May 15, 2009

¡No Se Deje!
Por Lic. Jess J. Araujo

Corte Suprema de Estados Unidos Decidirá Apelación de Inmigrante

La Corte decidirá si los abogados de los inmigrantes deben decirles que entrentarán deportación si se declaran culpables de crímenes serios

José Padilla ha vivido en este país por décadas y sirvió con honores en el ejército durante la Guerra de Vietnam. Fue arrestado y acusado de un crimen bajo la ley del Estado de Kentucky el cual también está clasificado como un “Delito Mayor Agravado (en inglés “Aggravated Felony”) bajo la ley Federal de inmigración. Las condenas por delitos mayores agravados exigen la deportación obligatoria y prohíbe el reingreso a este país.

Los abogados del Sr. Padilla le aseguraron que él no era sujeto de deportación si se declaraba culpable por cargos de tráfico de marihuana. Esto no era cierto y el Sr. Padilla se encontró con un proceso de deportación. El Sr. Padilla luego registró una petición en el caso criminal para retirar su declaración de culpabilidad. La petición mencionaba que él no habría acordado declararse culpable si hubiera sabido que al hacerlo podría ser objeto de deportación. La petición también afirmaba que su abogado de defensa criminal tenía el deber de informarle de todas y cada una de las consecuencias legales de declararse culpable de esos cargos específicos. La petición también afirmaba que la falta de su abogado defensor en informarle de las consecuencias de inmigración lo privaba de su derecho a una asistencia de consejería efectiva y le daba el derecho de retirar su declaración de culpable.

La Corte Estatal del Apelaciones sí estuvo de acuerdo con él pero la Corte Suprema del Estado no. El nuevo abogado del Sr. Padilla registró su apelación en la Corte Suprema de Estados Unidos que ha aceptado decidir sobre el caso. La Corte Suprema del Estado dijo que los abogados de defensa criminal no tienen el deber de asesorar a sus clientes sobre los problemas migratorios.

El deber de comunicarse e informar a los clientes quedó establecido cuando se creó nuestro sistema legal. En el caso de BAKER V. HUMPHREY del año 1897 la Corte Suprema de Estados Unidos dijo “un abogado debe oportunamente asesorar a sus clientes siempre que tenga información que es importante para el cliente.” ¿Hay alguna duda que el riesgo de deportación es importante para el Sr. Padilla? La corte prosiguió en decir que para un abogado “la tarea de comunicarse es un componente intrínseco del deber de un abogado al proveer representación competente y es su deber actuar con razonable diligencia.”

Y, en el caso de METRICK V. CHATZ, la Corte Suprema dijo “el propósito de la regla es permitirle al cliente que haga una decisión informada en cuanto a sí los riesgos predecibles de un curso de acción legal propuesto se justifican por sus beneficios potenciales cuando se comparan con cursos de acción alternativos”.

El razonamiento y la decisión de la Corte Suprema del Estado de Kentucky son difíciles de reconciliar con el extenso cuerpo de la ley en esta situación. Las leyes y las decisiones de la Corte Suprema claramente requieren que los abogados informen apropiadamente a sus clientes de aún las potenciales consecuencias legales adversas de sus decisiones. Solamente podemos esperar que la Corte Suprema de Estados Unidos decidirá este caso basada en los principios legales que han sido los fundamentos de nuestro sistema legal y resistirá cualquier tentación de permitir que las consideraciones políticas influencien su decisión.

El Lic. Araujo es experto comentarista sobre asuntos legales. Su bufete se especializa en la representación de personas lesionadas en accidentes de trabajo y en general. Puede comunicarse con el Lic. Araujo al 1-800-248-4100 .

Return to the Frontpage