March 6, 2009

Con colaboración y ayuda de la comunidad dos peligrosos criminales están tras las rejas

Por Mariana Martinez

Aun en esta época de “globalización” sigue siendo muy raro que las autoridades de los gobiernos de México y Estados Unidos se pongan de acuerdo y decidan trabajar juntos para promover la justicia.

Pero un nuevo programa establecido entre autoridades de ambos lados de la frontera entre California y Baja California ha rendido rápidos frutos y podría ser un modelo a seguir en otras zonas fronterizas.

El programa fue lanzado a principios de febrero por la Procuraduría General de Justicia del Estado en coordinación con los US Marshal del Distrito Sur de California y el Departamento de Justicia del Estado de California, con la meta de capturar fugitivos de ambos países que han visto a la frontera como un lugar de refugio.

El Procurador de justicia del estado, Rommel Moreno Manjarez destacó que la agencia que dirige está buscando estrategias de vinculación con autoridades estadounidenses de todos los niveles, incluyendo la Agencia Federal de Investigaciones (FBI), la fiscalia de San Diego y ahora con la entidad encargada de los prófugos.

“Norteamericanos y mexicanos trasgrediendo las leyes han visto a la frontera como un nicho de oportunidad para evadir a la justicia” dijo Moreno, “por lo que tenemos que trabajar para entender la realidad que estamos viviendo: hay criminales que se mueven a lo ancho y largo de nuestras fronteras provocando una impunidad binacional”.

Las autoridades eligieron once rostros de personas buscadas por la justicia, que según datos de inteligencia podrían haber huido de su país.

Dan Vázquez, sub Marshal del distrito del Sur de California, explicó que durante los últimos 4 años de colaboración se ha logrado detener al menos 30 fugitivos en esta frontera.

“Pero la idea es intensificar estas acciones y vincular a la población en la captura de esas personas; muchas de ellas peligrosas, estén en donde estén”, explicó Vázquez.

Entre estos once, seis son prófugos de la justicia mexicana por delitos de secuestro y tráfico de drogas, mientras que los otros cinco son buscados por la justicia norteamericana por homicidio, violación y pederastia.

Entre los once prófugos están dos; Frederick Cecil Mclean y Vincent Legrand Walters, quienes figuran entre los 15 más buscados por autoridades federales en la página de US Marshals y quienes según las autoridades, podrían estarse escondiendo en Baja California.

Rápidos frutos

Con apenas 48 horas de haberse dado a conocer los datos de estos presuntos criminales, dos de ellos ya están en las manos de la justicia.

El primero en ser detenido fue Dennis Brian Gluck, estadounidense de 44 años, el cual fue encontrado en Baja California, a bordo de un camión de pasajeros rumbo a la ciudad de Ensenada.

Gluck, quien se identificó primeramente como Bill Wright, es acusado en Carlsbad de haber asesinado a sus padres, de 90 y 77 anos de edad.

Luego de ser entregado a autoridades mexicanas de emigración y una rápida extradición, está ya enfrentando esos cargos en una corte de Carlsbad, California.

De manera casi simultánea se logró la captura en Spring Valley de Joshua Moses Morales, quien contaba con una orden de aprehensión en Tijuana por ser señalado como presunto responsable del delito de homicidio calificado agravado en perjuicio de su hijastra de dos años de edad.

Moses Morales, compañero sentimental de la madre de la pequeña, era el encargado de su cuidado de manera frecuente, hasta que el 6 de febrero pasado, cuando el inculpado llevó en brazos a la menor con un vecina, juntos llevaron a la menor al hospital donde fue declarada muerta debido a los golpes recibidos en tórax, cara y abdomen.

Al saber de la muerte, Morales huyo del hospital.

Moses Morales contaba además con una orden de reprehensión por violación a su preliberación en California por lo que fue detenido el pasado 26 de febrero y tras una estancia en la cárcel en California de al menos 6 meses, será extraditado a México para enfrentar los cargos de asesinato.

Complacido, el procurador de Baja California insistió en seguir publicando estas fotos para pedir más ayuda del público y no descartó la posibilidad de un programa de televisión parecido a “Los Más Buscados” para detener la impunidad en la frontera.

Return to the Frontpage