March 20, 2009

OBITUARIO

Se Viste de Luto la Familia Bazán por el Sensible Fallecimiento de su Ser Querido Ernesto Bazán Montoya

El pasado Viernes 27 de Febrero, dejó de existir el Sr. Ernesto Bazán a la edad de 75 años, después de sufrir complicaciones a causa de una cirugía llevada a cabo el pasado Octubre primero en el Hospital Pioneers Memorial, en Brawley, CA. Al mes de estar internado fue trasladado a la ciudad de San Diego para darle rehabilitación en El Dorado Care Center en donde tuvo una atención excelente tanto de los doctores como de las enfermeras, especialmente del enfermero Pedro que lo atendió como si fuera de su familia. También, Ernesto tuvo a su lado desde el principio hasta el fin a dos de sus hermanas (Vicky y Betty) quienes fueron para él como como angeles guardianes, pues jamás lo dejaron solo y fueron un apoyo tremendo en todos sentidos. Pero Dios tuvo sus motivos para llamarlo y reconfortado con todos los auxilios espirituales de la Santa Madre Iglesia Católica dejó de existir en el Grossmont Hospital.

El Sr. Bazán tal vez no se sobrepuso a que su esposa Delia Buriel se le había adelantado en el camino a principios de Julio del año pasado. Ellos fueron compañeros por más de 35 años.

Ernesto nació en un pueblito llamado Soria, Comonfort del estado de Guanajuato, un 14 de Septiembre de 1933. Hijo de Nestor Bazán y Guillermina Montoya (ya finados) fue el tercer hijo de los once que la familia formó. Cuando Ernesto era jovencito la familia se trasladó a la ciudad de Tijuana, Baja California. Con los años, por cuestiones de trabajo, Neto se fue a vivir a la bella ciudad de Ensenada, B.C. en donde trabajó en Obras Públicas y además formó su primer matrimonio en el cual procreó dos hijos: Nestor David y Elizabeth Bazán. Al pasar el tiempo, se fue a la ciudad de Mexicali en donde también siguió trabajando en Obras Públicas y atendió la Universidad para terminar sus estudios de ingeniería. Tiempo después de su divorcio, conoció a Delia la cual tenía nueve hijos de su matrimonio anterior y formaron un precioso hogar. Con su familia fue un padre amoroso, buen esposo y excelente abuelo. Al correr del tiempo vivió en San Diego y su última residencia fue en Calexico, CA.

A la fecha de su defunción le sobreviven sus hermanas: Dolores, Anita, Virginia, Beatriz y Maria. Sus hijos Jose Luis, Roberto, Adriana, Chacha, Alejandra, Beba, Oscar, Mary, Gris, Liza y Nestor David. También sus cuñados Johnny, Ted, Boy, Raúl y sus cuñadas Eva y Juanita. Deja también un gran número de sobrinos, nietos y biznietos.

Las honras funebres se llevaron a cabo en la ciudad de Mexicali, Baja California, lugar a donde el cuerpo fue trasladado. Se veló en la funeraria Gayoso el viernes 6 de Marzo a la cual asistieron familiares y amistades que vinieron de diferentes ciudades: Ensenada, Tijuana, Los Angeles y San Diego. El sábado al mediodía se celebró una misa de cuerpo presente y de ahí partió el cortejo funebre hacia el panteón en donde fué sepultado junto a su querida esposa Delia y despedido con todo el dolor de corazón por su familia y amigos.

¡Descansa en paz Ernesto, jamás te olvidaremos. Que Dios te tenga en su santo reino!

Return to the Frontpage