May 23, 2008

Cristian Mijares Nuevo Campeón Supermosca CMB y AMB

Por Jesus Gomez Flores

En una verdadera noche mágica en Gómez Palacio Cristian Mijares supera por decisión dividida a Alexander Muñoz quien sufre su tercera derrota en su carrera y una vez más a manos de un mexicano.

Mijares retiene su título mundial supermosca del CMB y ahora es nuevo campeón supermosca de la AMB dando cátedra de buen boxeo.

Gómez Palacio Durango, México - No podía ser más espectacular en un momento de gran entusiasmo el más esperado de la noche, ante un abarrotado Auditorio Centenario y debajo de una estela de luces multicolores y fuegos artificiales Cristian “El Diamante”, Mijares salió de su vestidor rumbo al cuadrilátero acompañado por su equipo de trabajo encabezado por sus entrenadores y tíos Vicente y Ricardo Mijares, su apoderado y manejador Ignacio Huizar, Guillermo Rocha amigo personal, Kaki Kameda excampeon mundial minimosca, y el Doctor Román Cruz, eran las diez de la noche con veinte minutos.

El primer round fue completamente de estudio, quizá ambos peleadores en su estrategia buscaron medir a su rival, Muñoz en por lo menos un par de ocasiones se abrazó a la humanidad de Mijares para no permitirle su accionar.

Al grito de “Cristian, Cristian” se desarrolló el segundo episodio en el que Mijares se quitó de encima los golpes de Muñoz que parece querer terminar por la vía rápida desde el inicio, poco lucieron ambos pugilistas.

El tercer episodio mostró de alguna manera las marrullerías de Muñoz que constantemente buscaba el abrazo para nulificar la mano izquierda del mexicano.

Para el cuarto rollo contínuo Muñoz con su estrategia, sin embargo, ahora mijares conectó una mayor cantidad de golpes sobre el rostro de su rival sin hacer mucho daño pero imponiendo condiciones.

En el quinto episodio Mijares buscaba con insistencia la zona hepática de Muñoz pero este insistía en impedir de una manera no leal el accionar del mexicano. De hecho aún y cuando la campana anunciaba la finalización del round Muñoz lanzó un par de golpes sobre el rostro de Mijares.

En el sexto, el tercero sobre la superficie, reconvino la actitud del venezolano en dos ocasiones descontándole en la segunda de ellas un punto por golpear sobre la nuca de Mijares. De vez en cuando, el venezolano descargaba su mano derecha pero recibía a cambio combinaciones del mexicano que impactaban en su rostro.

Para el séptimo rollo, las indicaciones en la esquina de Mijares eran no desesperarse buscar más el cuerpo del venezolano para disminuir su potencial pero este episodio comenzó siendo dominado por Muñoz que impactó de manera certera en tres ocasiones el rostro de Mijares con el puño derecho pero sin lastimarlo y mucho menos poner en riesgo a su oponente. Mijares reaccionó en este mismo episodio impactando certeros golpes de izquierda sobre el rostro de Muñoz y la zona del abdomen.

En el octavo episodio aparecieron los gritos de “México, México”, con lo que Mijares se fue con todo al frente y a unos segundos de finalizar este rollo Mijares hizo vibrar a la audiencia al impactar solidamente un izquierdazo sobre el rostro de Muñoz que lo hizo tambalear.

El noveno fue completamente dominado por Mijares que una y otra vez conectaba con certeza sus golpes sobre el rostro de Muñoz que impávido no tenía más que aceptar el castigo recibido, poca la reacción del venezolano que intentaba buscar el rostro de su rival pero nunca apareció su explosividad.

Poco a poco fueron disminuyendo las condiciones del venezolano que cada vez aceptaba mayor castigo de Mijares en el décimo rollo. En más de dos ocasiones, el referi tuvo que intervenir para separar a los oponentes ya que Muñoz en una clara disminución de posibilidades usaba de formas no ortodoxas incomodar y anular los embates del mexicano, pero era claro que Mijares tomaba el domino del combate.

El boxeo de clase se imponía, Mijares daba cátedra de buen accionar, Muñoz seguía apostando a querer terminar con un solo golpe el combate, era clara ya la superioridad del mexicano sobre el venezolano que se veía cansado mientras que el mexicano se notaba más entero, golpes combinados hacían daño sobre el sudamericano, claramente Mijares se quedaba con el décimo primer episodio.

El combate se hizo viejo y llegaba al doceavo round, solo era cuestión de esperar el final para conocer el veredicto de los jueces. Sin embargo, el domino de Mijares en los últimos episodios daban la seguridad de su victoria, el combate terminó con un fuerte abrazo fraternal entre los oponentes que pacientemente esperaron las calificaciones en las tarjetas de los jueces.

Al final, las calificaciones de los jueces fueron las siguientes: Burt Clemens 116-111 para Mijares, Padilla 115-113 para Muñoz, Simmon 115-112 para Mijares con lo que el mexicano es ahora campeón supermosca de la AMB.

Al final, Mijares aceptó que ha sido una pelea muy complicada por las condiciones de su rival, “hay que ver la pelea detenidamente para analizar bien las cosas pero Muñoz es un gran peleador”; esas fueron las primeras palabras del nuevo monarca supermosca AMB.

Return to the Frontpage