March 28, 2008

Lucha el Santo En Acapulco. Lo Vitorean Niños Que Se Le Unen Por Defender A Tortugas Marinas

Por Sergio Flores Hernandez

ACAPULCO, México - “¡Para que no anden comiendo tortuga!”, gritó El Hijo del Santo desde el ring del Centro Internacional Acapulco a sus contrincantes y al público, poco antes de ser proclamado junto con sus aliados Canek y Rayo de Jalisco, los vencedores de la lucha que libraron contra Blue Demon Jr. Rey Misterio y el Hijo de Cien Caras.

El heredero del legendario Santo, Rodolfo Guzmán, antes de subir al ring habría hablado sobre su nueva responsabilidad como vocero de COSTASALVAjE con sede en San Diego, California, para luchar contra “los enemigos del mar” que han puesto en riesgo la vida marina, entre ellos a las tortugas marinas.

“Lo que mi padre hizo en las películas ahora yo lo estoy haciendo en la vida real, tratando de hacer algo con este personaje por el bien de nuestro planeta”, dijo el héroe ambiental. Y es que, en Guerrero y Michoacán se transmite en Radio y Televisión los tres cortometrajes en los que El Hijo del Santo lucha contra “el Chupacaguas”, “el Pirata Rapaz”, “el Aguas Negras” y los “Zombies comehuevos de tortuga”.

DEPREDACION ALARMANTE

Ya en la lucha, en las tribunas donde asistieron unos 5 mil acapulqueños, principalmente niños, se sumaron a la lucha del Hijo del Santo pero a favor de la conservación de la tortuga marina en las costas de Guerrero que según datos del Secretario Técnico de la Mesa Guerrerense de Protección a las Tortugas Marinas Víctor Berdejo, la depredación de esa especie en peligro de extinción es alarmante.

Pues aseguró que el año pasado se liberaron casi 2 millones de tortuguitas en el litoral de Guerrero pero el 30 por ciento de los huevos depositados por sus madres en costas del estado fueron víctimas del saqueo y tráfico ilegales.

Familias enteras demandaron posters con la imagen del Hijo del Santo en los que llama a la defensa del mar y a no depredar a la tortuga marina, carteles, que Estudiantes del Centro Universitario Hipócrates de Acapulco, así como Aída Navarro y Natalia Parra, Directora de Vida Silvestre y Coordinadora de la Región Pacífico Sur, respectivamente de la organización COSTASALVAjE, llevaron a la justa deportiva de El Santo realizada la madrugada de este sábado.

SI FUERAMOS TORTUGAS…

“Tienen que vivir como nosotros, si nosotros fuéramos tortugas nos matarían y ya no viviríamos por eso nosotros queremos que no se mueran para que puedan seguir viviendo como nosotros. Si los matan se va a extinguir el animal y ya no se va a poder ver cuando quieran verlos y ya no se va a poder liberar tortugas”, dijo Brian Emilio Hernández Loyo del tercer año de primaria Naciones Unidas de Acapulco.

Brian de 9 años de edad,oriundo de Acapulco se acercó a los jóvenes que repartían los mensajes de concientización con la imagen de El Santo y les pidió uno de los posters con la imponente máscara de El Santo para después desplegarla a los pies del ring.

“¡Santo, Santo, Santo, Santo…!”, gritaban decenas de niños que se congregaron en torno al cerco que separaba a la multitud de el ring, mientras que Brian mostraba orgulloso su poster con fondo negro y la reluciente máscara plateada del Santo con enormes letras que rezan “Santo Lucha por Defender el Mar”.

“Mi papá no ha probado (la carne y huevos de tortuga) y también él no quiere y pues él está con El Santo”, dijo Brian antes de entrar a la función de lucha y aseguró “también él está del lado de las tortugas”, dijo el niño de primaria.

COMO AYUDAR A LAS TORTUGAS

Desde el 2007 vocero de la organización binacional COSTASALVAjE de protección a los ecosistemas marinos, es El Hijo del Santo, informó la directiva de COSTASALVAjE Aída Navarro, mientras que El Santo, antes de subir al ring dio la estrategia para ayudar a preservar a las tortugas marinas.

“Es muy fácil ayudar a las tortugas marinas no consumiendo su carne y sus huevos. Cuidando nuestras playas, nuestros mares, no tirando basura en las playas. Creo que para que la gente nos ayude hay que evitar este tipo de daños a estos animales que están en peligro de extinción”, sostuvo el ambientalista.

El Santo, un día antes de su compromiso profesional en Acapulco aprovechó para que junto con Aída Navarro y Natalia Parra, Directora de Vida Silvestre y Coordinadora de la Región Pacífico Sur de Costa Salvaje, respectivamente promovieran entre turistas y lugareños la protección de la tortuga marina con pegas de stickers con la imagen del luchador y la leyenda “Yo no como huevos de tortuga”, en autos que circulaban por la avenida turística Miguel Alemán frente a la zona hotelera y concediera entrevistas en distintos medios televisivos.

“Estuvimos en un evento en la glorieta de la Diana, la gente siempre amable nos permitió poner nuestra calcomanía en sus autos, no hubo una persona que se negara y creo que es muy importante que tomemos conciencia, sobre todo la gente que vive aquí en Acapulco”, dijo el luchador.

Return to the Frontpage