October 10, 2008

Comentario:

Obama 2, McCain 0

Por Humberto Caspa, Ph.D

El segundo debate ya está en la bolsa. Sólo falta otro, el de la próxima semana, y con eso termina una seria de preguntas y respuestas que dan a los candidatos, Barack Obama y John McCain, un forum abierto para presentar sus planes de gobierno.

Para los electores, el debate es como un show virtual en donde la apariencia y la expresión física de los participantes importan tanto como la exposición sus respuestas.

De acuerdo al análisis de algunos medios de comunicación y de profesionales en la política, el senador Barack Obama se adjudicó otra victoria. El recuento hasta hoy está de dos para el demócrata y cero para el republicano.

El senador John McCain, como en el primer encuentro, demostró mucha pasión cuando se dirigía a la concurrencia. Esta vez, a diferencia de la primera, su mirada se centró hacia las cámaras de televisión, con la intención de conectar con los televidentes y cautivar a los votantes indecisos.

Hubo momentos en que McCain demostró que tiene conocimientos. Su experiencia, por cierto, es innegable, pero su capacidad resolutiva no es nada envidiable. Obama le ha estado criticando con mucho éxito por su apego a las políticas del actual gobierno de George W. Bush. La verdad es que hay mucho de verdad en lo que dice, pero no todo es cierto.

Asimismo, la experiencia de McCain hizo notar algunos atributos personales que no le remuneran puntos en la balanza electoral. Se notó que los años pesan en el momento de articular las ideas.

Al frente de las pantallas claramente se observó a una persona que está en el ocaso de su vida. Y también se pudo apreciar que el otro candidato ofrecía vitalidad y fuerza. Obama está lleno de lleno de energía. Su aspecto indica que sus mejores días están por venir.

Mientras que McCain demuestra todo lo contrario. No tiene soltura y no goza de vitalidad. Algunos electores tomarán estos elementos en el momento de votar. Una gran mayoría de la población estadounidense coincide en que su elegida a la vicepresidencia, Sarah Palin, no está en condiciones de tomar las riendas del país. En dos entrevistas a los medios de comunicación, particularmente con la periodista Katie Couric, Palin hizo notar su falta de coherencia en la economía y la política exterior.

Por otra parte, parece que a McCain le falló su trato educado durante el debate. Sus instintos indecorosos se impusieron a su perfil respetuoso. En un momento de rabia insultó claramente a Obama. En vez de dirigirle la palabra como a una persona o como a un colega que le disputa un puesto político, McCain se refirió a Obama como una cosa insignificante. “Ese [esa cosa que está sentada ahí]”, subrayó de manera irritante.

Alrededor de dos décadas atrás, en la contienda electoral de Bill Clinton y George Bush, padre del actual presidente, hubo momentos vergonzosos que hacen revivir el comportamiento de McCain. En medio de encuestas que daban victoria a su contrincante y una crisis económica que agobiaba su administración, un enojado Bush calificó a Bill Clinton y Al Gore como payasos de un circo. “Esos son una payasos”, dijo a los medios de comunicación.

Hoy, la contienda electoral tiene los mismos condimentos políticos y económicos de ese periodo. Por un lado, las encuestas especialistas le están dando una diferencia de cuatro y hasta seis puntos a favor de Obama. Y por el otro, la situación económica del país está insertada dentro de una crisis de histórica. McCain, al igual que Bush (padre), desesperado por la falta de una estrategia coherente y un proceso electoral en su contra, se está dejando llevar por el insultó y la majadería.

Así como están las cosa hoy, el próximo noviembre, Obama estaría haciendo historia. Su probable destino a la Casa Blanca, estará dando señales que Estados Unidos cambia por dentro hacia fuera. Su pancarta política, “Cambio que necesitamos”, valoran una cultura progresista. Esperemos que ese cambio sea para bien de la nación y el mundo.

Dr. Humberto Caspa es profesor universitario. Autor del libro: “Terror en el barrio latino: La llegada de la nueva derecha al gobierno municipal.” E-mail: hcletters@yahoo.com

Letters to the Editor Return to the Frontpage