January 25, 2008

México del Norte
Por Jorge Mújica Murias

“Fue un error…”

“Esto no tiene nada que ver con la reforma a la inmigración. Este es un error del sistema”.

Así califica el congresista Dan Lipinski, Demócrata que representa el tercer Distrito de Illinois en Washington, al intento por parte de las autoridades de Inmigración de deportar a Corina Turcinovic, ciudadana francesa.

Su historia, como muchas historias de inmigrantes, es terrible. Corina vino a Estados Unidos cuando a su prometido, Maro, lo atropelló un coche durante un viaje. Un error del hospital lo dejó parapléjico y Corina se cambió de país y cuidó a Maro hasta el día de su muerte, hace unos tres años. Corina llegó, en 1990, como llega la mitad de los inmigrantes que luego se vuelven indocumentados, en avión con boleto de clase turista y con visa de lo mismo.

La visa le daba derecho de quedarse solamente 90 días, pero como todos esos inmigrantes de clase turista, Corina se quedó después del tiempo permitido. Se quedó 17 años… Se casó con Maro y lo cuidó 14 años. Su esposo murió en 2004 sin poder convertirse en ciudadano de Estados Unidos porque Inmigración lo citó en sus oficinas para tomarle las huellas digitales. Ante la imposibilidad de hacerlo, su abogado tramitó que fueran a su casa a tomarle las huellas, y Maro se quedó esperando al agente de la migra.

Por su parte, Corina se quedó más indocumentada que antes, y la arrestaron en su casa en West Beverly, tercer vecindario en Chicago por el promedio de ingresos de sus residentes.

Y de alguna manera, aunque está fuera de su Distrito, de pronto el congresista Lipinski saltó a la acción. Con ayuda del también congresista Demócrata de California Zoe Lofgren, consiguió que Inmigración le de un año de gracia a Corina, mientras el Congreso analiza una “ley personal” a favor de Corina que podría darle la residencia permanente. La ley está copatrocinada por los Republicanos Steve King, de Iowa, y Lamar Smith, de Texas.

Sin margen de error…

Que Lipinski se alíe con dos Republicanos no es raro. Lo raro es que haya intervenido a favor de Corina, porque sin margen de error, Lipinski es completamente anti inmigrante.

Dan heredó la curul de su papi, William Lipinski, quien se aburrió después de 22 años como congresista. Y en el récord del hijito están los votos en favor de la infame propuesta HR4437 de Jim Sensenbrenner, en favor del muro en la frontera y en favor de “no avisarle al gobierno de México en dónde operan los Minuteman”, propuesta Republicana votada en junio del 2006.

En palabras de Lipinski, “Obviamente no hay un tema más definitorio en nuestra nación que detener la inmigración ilegal. La obligación más básica de cualquier gobierno es asegurar las fronteras nacionales. Un tema en el que aparece haber consenso entre el Senado y la Casa Blanca es el de construir una barda que sea segura. En vez de estar esperando hasta que haya una ley que cubra todo el tema, debemos adelantarnos con una ley específica en un tema, que sea efectiva y con significado”.

El apoyo a Corina posiblemente parte del hecho de que Dan tiene una fuerte oposición este año en la elección Demócrata primaria de parte de Mike Pera, fiscal asistente del Condado de Cook, quien tiene más lana para su campaña que el propio Lipinski.

El Tercer Distrito de Illinois tiene cerca de un 40 por ciento de inmigrantes, entre latinos, polacos y árabes, y las dos primeras de estas comunidades tienen una buena cantidad de indocumentados. La tercera. Al menos al decir de algunos compañeros, no tiene tantos debido a la “compasiva” política de Estados Unidos de revisar cada casa de cada árabe en el país y hacer que todos los mayores de 18 años se registraran en una lista especial de “sospechosos de terrorismo”.

Además, desde el 2002, el FBI visitó una por una por lo menos 600 mil casas, además de hacer un censo de todos los árabes en gringolandia, “visita” que terminó o en la deportación de miles de personas o en la decisión “voluntaria” de dejar el país.

De hecho, Lipinski se ha alineado con las políticas de George W. Bush acerca de la guerra, y es uno de los tantos Demócratas que inicialmente votaron a favor de la invasión a Irak. Su oponente lo llama “aliado de Bush”, pero Lipinski tiene suficientes amigos también en su Distrito, que lo apoyan decididamente.

Pero sin temor a equivocarnos, no hay inmigrantes entre ellos, con todo y el apoyo a Corina…

Contacto Jorge Mújica Murias at mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Return to the Frontpage