May 15, 2009

Reaparece La Guerrilla en el Sur de Mexico ... Siete Años Después

Dicen Guerrilleros Combatir a Capos del Narcotráfico

Por Sergio Flores Hernández

ACAPULCO- Con rostros bajo un paliacete, uniformes con camuflaje, blandiendo “cuernos de chivo” algunos y otros escopetas, una veintena de guerrilleros del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente aparecieron este fin de semana en una zona boscosa de la sierra de Guerrero, luego de casi siete años de no tener presencia armada en Guerrero.

A reporteros de medios locales y nacionales, contactados previamente, fueron arribados a un punto determinado de la sierra de Guerrero en vehículos y cuatrimotos, y ahí el “Comandante Ramiro” quien se identificó como Omar Guerrero Solís acusó al Gobernador guerrerense, Zeferino Torreblanca Galindo, militante del Partido de la Revolución Democrática de tener nexos con narcotraficantes de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“Para nosotros está muy claro que a Rogaciano (Alba Álvarez, presuntamente ligado al narcotraficante Joaquín Guzmán “El Chapo), lo protegen (el Presidente de México, Felipe Calderón y Zeferino Torreblanca Galindo, Gobernador de Guerrero); se instalan retenes militares y es extraño que pasa (Alba Álvarez) por ellos y no lo detienen”, aseguró el “Comandante Ramiro”.

En los años 90, los temas de desigualdades sociales, violación a derechos humanos, la doctrina marxistaleninista, eran ejes centrales del discurso de los guerrilleros.

Ahora Guerrero Solís, jefe del ERPI, se refirió a sus combates contra sicarios del narco de “El Chapo” Guzmán y su presunto lugarteniente en Guerrero Rogaciano Alba a quienes responsabilizó de unos 60 asesinatos en los últimos años, tan solo en la Tierra Caliente, una de las siete regiones del estado.

Algunos de los presuntos responsables de estos hechos, según dijo Guerrero Solís, son los colaboradores de Alba Álvarez identificados como “Roberto Salto, ex miembro de la Policía Federal; José Espinosa, Carlos Lagunas y el Chuyo Lagunas que murió siendo jefe”.

Y otros presuntos sicarios del cartel del “Chapo”, según el líder guerrillero son personas a las que identificó como “Isabel Santiago, José Rauda, Ismael Serrano, Daniel Bautista García, Marcelino Acosta Ávila, la mayoría gente cercana a Rogaciano Alba que han cometido muchas muertes protegidos por el actual gobierno estatal y federal”.

Para Guerrero Solís, en el estado sureño de Guerrero, el Ejército evita atacar al cártel del “Chapo Guzmán” y combate y detiene a los que son identificados con el cártel de los narcotraficantes Beltrán Leyva.

El Ejército Popular Revolucionario (EPR), apareció el 28 de junio de 1995 en Aguas Blancas, un año después de la matanza de 17 campesinos y el ERPI fue emboscado por militares el 7 de junio de 1997 en El Charco donde murieron 11 de sus compañeros.

Ahora, en el ERPI, se encuentran vinculados enemigos del presunto narcotraficante guerrerense Rogaciano Alba Álvarez, según admitió Guerrero Solís.

“En la sierra de Guerrero podemos decir con toda seguridad que los grupos paramilitares y Rogaciano ya no tienen presencia, a diferencia de las partes bajas donde todavía tienen algunos grupos y por eso se presentan diversos crímenes”, dijo el líder guerrillero.

La reaparición de los guerrilleros ocurre a poco menos de dos meses que se registren las elecciones federales del 5 de julio en México para renovar el Poder Legislativo y en plenas campañas electorales a pesar de la emergencia sanitaria por los brotes de la influenza porcina que ahora pasó a ser la AH1N1.

Hace Casi Siete Años…

El rumor de una fuga de narcos en el penal de Acapulco no se confirmaba esa tarde del 28 de noviembre de 2002 y una llamada llegó al celular del Presidente del Comité de Presos Políticos y de Conciencia conformado dentro de ese penal que encabezaba entonces el preso Omar Guerrero Solís.

El teléfono timbró unas tres veces y respondió un Omar Guerrero, jadeante y apresurado, mientras se escuchaban ruidos como de pasos en carrera.

-¡Bueno! ¿quién habla?- Preguntó el también Comandante “Ramiro” del ERPI y un reportero le preguntaba al celular:

Omar, habla un periodista, me dicen que hubo una fuga de reos en el penal de Acapulco, ¿qué sabes de eso?

-Háblame más tarde, alcanzó a decir y colgó.

Más tarde, un comunicado del Gobierno de Guerrero informaba que junto con el jefe rebelde Omar Guerrero Solís, se habían escapado los narcotraficantes Wilbert Henry Martínez Taylor de Nicaragua y el Panameño Brian Leven Anderson.

La fuga se realizó por un túnel que excavaron por varios días los reos debajo de las jaulas de los gallos de pelea del penal hacia la calle.

Otros fugitivos fueron los reos Valdovino Hernández Rodríguez, Eduardo Moreno, Ramiro González Bautista, Héctor Antonio Herrera, Marcelino Díaz Vargas, Álvaro Vega Gaona, Juan Gutiérrez, José Antonio Solano, Horacio Pérez y Aníbal Carranza.

Por la noche de ese 28 de noviembre, el entonces Director del Penal de Acapulco Jesús Torres Quiroz quien décadas antes fuera Director del “palacio negro” de Lecumberri en el Distrito Federal, fue puesto, junto con 11 celadores tras las rejas que dejaron los prófugos.

Return to the Frontpage