March 20, 2009

Crisis en los medios en español

Por Eduardo Stanley

La palabra crisis se escribe igual en inglés y en español. Y los medios de comunicación en ambos idiomas la sufren por igual.

En términos generales, el problema radica en que los ingresos por publicidad se han reducido dramáticamente. Podemos agregar que los medios impresos en inglés padecen además otro problema: el declive de en la cantidad de lectores, que ahora prefieren otros medios, como el internet. Pero este aspecto no afecta seriamente a las publicaciones en español, al menos no todavía.

En el caso particular del Valle de San Joaquín —parte sur del Valle Central de California— que comprende ocho condados (Fresno, Kern, Kings, Madera, Merced, San Joaquín, Stanislaus y Tulare), los efectos de la crisis sobre los medios de comunicación en español son evidentes.

Las radios también sufren

A fines del 2007 cerró el semanario en español Las Noticias del Valle, publicado en la ciudad de Hanford (condado de Kings) por el periódico en inglés Hanford Sentinel.

A fines del 2008, El Mexicalo, de Bakersfield (condado de Kern), también dejó de publicarse, después de casi 30 años. Esta era la publicación independiente bilingüe más antigua del Valle de San Joaquín.

El panorama de las radios en español no es mucho mejor. Dos de ellas, con base en Fresno, desaparecieron en los últimos meses, pasando a transmitir en inglés: Súper Q y Beso.

El caso de las radios es de particular interés. Este es un medio de comunicación de gran popularidad en una zona rural como el valle de San Joaquín (VSJ). Se dice que cada uno de los campesinos trabaja con su radio al lado. En todo caso, temprano en la mañana cientos de miles de jornaleros se desplazan a los campos de trabajo, escuchando radio.

En esta zona viven casi cuatro millones de personas; aproximadamente la mitad es de origen latino. Seis de los ocho condados tienen el mayor porcentaje de personas que viven en pobreza en California. Asimismo, los niveles de educación formal son bajos, otra razón que explica la preferencia por la radio en lugar de los medios escritos.

Las publicaciones aún existentes, sin excepción, están tomando acciones estrictas de ahorro para enfrentar la situación actual.

“La crisis nos ha afectado a todos y tuvimos que implementar medidas para enfrentarla”, dijo Miguel Baez, editor de Noticiero Semanal, de Porterville (condado de Tulare). “En casi dos años nuestra circulación se redujo de 26,000 a 8,000 ejemplares”.

De acuerdo con Báez, su publicación también eliminó una posición, redujo su formato y limitó las áreas de distribución.

Estrictas medidas de ahorro

El mayor semanario latino del área, Vida en el Valle, de Fresno, también ha realizado ajustes. “Pasamos de ser totalmente bilingües a ser 80 por ciento en inglés”, dijo John Esparza, su editor. “De esta manera ahorramos considerablemente en traducciones y papel”.

Este semanario, que se publica en cinco secciones y cubre también el Valle de Sacramento, decidió controlar gastos tales como los viajes. Aún así, a fines del año pasado contrataron un reportero, un caso poco usual en las actuales circunstancias de crisis.

Vida en el Valle se publica desde hace 19 años y pertenece al Fresno Bee, de la corporación McClatchy, quien está enfrentando serios problemas económicos.

El crecimiento de la población latina en los últimos años catapultó el surgimiento de radios en español. Solamente en el area central del Valle de San Joaquín, con Fresno como la ciudad más importante, se podían escuchar unas 20 señales radiales hasta hace tres años. Pero ya no.

“Teníamos que afrontar la situación porque algunas de las estaciones no tenían ‘ratings’”, dijo Kevin Ororke, gerente general de Lotus Corporation, dueña de cuatro estaciones de Fresno, todas ellas en español antes del inicio de la crisis.

La reestructuración de la empresa llevó al cierre de Súper Q hace unos meses y a mover La Buena a la frecuencia de la primera, 101.9 FM del dial, ya que tiene mayor alcance. Y hace casi un mes, Radio Beso (107.1 FM) pasó a transmitir en inglés rock de los 60s.

Según Ororke, el ingreso por publicidad había bajado notablemente en ambas esta-ciones. La corporación mantendrá la estación en español más antigua del Valle —y quizá del estado—, KGST, La Mexicana (1600 AM), que desde hace más de 60 años transmite en nuestro idioma.

El mercado en inglés genera más ingresos

“El mercado en inglés genera mucho más ingresos y esto nos permite seguir operando”, comentó Ororke. “Tenemos el interés y el compromiso de mantener estaciones en español”. Lotus, una corporación con base en Los Angeles, tiene estaciones en Bakersfield, Las Vegas, Tucson, Reno y la misma Los Angeles.

Con estos ajustes, Ororke piensa que en el mercado radial latino del área quedarán dos emisoras dominantes: 92.1 (de Univisión) y La Buena, que se disputarán las preferencias de la audiencia.

Otras estaciones del área están en serios problemas económicos.

La gran mayoría de los periódicos en español del Valle son propiedad de diarios en inglés. Este es el caso de El Sol, de Visalia (condado de Tulare), publicado por Visalia Times Delta, de la corporación Gannett, que también publica un semanario del mismo nombre en español en el Valle de Salinas. El Sol también ha tenido que realizar ajustes. Por ejemplo, se mantiene una relación estricta entre publicidad y páginas (a menos publicidad, menos páginas) y se congelaron gastos superfluos, además de suspender los planes de expansión.

“El futuro no lo podemos preveer”, afirma Miguel Báez. “En estos momentos el objetivo es sobrevivir”. Su periódico, Noticiero Semanal, pertenece a la corporación Freedom, que posee otros seis periódicos en español en el país.

“Cuando empezamos no había tantos medios en espa-ñol”, comentó John Esparza. “Creo que los empresarios aprovecharon el crecimiento de la población latina, pero esta crisis hará que solo los mejor preparados sobrevivan”.

Reprinted from hispanicLA.com.

Return to the Frontpage