February 29, 2008

En Montaje Espectacular Estrenaron la Obra Teatral Edipo Güey de Mario Cantú Toscano

Por: Paco Zavala

Con la presencia de la Lic. Teresa Vicencio, Directora General del Centro Cultural Tijuana, el Lic. Gabriel Negrete, Subdirector de Enlace con los Estados de la Coordinación Nacional de Teatro del INBA, Manuel Hernández, Director de la Obra, Jesús Quintero, Escenógrafo, Maestro Arturo Nava, Iluminador, Esmeralda Ceballos, Productora, los maestros Fernando López Mateos, Laura Durán, Hebert Axel y Hugo Salcedo, miembros del Consejo Asesor, el pasado lunes 25 de febrero se verificó una rueda de prensa con la finalidad de ilustrar a los medios sobre los pormenores del montaje escénico de la obra teatral “Edipo Güey”, de Mario Cantú Toscano.

El montaje de “Edipo Güey” corresponde a la segunda coproducción teatral que apoya y promueve el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Centro Cultural Tijuana. La historia no es la misma de Sófocles “Edipo Rey”, el autor Mario Cantú Toscano, le da un giro para presentar una comedia sobre el poder y la falta de ideales.

La función de estreno se realizó el pasado martes 26 de febrero en la Sala de Espectáculos del Centro Cultural Tijuana, pero además habrá funciones para el nivel escolar y tres más para el público en general, los días 11 de marzo, 15 de abril y 13 de mayo respectivamente.

“Edipo Güey” está siendo dirigida por Manuel Hernández, con la participación actoral de: Bertha Denton (Yocasta), Ramón Verdugo (Edipo), Alejandro Baeza (Creón), Francisco Mufote (Aristóteles), Cristóbal Dearie (Tiresias), Carmen Vázquez (Safo) y Raymundo Garduño (Empédocles), todos ellos selecionados a través de una convocatoria.

Mario Cantú Toscano en su “Edipo Güey”, a diferencia de lo que acontece en la original “Edipo Rey”, en la que al final el personaje de Edipo se saca los ojos por desesperación, en esta “Edipo Güey”, el personaje se rehusa a hacerlo por cobardía, a pesar de saber que el hombre a quien mató es su padre y la mujer con la que se casó es su madre.

En este montaje el autor le da un giro importante al desarrollo de la obra al presentar una comedia en la que versa sobre el poder y la falta de ideales, en la que los distintos personajes esperan la tragedia de Edipo al sacarse los ojos y ellos aprovechar la oportunidad y lograr sus fines, como lo sabemos sucede muy continuamente, sobre todo en nuestro sistema.

En el aspecto económico no les fue nada mal en esta premiere; prácticamente se llenó el teatro. Que bueno, porque esta situación alienta el montaje de obras teatrales hechas en Tijuana con actores, actríces, productores, directores, iluminadores, escenógrafos, modistos(as), maquillistas, y todo el staff de producción tijuanense.

Return to the Frontpage