July 11, 2008

Prevaleció la Opinión de la Comunidad en el Nombramiento de Nuevo Director

Por Marco A. Romero

Padres de familia, maestros y líderes comunitarios del Distrito Escolar Unificado de San Diego, -SDUSD por sus siglas en inglés-, hicieron prevalecer su opinión y sus derechos, durante el proceso de designación de Edward Caballero como nuevo director de la primaria Sherman.


Edward Caballero, agradece la muestras de apoyo, al término de la reunión de la junta directiva del Distrito Escolar Unificado de San Diego, durante la cual fue nombrado nuevo director de la primaria Sherman.

“Durante siete meses, el señor Caballero había estado trabajando a brazo partido con la comunidad para conformar el programa académico de la nueva escuela Sherman, de manera que todos esperábamos que fuera nombrado director. En vez de eso, el superintendente Terry Grier decidió asignarlo a la primaria Jerabek”, explicó la señora Yazmín Bozín, presidenta del District English Learners Advisers Community (DELAC).

Bozín y una veintena de otros líderes se presentaron enojados a la última sesión de SDUSD para reclamar el derecho de su comunidad a retener a Caballero como director de Sherman, afortunadamente, como en las películas de Hollywood, la disputa entre la comunidad y la mesa directiva del Distrito Escolar, tuvo un final feliz: Caballero fue nombrado director de Sherman y los miembros del distrito se ganaron el aplauso de los inconformes.

“Nos sentimos escuchados y respetados”, declaró la señora Teodora Cruz, vice-presidenta de DELAC, un comité de la sociedad que impulsa el bilingüismo en la enseñanza como instrumento de apoyo académico entre los estudiantes para quienes el inglés es su segundo idioma.

Como ellas, otros líderes comunitarios decidieron elevar su voz de protesta ante la junta directiva del Distrito Escolar Unificado de San Diego.

En la sesión del martes se habían anotado para dar testimonio público: Rossana Rosas, Rosa Martínez, Eddie Martínez, Yolanda Hosley, Genoveva Aguilar, Silma Martínez, Marisa Espinoza, Virginia Angeles, Teodora Cruz, Valentina Hernández, Candelaria Gómez, Rosa Flores, Susana García, Angélica Serrato, Aurora Camarena, Ana Alvarado, Verónica Miranda, Yolanda Rodríguez, Estela de los Ríos, Minerva Espejo, Rosi Rangel, Karen Cardiero-Kaplan, Yazmín Bonzín, Mariana Ramírez y Aremi López.

Algunas de los discursos de las personas inconformes no tuvieron que ser pronunciados, ya que tan pronto comenzó la sesión, la presidenta de la junta directiva Katherine Nakamura anunció la decisión de asignarle al señor Caballero la dirección de Sherman. Poco antes habían sostenido una reunión a puerta cerrada los miembros de la junta directiva con la superintendente Terry Grier.

La designación de Caballero constituye una oportunidad para la implementación del programa de inmersión dual en la primaria Sherman. Esto quiere decir que los padres de familia podrán elegir que sus hijos tomen algunas de las materias en español y otras en inglés, para facilitarles el proceso de aprendizaje.

El nuevo director de Sherman dijo a La Prensa San Diego que “básicamente lo que pretendemos con este programa es preparar a los niños para el siglo XXI, enfocándolos en destrezas como la tecnología, las matemáticas, ciencias sociales, lengua extranjera y escritura”.

El señor Caballero agradeció la distinción de haber sido propuesto para dirigir la primaria Jerabek, sin embargo consideró que “no se trata de ir a una escuela que ya está funcionando eficientemente, donde están sobresaliendo los niños; para mí es más importante trabajar con una comunidad que me necesita más, como es el caso de Sherman”.

Por su parte, Mitz Lee, integrante de la junta directiva del Distrito Escolar, hizo hincapié en el derecho que tienen los padres a participar en la toma de decisiones en todo lo concerniente a la educación de sus hijos. “Son los padres los únicos que pueden exigir la rendición de cuentas y auditar el sistema”, declaró.

La señora Lee indicó que “lo positivo de todo ésto es que los padres de familia de Sherman saben que están unidos y que siempre deben estar unidos, mostrando sus interés en la educación de sus hijos”. Opinó que Sherman reclama un programa académico riguroso que propicie el mejor desarrollo de los niños.

“En este asunto de la escuela Sherman hemos visto la preocupación de los padres y su respaldo al director, por esa razón el superintendente decidió apoyar la voluntad de la comunidad. Nosotros no pretendemos involucrarnos en la designación del personal, pero tampoco vamos a permitir que se tomen acciones que afecten a la comunidad”, expresó.

Por otra parte, la señora Lee convocó a los padres de familia a opinar sobre lo qué deben hacer los niños al terminar las horas de escuela, como por ejemplo la práctica del deporte y las actividades artísticas, su participación en programas educativos los fines de semana, y clases de tutoría para los estudiantes que están atrasados en sus grados. Dijo que esperaba escuchar sugerencias de la comunidad en ese sentido.

La primaria Sherman reabrirá sus puertas en septiembre, totalmente reconstruída, y servirá a unos 400 alumnos.

Return to the Frontpage