April 5, 2002

¿Hacia Una Iglesia Sin Sacerdotes?

El tremendo escándalo que se ha desatado en Estados Unidos con el sinnúmero de dizque sacerdotes acusados de pedofilia es el resultado lógico de la llamada modernización (aggiornamento) de la Iglesia, que empezó a partir del Concilio Vaticano II, de 1962-65.

Los radicales cambios en la doctrina, los ritos y la disciplina derivados de la “Nueva Teología”, que fueron adoptados durante y después Vaticano II, han cambiado tanto a la Iglesia, que es imposible seguirla considerando como católica. Es la doctrina, los ritos, la disciplina, los sacramentos de siempre, el evangelio de los apóstoles, que constituyen la verdadera y única Iglesia de Dios, la católica; la única en donde Dios ha operado milagros, como señal infalible para los hombres que amen la verdad. No son los edificios y los hombres que van y vienen los que constituyen la Iglesia Católica.

Cristo instituyó la Misa durante la Ultima cena en un salón rentado, y no el magnífico Templo de Jerusalén, construído por Herodes el Grande, que estaba a unas cuantas cuadras de allí.

Lo que pasa con la nueva iglesia del Vaticano II es la Gran Apostasía predicha por Daniel (la desolación de la abominación) y por San Pablo en 2 Tesalonicenses, cap. 2. Apostasía quiere decir traición espiritual: el pasarse al enemigo, a Satanás. No es de extrañarnos que ahora tengamos este horrible escándalo de los dizque sacerdotes (son inválidos los ordenados con el nuevo ritual impuesto en 1968) jotos en Estados Unidos.

Esto hubiera sido imposible, y es imposible, con la gracia santificante, inefable, comfortable, de la verdadera Iglesia, ahora llamada Tradicionalista.

Este escándalo en Estados Unidos es un paso importante hacia una iglesia novus ordo sin sacerdotes; una iglesia como cualquier secta protestante, con sus pastores más o menos letrados, más o menos analfabetas.

Como miembro de una capilla tradicionalista, con misa en latin, y lo demás igual como fue por casi veinte siglos antes del desafortunado Concilio Vaticano II, veo y vivo una gran diferencia con la iglesia disque católica del Vaticano, con su Nueva Teología, que con mucho se le oculta a los feligreses, sus nuevos ritos sacrílegos, su falta de disciplina, sus nuevos sacramentos inválidos, a excepción del bautismo, y sus escándalos.

Tenemos en Chula Vista misa en latín en el Hotel Ramada Inn, Calle “E”, junto a la autopista 805, los domingos a las 8:30 a.m. En Tijuana está una iglesia tradicionalista en el Blvd. Sánchez Taboada, sobre la Ygriega. El párroco, el padre Gerardo Solís, da clases en la Prepa de la UAG de Ensenada. En Hermosillo está la iglesia del Inmaculado Corazón de María. del párroco P. Alfonso Marquez, en la Colonia López Portillo y también hay un seminario tradicionalista. En Santa Clarita (norte de los Angeles) está una iglesia tradicionalista, en 24244 Newhall Ave. del Padre Dominique.

En la UAG de Guadalajara está el obispo tradicionalista, Monseñor Martínez.

Return to the Frontpage