January 18, 2008

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Luisa Fernanda Montero

Crisis Hipotecaria: No sea una víctima más

La crisis hipotecaria que atraviesa Estados Unidos está muy lejos de terminar, es más, según los expertos puede agravarse y aun cuando el gobierno federal ha empezado a tomar medidas, las consecuencias del descalabro son dramáticas para la comunidad hispana.

Cifras del Centro para Préstamos Responsables indican que, sólo en el 2005,  más de 110 mil hispanos adquirieron préstamos hipotecarios de alto riesgo, lo que los puso a la cabeza de la lista de aquellos que, por no poder responder con la deuda, perderán sus viviendas.

En los últimos años, respondiendo al auge del mercado hipotecario, muchos hispanos fueron víctimas de prácticas usureras; vendedores y prestamistas inescrupulosos se encargaron de engañar a miles de compradores que halagados por la perspectiva de alcanzar la casa de sus sueños, lo arriesgaron todo.

Pues bien, si es cierto que muchos ya han perdido sus casas, también es cierto que existen recursos para dar la pelea, y lo más importante: prevenir que más familias hispanas se vean afectadas y pierdan hasta lo que no tienen.

Está claro que, entre los hispanos, la inocencia financiera y muchas veces la ignorancia multiplicaron el efecto de la crisis.

Muchos se dejaron llevar por la sola expectativa de “alcanzar la casa de sus sueños” y adquirieron deudas imposibles de cubrir, con tasas de intereses temporales, que aumentaron con el tiempo dejando a los “felices” propietarios totalmente imposibilitados para pagar su deuda.

Una honesta asesoría oportuna y una minuciosa lectura de la letra pequeña en los contratos, que tantos firmaron presurosamente hubieran podido mitigar la tormenta. Así que si aun planea comprar una casa, asegúrese de obtener asesoría confiable, no se quede con una sola opinión, organice su presupuesto e infórmese.

Para empezar, asegúrese de qué tipo de hipoteca o “mortgage” desea y verifique el comportamiento de sus tazas de interés; muchas permanecen fijas por un tiempo pero después aumentan, ¿podrá usted asumir ese incremento?

Adquirir una vivienda es ciertamente una posibilidad, pero para que su sueño se haga realidad y usted pueda pasar sus noches tranquilas bajo su propio techo en el calor de su hogar, debe tomar las decisiones correctas, de lo contrario, cuando las cuentas se acumulen, los intereses aumenten y su bolsillo explote, sus noches serán largas y tormentosas.

La buena noticia es que existen fuentes donde usted puede adquirir la información que necesita, como la Fundación Nacional para la Asesoría Crediticia. Visitando www.nopierdastuhogar.org o llamando al 1-800-682-9832 podrá recibir consejería gratuita en español si usted es un propietario en riesgo de embargo o planea adquirir una propiedad.

Return to the Frontpage