principales necesidades que se observan en Tijuana es la educativa y de asistencia a los migrantes.

Entre sus objetivos para los siguientes tres años es trabajar en proyectos educativos, especialmente a nivel primaria, mediante el fortalecimiento de las sociedades de padres de familia. También seguirán apoyando a instituciones de ayuda a los migrantes, mediante ayuda para ubicarlos en trabajos o aportaciones económicas para que re-gresen a sus lugares de origen.

Si desea saber más sobre la Alianza Fronteriza de Filantropía México – Estados Unidos consulte su sitio de Internet www.Borderpartnership.org.

Return to the Frontpage