June 20, 2008

Los niños latinos se matriculan menos en preescolar

Un nuevo estudio dice que los niños de minorías y de bajos recursos tienen menos oportunidad de asistir a programas de preescolar de calidad.

Por Pablo Jaime Sáinz

Los niños que asisten al nivel preescolar están mejor preparados para comenzar el kinder. Tienen mejores calificaciones en los siguientes años. Tienen más oportunidad de graduarse de la universidad.

“Son muchos los beneficios que adquieren los niños cuando son matriculados en el preescolar”, dice Stella Ohnersorgen, directora del Centro de Desarrollo Infantil del Distrito Escolar de San Ysidro. “Adquieren una variedad de herramientas para cuando ingresen al kinder”.

Un nuevo estudio sobre la educación preescolar en California dado a conocer esta semana por una organización sin fines de lucro confirma los datos de Ohnersorgen pero el estudio también indica que los niños de California que más se podrían beneficiar de estos programas son los que menos se matriculan, en especial los niños latinos.

Investigadores en RAND Corporation encontraron que los niños de familias de escasos recursos, niños cuyas madres tienen menos educación y los niños de origen latino son menos propensos a asistir a programas y centro de educación preescolar, a pesar de que están entre los grupos que muestran deficiencia en preparación escolar.

Los resultados del estudio son parte de un proyecto de investigación que pretende dar un esquema de la efectividad de la educación preescolar en California. Medios de comunicación étnicos, incluyendo La Prensa San Diego, fueron parte de una conferencia donde se dieron a conocer detalles del estudio.

“Ahora es la norma que los niños de 3 y 4 años en California pasen algún tiempo de su día en un centro de educación preescolar”, dice Lynn Karoly, la principal autora del estudio y economista para RAND. “Desafortunadamente, pocos de los centros que estudiamos tienen la alta calidad para preparar a los niños para la escuela”.

Entre los hallazgos que se hicieron hay retos y oportunidades para las preescolares en California:

• Los niños que se pueden beneficiar más de la preescolar son menos propensos a estar matriculados.

• Sólo el 15 por ciento de los que se podrían beneficiar están matriculados en programas de alta calidad.

• Menos de la mitad de los niños de 3 y 4 años en familias de escasos recursos están en programas de calidad.

• Cuarenta y cinco por ciento de los niños cuyas madres tienen menos que un diploma de high school están en centros preescolares.

• Los padres mexicoamericanos, afroamericanos y de escasos recursos reportaron más dificultades para encontrar el cuidado que querían, según una encuesta entre padres.

“Estos datos deben ser de utilidad para los politicos que estén interesados en mejorar la educación inicial en California”, dice Karoly.

Las preescolares del Distrito Escolar de San Ysidro siempre alientan a los padres de familia a que inscriban a sus niños en estos programas.

Mónica Tamayo, una de las maestras de preescolar en Sunset Elementary School en San Ysidro, dice que gracias a estos programas los niños pueden aprender el inglés de una manera más rápida.

“Entre más pronto asistan a la escuela, es mejor para los niños”, dice. “Pueden interactuar con otros niños de su edad, pueden aprender nuevas cosas”.

Martin Charles está tan agradecido con lo que su hijo Maximiliano, de tres años, ha aprendido en preescolar, que el señor es voluntario en el salón de clases del niño en Sunset.

“Las maestras le ponen mucha atención al niño aquí”, dice. “Le han ayudado a ser un mejor estudiante, un mejor niño”.

Ohnersorgen dice que los niños de tres y cuatro años pueden ingresar al preescolar. Dijo que el Distrito Escolar de San Ysidro ofrece una clase especialmente para los infantes desde un año y medio de edad.

Para encontrar una preescolar de alta calidad, estos son algunos elementos que los padres deben buscar, de acuerdo a los investigadores de RAND Corporation:

1. ¿Qué tipo de entrenamiento y educación tienen los maestros?

2. ¿Los maestros y los niños mantienen conversaciones?

3. ¿Los maestros pueden decirle no sólo que están haciendo sino porqué?

4. ¿El programa usa un currículo para guiar el aprendizaje?

5. ¿El programa da la bienvenida e involucra a las familias?

6. ¿El espacio tiene diferentes centros de aprendizaje (lectura, arte, escritura, etc.) y un área de juegos apropiada?

El estudio, “Prepared to Learn: The Nature and Quality of Early Care and Education Experiences for Preschool-Age Children in California”, está disponible en www.rand.org.

Return to the Frontpage