February 6, 2009

Comentario:

Televisión gratis

Por José R. Uzal

El próximo 17 de febrero o a más tardar en junio llegará la televisión digital y la televisión volverá a ser gratis.

En los años 50 cuando comenzó la televisión comercial, solo había que comprar un televisor, poner una antena y disfrutar gratis de todos los canales que estaban en el aire. Cierto que la selección era limitada y la recepción no era siempre clara. Movíamos la antena, le dábamos golpes al televisor o le enganchábamos un perchero y listo. De todos modos solo valía la pena ver television de las 8 a las 11 p. m. Lo más importante era que la señal de los canales existentes era totalmente gratis.

La tecnología avanzó y llegó la televisión por cable. Todos los canales se veían claros y no era afectados por las condiciones atmosféricas. Naturalmente, por el servicio de cable había que pagar. Las empresas de cable obtienen las señales de los diferentes canales que están en el aire gratis. Nos envían las señales en un alambre y nos cobran el más alto precio posible.

Al vender algo que obtenían gratis, a precios exorbitantes, las empresas de cable comenzaron a crecer y a ofrecer más servicios para convencernos que gastáramos aun más dinero. Los canales que solo existen en el cable se multiplicaron exponencialmente. Hoy en día tenemos el cable básico que ofrecen los de edificios de apartamentos, los condominios y los vecindarios planificados. Normalmente, esto son los primeros 99 canales. De ahí en adelante se requiere más equipo y más gastos para poder ver más de 500 canales, películas, pornografía, tener acceso de alta velocidad a la red cibernética, programas en alta definición y hasta servicio telefónico. El monto de la factura mensual del servicio de cable puede llegar a más de $200.

El cable ha tenido competencia de los servicios de televisión por satélite pero en realidad no son tan efectivos ni ofrecen tanta variedad de servicios como el cable. La factura mensual de la televisión por satélite puede llegar a $100.

Por suerte para los consumidores que buscan cortar gastos, para sobrevivir la presente situación económica por la que atraviesa el mundo, llega la television digital. La television digital, simple y llanamente, es el retorno de la television gratis de los años 50. La presente tecnología nos permite ver una señal nítida por antena 100% del tiempo sin necesidad de cable o satélite.

Desde hace meses las empresas de cable y satélite nos vienen informando que no tenemos que preocuparnos del cambio digital si usamos sus servicios. Lo que no nos dicen es que al llegar el cambio a television digital ya no tenemos más necesidad de pagarles a ellos para obtener una señal nítida. Solo se necesita un televisor digital y una antena.

A los dueños de televisores de antigua tecnología, los que se calcula que solo son alrededor de 8 millones en una población de 350 millones, les han dicho que tienen que adquirir un convertidor para ver la señal digital. El gobierno ha ofrecido pagar la mayor parte del costo de esta caja convertidora. La realidad es que es hora de botar el televisor y comprarse un televisor digital los cuales ya están muy baratos.

El costo de un televisor digital se amortiza en menos de dos meses de dejar de pagar cable o satélite. Es cierto que no se podrán ver los canales que no tienen señal en el aire y que solo existen en el cable. Pero también es cierto que nos podemos ahorrar miles de dólares anuales si cancelamos el servicio de cable o satélite. Las películas y muchos de los programs que ofrecen los canales que solo existen en el cable los podemos alquilar cuando queremos verlos sin necesidad de comprarlos el mes entero y verlos solo de vez en cuando.

Olvide la caja convertidora, compre un televisor digital, una antena y cancele el servicio de cable o satélite. Ahorre el poco dinero que nos han dejado. De todos modos no vamos a ver tanta televisión teniendo que tener 3 trabajos para sobrevivir.

José R. Uzal (uzal@msn.com) escribe para el Latino Semanal., en West Palm Beach FL, sobre temas de interés para los hispanos parlantes.

Letters to the Editor Return to the Frontpage