February 13, 2009

Naomi Watts: “The International” trata sobre temas profundos e importantes

Por Martin del Palacio

Dos años atrás fue una presencia constante en las carteleras norteamericanas, gracias a sólidos papeles en “Funny Games USA” y “Eastern Promises”, el filme de David Cronemberg en el que vivía un romance con Viggo Mortensen. Pero a lo largo del 2008 no la vimos más, y por eso el hecho de que el suyo sea uno de los nombres destacados en “The International”, el intenso thriller que llega esta semana a los cines, no deja de sorprender, entre otras cosas porque si hemos sabido de Naomi Watts por haber sido mamá, con diferencia de apenas de un año, de dos varoncitos. “La decisión de participar en la película la tomé antes de tener el bebé”, confiesa Naomi mientras amamanta a Samuel, que cumplirá dos meses el día del estreno del filme, y agrega: “yo admiraba mucho el trabajo que había hecho Tom Tykwer a lo largo de su carrera y aunque cuando me reuní con él estaba segura de que no iba a poder hacer “The International”, él me dijo que podíamos encontrar una manera de que yo participara del rodaje de todos modos”.

Watts explica que el director le permitió entrar a trabajar en la octava semana de filmación, y agrega: “por otra parte, el guión me fascinó, porque trata sobre temas profundos e importantes. Además, la historia no gira en torno a mi personaje, sino que el verdadero protagonista es Clive Owen, por lo que no fue un papel tan exigente como en algunas otras películas que hice”.

En el filme, Watts interpreta a Eleanor Whitman, la asistente del fiscal de distrito de Nueva York, quien ayuda al personaje de Owen a tratar de desenmascarar a un poderoso banco que no solo presta dinero y cobra intereses, sino que también trafica en armas, lava dinero y financia golpes de estado.

Y aunque pueda parecer que la idea de un banco asi es producto de la mente afiebrada de algún guionista, lo cierto es que Eric Singer, el autor del libreto, se inspiró en un hecho real, el del BCCI, el Banco de Crédito y Comercio Internacional, que fue el eje de un gran escándalo a principios de la década de los noventa: “había oído algunas cosas al respecto”, admite Naomi, y agrega: “pero Tom me puso al corriente de todo y me dio muchas cosas para leer sobre el tema. Es algo aterrador, sobre todo con lo que está sucediendo hoy en día en el mundo… Te muestra cómo es algo que debe regularse y controlarse”.

Y aunque las normas del cine dicen que los protagonistas de una gran superproducción tienen que enamorarse, “The International” es la excepción a la regla: “de hecho había una escena algo romántica que finalmente decidieron sacar de la película.

Me pareció una decisión acertada, porque hubiese sido algo gratuito dejarla sólo porque eso es lo que el público espera”, señala la actriz nacida en Inglaterra y criada en Australia: “no hubiese sido realista y eso es lo que me gusta de Tom, siempre busca la autenticidad. Tiene muy buen gusto y sabe mucho sobre cine; él quería inspirarse en el cinema verite de los años 70, y agregar alguna escena romántica o un beso al final le hubiese restado calidad al producto final”. Watts comenta que ser mamá de tiempo completo no le deja mucho tiempo para ser actriz, sobre todo teniendo en cuenta que los dos hijos que ha tenido con el también actor Leiv Schreiber son demasiado pequeñitos: “es bastante complicado, porque tienen necesidades muy distintas… Al mayor tengo que estar vigilándolo todo el tiempo porque sientes que se puede lastimar con cualquier cosa o caerse y siempre anda correteando por ahí. En cambio el bebé sólo come y duerme todo el día. Uno se despierta en medio de la noche y termina despertando al otro así que definitivamente es mucho trabajo”, dice agotada.

Return to the Frontpage