May 9, 2008

Consejos para estirar tu presupuesto a la hora de comprar

Cada día cuesta más llenar el carrito de compras en el súper, ese es el eco común que escuchamos ante la creciente alza de los productos de primera necesidad. Es por esto que la mayoría de los consumidores han puesto en práctica lo que por experiencia les ha servido para ahorrar. Aquí algunos de los consejos:

Martina Ríos, 65 años, ama de casa; “Lo primero que hago es ver lo que tengo en mi casa, lo segundo es hacer una nota de lo que necesito, claro está, viendo el presupuesto de lo que tengo para comprar. Veo los anuncios de los supermercados y compro lo que esté en oferta, lo que necesito, lo que es prioridad, y si me sobra, entonces compro lo demás.

Marta Rodríguez, 45 años, secretaria; “Yo verifico las listas de los especiales en los supermercados, y de ahí planifico un menú de lo que voy a cocinar. Compro los productos de temporada, las ensaladas y frutas, que son los más frescos y están a mejor precio. Si no los he usado, antes de que se me dañen, si son frutas, las hago en conservas y las guardo en la nevera”.

Reynaldo Medina, 43 años, contratista; “Yo me fijo en los carritos que ponen en el supermercado al final, que llevan mucho tiempo y necesitan venderse rápido, ahí consigo cosas como desodorantes, pasta de dientes y champú”.

Raúl Santos, 39 años, chef; “Yo por costumbre no compro todas las cosas en el mismo supermercado, compro sólo lo que está en especial de cada uno… Ah! Y haciendo una ruta porque la gasolina también está muy cara. Casi siempre compro al salir del trabajo en mi ruta hacia la casa”.

Yari Aponte, 33 años, editora; “Yo ahorro comprando la marca de productos genérica y usando los cupones que llegan en el periódico y recortando los que vienen en los productos”.

A estos consejos de los consumidores se le suma el de los expertos del Programa de Extensión de la Universidad de Illinois:

• Haz un presupuesto mensual dividido en cuatro semanas y de ahí comprar cada semana lo necesario sin salir del presupuesto.

• Compra en oferta, pero lo que tu familia necesita. Si tu familia no lo va a consumir ya deja de ser ahorro.

• Compra con el estómago lleno, el hambre te hará comprar antojos que no necesitas.

Amigo lector, para información sobre éste y otros recursos educativos en tu comunidad llama a La Línea de Ayuda al 1-800-473-3003. 

Return to the Frontpage