May 29, 2009

¡No Se Deje!
Por Lic. Jess J. Araujo

Ley Federal Aplicada Más Favorablemente a Inmigrantes en Los Estados Del Oeste

Las leyes Federales de los Estados Unidos son creadas por el Congreso de Estados Unidos y aplican a todos en los Estados Unidos. Sin embargo, la interpretación de esas leyes la hacen las Cortes de Distrito y las Cortes de Circuito de Apelaciones que solamente tienen autoridad sobre su territorio geográfico. Esas interpretaciones pueden, y frecuentemente confligen. A menos y hasta que estas diferentes interpretaciones estén unificadas por una decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, los litigantes en los diferentes Circuitos estarán sujetos a diferentes interpretaciones de la misma ley.

La Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Noveno Circuito tiene autoridad para interpretar la ley Federal para los estados de California, Oregon, Washington, Montana, Idaho, Nevada, Arizona, Alaska, y Hawaii. Los inmigrantes que viven en estos estados se beneficiarán de una importante disposición de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito.

En el caso Perez-Gonzales, vs Ashcroft, La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito rechazó la posición del gobierno Federal, específicamente del Servicio de Inmigración y Naturalización cuando era representada por el Procurador General de entonces John Ashcroft. En 1996, el Congreso de Estados Unidos hizo cambios drásticos a las leyes de inmigración. En conjunto, la naturaleza de estos cambios hizo más difícil calificar para entrar al país, e hizo mucho más fácil que el gobierno deportara inmigrantes.

Una de las muchas leyes anti-inmigrantes aprobadas en 1996 impuso severas penalidades a los inmigrantes que previamente habían sido deportados. Esta ley dispone que: “Un extranjero sujeto a una segunda orden de deportación no es elegible a ningún alivio a la deportación y es inadmisible en todo momento si reingresa a Estados Unidos sin inspección después de ser deportado en cualquier fecha o haber estado presente ilegalmente por más de un año después del 1ro de abril de 1997. Tales extranjeros tienen permitido solicitar permiso para aplicar por reingreso si:

1. La solicitud es hecha antes de que el extranjero salga de su país hacia EE.UU. y

2. Han pasado más de 10 años desde la última salida de Estados Unidos.

En el caso PEREZ-GONZALES, La Corte del Noveno Circuito interpretó que la ley permite a un extranjero pedir permiso para solicitar la readmisión a EE.UU. Después de haber reingresado y antes que hubieran pasado 10 años desde su última salida. El extranjero debe registrar su solicitud en la Forma I-212 antes que el servicio de inmi-gración inicie el proceso de deportación otra vez. Esta disposición es muy favorable para los inmigrantes que viven en el Noveno Circuito. Estos jueces reconocen que la posición y argumentos del Servicio de Inmigración no es lo que el Congreso intentaba. También debieron haber comprendido que aplicar esta ley como lo sugería el Servicio de Inmigración causa una cruel separación de las familias.

Si es concedida la solicitud I-212, el inmigrante tendrá permitido ajustar su estatus al de residente permanente admitido legalmente sin tener que salir del país. Aclaro otra vez, esto solamente está disponible para personas que viven en aquellos estados que están dentro de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito.

Estas leyes y muchas otras son muy técnicas y tienen muchas condiciones y requerimientos. Debido a la enorme importancia de los casos de inmigración, solamente deberían ser utilizados los abogados que son más calificados y experimentados.

El Lic. Araujo es experto comentarista sobre asuntos legales. Puede comunicarse con el Lic. Araujo al 714-835-6990, ó al 1-800-248-4100 Web Site: http: //www.jessaraujo.com

Return to the Frontpage