October 17, 2008

Braceros De La Segunda Guerra Mundial Obtienen Acceso A Sus Ahorros De Trabajo

Los trabajadores deben presentar un reclamo en la Embajada o el Consulado Mexicano en EE.UU.

La bufeta de abogados Hughes Socol Piers Resnick & Dym, Ltd. de Chicago, IL., hoy anuncio que miles de trabajadores mexicanos del campo y de vías férreas podrían recibir pronto el dinero retenido de sus salarios por trabajo realizado en Estados Unidos durante la era de la Segunda Guerra Mundial, como resultado de un acuerdo judicial de una demanda colectiva que recibió aprobación preliminar de una corte federal el viernes 10 de octubre de 2008 en San Francisco, CA.

El acuerdo judicial fue logrado entre el gobierno mexicano y un grupo de abogados estadounidenses que representan a los trabajadores mexicanos —conocidos como braceros o trabajadores manuales— quienes vinieron a los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial para trabajar en trabajos de agricultura o de vías férreas de acuerdo con una serie de tratados internacionales entre el gobierno de México y de Estados Unidos. Dicho acuerdo proporciona pagos a los braceros o a sus familiares supervivientes que residen en Estados Unidos y pueden suministrar documentos originales que muestren que ellos (o un padre o cónyuge fallecido) trabajaron como braceros del 1 de enero de 1942 al 31 de diciembre de 1946. Todos los reclamos deben ser presentados en persona en una oficina del Consulado Mexicano o la Embajada Mexicana en Washington, D.C. antes de 23 de diciembre de 2008.

De acuerdo a la demanda colectiva, los braceros y sus familiares se quejaron de que no sólo fueron obligados a realizar trabajo pesado en malas condiciones, sino que por más de 60 años se les ha negado el 10% de sus ahorros por el gobierno mexicano. Los sueldos fueron depositados en una cuenta separada de acuerdo a los términos de los tratados internacionales para proveer cuentas de ahorro garantizadas a los trabajadores. Sin embargo, dichos sueldos nunca fueron pagados.

“Estos individuos trabajadores vinieron a Estados Unidos para ayudar a nuestro país en tiempo de guerra. Ellos respetaron las leyes y realizaron todo lo que se les pidió, y a cambio fueron explotados y maltratados”, dijo Matthew Piers, un socio de Hughes Socol Piers Resnick & Dym, Ltd., de Chicago, IL, una de las muchas firmas de abogados del país que participó en el proceso judicial para lograr que los braceros obtuvieran acceso a sus fondos de ahorro devengados.

“El acuerdo judicial representa un acto de justicia significativo para los braceros y sus familias, a quienes se les ha adeudado sus ahorros por más de medio siglo”, añadió Piers.Más de un cuarto de millón de trabajadores mexicanos del campo y de las vías férreas firmaron contratos para trabajar como braceros en los EE.UU. entre 1942 y 1946, y se les retuvo el 10% de sus salarios por sus empleadores estadounidenses, que posteriormente fueron transferidos (a través de Wells Fargo Bank y Union Trust Company of San Francisco) al Banco de México (Bank of Mexico) y al Banco Nacional de Crédito Agrícola (National Bank of Agricultural Credit) y debieron haber sido pagados a los braceros tras su regreso a México

La demanda judicial alega que dichos fondos nunca fueron pagados a los braceros y fueron apropiados indebidamente por el gobierno mexicano. Bajo los términos del acuerdo, el gobierno mexicano entregará a los braceros, o a sus cónyuges o hijos supervivientes, una cantidad de aproximadamente $3,500.

Un número creciente de organizaciones latinas nacionales y regionales con base comunitaria forman parte de este esfuerzo para informar a sus respectivos constituyentes de qué modo los braceros y/o sus familiares supervivientes pueden presentar un reclamo por los fondos. Entre ellos están la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas (NAHP por sus siglas en inglés), la Coalición de Illinois para los Derechos de los Inmigrantes y los Refugiados (ICIRR por sus siglas en inglés), el Concejo de Migrantes de Texas (TMC por sus siglas en inglés), Impremedia Publications, el Instituto del Comité Hispano del Congreso (CHCI por sus siglas en inglés), Justicia para los Trabajadores del Campo (reconocida como Farmworker Justice en íngles) y Univision (Radio y Televisión).

Para recibir más información o asistencia para llenar y entregar los formularios de aplicación para el reclamo, por favor visite el sitio web del Caso Bracero en www.casobracero.com, llame gratis a la línea directa del Caso Bracero al 1-877-436-9359, o envíe una carta a Caso Bracero, P.O. Box 641610, Chicago, Illinois, 60664-1610. Se invita a todas las personas interesadas a actuar rápidamente, puesto que la fecha límite para enviar los formularios de aplicación a las oficinas del gobierno mexicano en Estados Unidos es el 23 de diciembre de 2008.

Return to the Frontpage