April 08, 2005

Un Sahara para recordar

Por Jose Daniel Bort

Tan solo se necesitaba un poco de tiempo para que el personaje del novelista Clive Cussler, el valiente americano Dirk Pitt hiciera su final abordaje en las salas de cine. Tan conocido en el mundo de la literatura como James Bond o Jack Aubrey (El personaje de Russell Crowe en Master and Comander), Pitt tiene casi una veintena de títulos en su haber listos para ser cocinados en la próxima franquicia cinematográfica. Sin embargo, el veredicto final para la ejecución de estas series viene esta semana con el debut de “Sahara”.

Tal como le sucedió a James Bond (que pasó de asesino a encantador de sirenas con armas insólitas), Pitt necesita ser seriamente revisado antes de entrar por el tubo de celuloide. Su visión del mundo altamente conservadora, donde se glamorizan los valores norteamericanos por encima de las otras culturas del mundo lo pone más a la par con los héroes de acción de los ochenta, recién desecrados de la revolución Reagan. Ahora en tiempos de Bush, tendría sentido apuntar hacia estos valores como representativos de la sociedad actual, pero eso no es precisamente lo que hace su director Breck Eisner.


Penélope Cruz en "Sahara."

Hijo del famoso mandamás de Hollywood Michael Eisner, Breck esta consciente del sentimiento anti-imperialista que reina en todo el mundo en este momento. Con su producción de más de ciento veinte millones de dólares, el director no se puede dar el lujo de un fracaso internacional, cada vez mas comprometido a la hora de hacer una inversión cinematográfica. Por eso Eisner invita a participar a Matthew McConaughey en el papel principal (No se puede lograr un Pitt mas “cowboy”) y como su contrapartida se asegura que la chica “in” en Europa, la española Penélope Cruz, los acompaña en este viaje.

Pitt (Matthew McConaughey) trabaja para la NUMA (National Underwater and Marine Agency), quien está investigando el naufragio de un barco cargado de oro que data de la guerra civil, y que su último paradero fueron en las costas de Nigeria. En la embarcación también está la doctora Eva Rojas, interesada en un brote epidémico de una rara enfermedad africana. La repercusión mundial de ésta enfermedad que se produce a través del agua podría llegar a América en menos de seis meses.

Pitt, se apoya todo el tiempo en su mejor amigo de la infancia, el italiano Al Giordino Steve Zahn. Pensar en Zahn como italiano es como pensar en la Kournikova como cubana… Si podría ser, pero hay que imaginar duro y conciso. Ambos se enredan en la trama contra un presidente africano, el General Kazim (Lennie James) a quien le importa en lo más mínimo lo que le ocurre a su gente. Es aquí donde los valores americanos de Pitt y Giordino intentan buscar su lugar en el mundo y explicar su sobrevalia ideológica. Tan solo pregúntenle a Bush qué opina de África.

A pesar del soufflé carbonizado de ideas y conflictos, la emotiva fotografía y el cuidado de la producción de Sahara le permiten revertir sus nimiedades y convertirse en pulcro y decantado entretenimiento veraniego, en plena primavera.

Sahara
Con: Matthew Mc Conaughey, Penélope Cruz, Steve Zahn
Dirigida por: Breck Eisner
Clasificación: PG-13
Chiles: 3 ½ de 5

Return to the Frontpage