June 5, 2009

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Viviana Avila

¡A cuidar nuestra piel!

Hace pocas semanas alguien me comentó su deseo de que saliera el sol para lucir un bronceado espectacular durante esta temporada. Lo que nunca me dijo es cómo se protegería para que los intensos rayos del sol no dejaran manchas en su piel u ocasionaran daños significativos en el órgano más grande del cuerpo humano.

Por eso, hoy me uno al llamado de especialistas y médicos en su campaña por concientizar a los amantes del sol para que sepan que la exposición extrema a los rayos ultravioleta puede traer consecuencias tan desagradables para su piel como el cáncer.

De acuerdo con el Centro de Control y Prevención de enfermedades de Estados Unidos, esta enfermedad se le diagnostica a un millón de personas anualmente.

Un 70 por ciento de los adultos de este país no toman medidas para protegerse contra el sol, lo que sin duda contribuye a que el cáncer de piel represente el 50 por ciento de todos los cánceres.

Y aunque los expertos aseguran que quienes están mayormente expuestos al cáncer de piel son personas de tez clara y de avanzada edad, lo cierto es que cualquier persona es vulnerable de padecerlo.

De lo que se trata no es de esconderse del sol, pero sí de tener en cuenta medidas sencillas y armarse de un bloqueador solar con un mínimo de protección número 15. La labor de un protector solar es no dejar penetrar los rayos ultravioleta en la piel; estos son los que pueden originar el cáncer.

Estos bloqueadores pueden usarse desde los 6 meses de edad y deben aplicarse en las zonas más expuestas a los rayos solares; pero también se recomienda su uso en áreas como los labios, el cuello, las plantas de los pies e incluso detrás de las orejas.

El protector solar se cae al contacto con el agua. Por eso el producto debe aplicarse cada dos horas. Debe emplearse por lo menos una onza por aplicación.

Ninguno de nosotros está exento de padecer de este tipo de cáncer, por eso debemos estar atentos a los cambios que se registren en nuestra piel. Un auto examen una vez al mes no está de más. Frente a un espejo revise si el color de su piel ha cambiado, si tiene manchas que antes no tenía, si los lunares han cambiado de color o si se han vuelto más carnosos.

No espere hasta el otro verano para tomar las medidas necesarias. Cuídese. ¡La prevención es su mejor arma contra el cáncer, y la manera más sana para disfrutar de este verano!

Amigo lector de La Columna Vertebral, para acceder a servicios en su comunidad llame a La Línea de Ayuda de La Red Hispana al 1-800-473-3003. Comente sobre La Columna Vertebral en columnavertebralred.blogspot. com

Return to the Frontpage