February 13, 2009

Beneficios especiales en el lugar de trabajo alivian estrés y mejoran productividad

Millones de trabajadores estadounidenses pierden sus trabajos, pero muchos más viven estresados en sus lugares de trabajo.

Para los afortunados que aún tienen un empleo en esta economía en bajada, las empresas pueden ayudar a aliviar el estrés laboral —y posible violencia— de los trabajadores ofreciendo beneficios alternativos complementarios, aseguran pro-fesores de economía de la Universidad de Michigan.

“Aconsejamos a las empresas que consideren el ofrecimiento de paquetes de beneficios que mantengan la salud, reduzcan el estrés y mejoren la camaradería en el lugar de trabajo”, dice Cindy Schipani, profesora de Derecho Empresarial en la Escuela de Negocios Ross. “Una fuerza de trabajo menos estresada y con más camaradería  mostraría menos tendencias a resolver los conflictos con violencia”.

“No solamente que la reducción del estrés contribuye a una sociedad más pacífica, sino que la reducción del estrés de los empleados en general y el fomento de la buena salud pueden influir positivamente en la productividad”.

Investigaciones anteriores mostraron que alrededor de 75 por ciento de los trabajadores estadounidenses listan sus lugares de trabajo como una causa importante de estrés y más de la mitad de ellos dice que su productividad se ve afectada por el estrés. Se calcula que el estrés en el trabajo cuesta a las empresas estadounidenses alrededor de 300 mil millones de dólares al año por ausentismo, dismininución de la productividad, cambios de personal y tarifas directamente relacionadas en las areas médicas, legales y de seguros.

En una nueva investigación, Schipani y su colega Norm Bishara, de la escuela Ross, examinaron las compañías listadas en la revista Forbes como “las mejores empresas donde trabajar” que ofrecen beneficios alternativos complementarios-  beneficios más allá de los beneficios tradicionales que “crean  valor en el lugar de trabajo con medidas de reducción de estrés e impactando de manera positiva  la salud de los empleados”.

Beneficios complementarios alternativos, incluyen horas flexibles y la posibilidad de trabajar desde casa; cuidados de salud de primera categoría pagados por el empleador; clases de cuidados de salud subsidiadas y participación en clubes de salud; gimnasios en el lugar de trabajo, clínicas médicas y dentales; Ausencias pagadas y servicios especiales a empleados que tienen bebés; servicios de lavandería y limpiado al seco; aparcamiento con valet y envío de la compra; y boletos rebajados para actividades sociales después de las horas de trabajo, como filmes, obras de teatro, museos, eventos deportivos y parques de entretención.

Schipani y Bishara evaluaron varias compañías de Forbes listadas como “las mejores compañías para trabajar” de varios sectores de la industria. Encontraron que en el año 2007, esas compañías, que tenían beneficios complementarios alternativos generosos,  gozaron de una reducción en el número de rotación de empleados, en relación a la media de la industria. El porcentaje promedio de ahorros en los costos de las compañías evaluadas como grupo, llegaron a los 275 millones de dólares.

“Solamente visto desde la perspectiva de negocios, los beneficios complementarios alternativos son atractivos porque pueden aumentar los beneficios al reducir el estrés, y por lo tanto reducen costos asociados con asuntos como el ausentismo, duración de enfermedad y rotación rápida”, dice Bishara, profesor asistente de derecho empresarial y ética empresarial.

Además de ayudar a reducir la rotación de empleados, aumentar la productividad de los trabajadores, reducir los costos de salud de los empleados y fomentar un estilo de vida más saludable y con menos estrés para sus empleados, los beneficios complementarios alternativos, nutren un sentido de comunidad entre los trabajadores, según los investigadores.

“Este tipo de beneficios pueden ser usados para construir camaradería y entendimiento entre los empleados, ayudar a fomentar la lealtad de los empleados hacia la compañía dándoles un trato envidiable, y servir como un ejemplo en la sociedad e incluso quizás como un modelo para acciones futuras del gobierno”, dice Schipani. “Con todo, las compañías pueden jugar un papel directo en el cuidado de su fuerza de trabajo a través de prácticas de empleo diseñadas a reducir el estrés y promover la camaraderia en el lugar de trabajo”.

“Además de beneficiar las vidas de sus empleados y beneficiar a los accionistas ofreciendo a los trabajadores formas para reducir el estrés y promover la salud, puede tener un impacto positivo en la sociedad”.

Return to the Frontpage