September 12, 2008

Pearl Quiñones: La voz de los menos privilegiados

Por Pablo Jaime Sáinz

Pearl Quiñones decidió ser candidata para la mesa directiva del Distrito Escolar de Sweetwater hace ocho años para detener cualquier tipo de discriminación en las escuelas, para prevenir la discriminación que ella sintió mientras crecía como una niña mexicoamericana en una comunidad rural en las afueras de El Paso.

“Creo que todos los niños tienen el derecho a tener una educación pública de calidad sin importar su grupo étnico; creo que nadie debe ser discriminado sin importar el color de su piel o su nivel económico. Creo que todos deben ser tratados por igual y todos deben ser tratados con respeto y dignidad”, dice Quiñones, quien busca la reelección a su tercer periodo en el Puesto 2 en noviembre 4.

Quiñones dice que, aunque ha sido discriminada muchas veces en su vida, como miembro de una familia de escasos recursos y como madre soltera, ha podido salir adelante y vencer las barreras –algo que quiere continuar ayudando a lograr a otros estudiantes en el distrito con historias parecidas a la de ella.

“He sido muy afortunada de conocer a gente que me ha ayudado por ninguna otra razón más que ayudarme a triunfar. Nunca esperaron nada a cambio, más que darle a la comunidad. Nunca olvidaré eso. Me hice una promesa a mi misma de que si alguna vez estaba en una posición en la que pudiera ayudar a los menos privilegiados, yo sería su voz”, dice Quiñones.

Quiñones, quien es la actual presidenta de la mesa directiva, está siendo retada por el educador jubilado Lorenzo Provencio y el representante financiero Gabriel Rodriguez. Quiñones dice que ella debería ser reelegida porque a través de su liderazgo, el distrito ha hecho mejoras en muchas áreas.

“Nuestro distrito ha mejorado mucho en los últimos ocho años”, dice. “Nuestros resultados en los exámenes estatales han aumentado, el índice de deserción es uno de los más bajos en el condado y estamos mejorando nuestras escuelas. Más estudiantes están preparados para la universidad. Y nuestras escuelas son seguras para aprender”.

Quiñones también fundó el “Premio a la Asistencia Perfecta Pearl Quiñones”, que reconoce a los estudiantes que nunca faltan a clases con un certificado valido por un corte de cabello y sesión de estilo con un valor de $250 patrocinado por un salón de belleza local.

“Cuando los niños son motivados a quedarse en la escuela, tienen más oportunidad de ser exitosos”, dice. “A través de este premio, esperamos darles más incentivos para que los estudiantes vayan a clases todos los días”.

Quiñones tiene una historia similar a la de la mayoría latina que asiste a loas escuelas en el distrito. Ella es la cuarta de cinco hijas. Su padre no tenía educación formal y su madre sólo completó el séptimo grado. Quiñones es la segunda persona en su familia en recibir un título universitario. Trabaja como especialista en prevención de deserción en el Distrito Escolar de San Ysidro y tiene una maestría en administración pública por San Diego State University.

“Me postulé para la mesa directiva porque nunca había habido una latina en la mesa directiva del distrito que tiene una mayoría latina. En verdad creo que la administración debe reflejar a la población a la que sirve. Me postulé porque National City ni San Ysidro habían tenido representación en la mesa directiva. Me postulé porque quería representar a las familias trabajadoras”.

En los dos periodos que ha estado en la mesa directiva, Quiñones dice que se ha mantenido fiel a sus principios.

“He aprendido que mi servicio es, y siempre será, para nuestros estudianets, empleados y padres”.

Durante su tercer periodo en la mesa directiva, Quiñones dice que le gustaría enfocarse en varios temas, incluyendo mejorar los programas vocacionales para los estudiantes, la renovación de los salones de clases y en el mantenimiento de presupuestos responsables.

Pero más que nada, le gustaría seguir asegurándose que todos los estudiantes, sin importar su origen, reciban la educación de alta calidad que se merecen.

“Cuando me uní a la mesa directiva de Sweetwater, sabía que tenía una promesa a mi misma y a los que me eligieron para representarlos. Creo que he llenado esa promesa”, dice Quiñones.

Return to the Frontpage