February 29, 2008

Selección mexicana sub-23 visitó Tijuana

Por Luis Alonso Pérez

Intensa pasión futbolística vivió la afición tijuanense que acudió al Estadio Caliente para apoyar a la selección mexicana en su encuentro amistoso contra el equipo de Paraguay.

La ciudad fronteriza fue la tercera y última parada de preparación para la selección sub-23 en su camino al torneo de clasificación a las olimpiadas de Beijing 2008.


El portero mexicano Guillermo Ochoa fue el jugador más aclamado por la afición tijuanense durante el enfrentamiento contra la escuadra paraguaya.

La escuadra mexicana entregó todo en la cancha y ofreció un partido de primer nivel, demostrando una superioridad defensiva y ofensiva que no logró consolidar un gol en 90 minutos, a pesar contar con tres ocasiones claras de gol.

Hugo Sánchez, director técnico del equipo mexicano expresó que estos partidos no son nada amistosos, son más bien de preparación.

“Para hacer un examen primero hay que estudiar, prepararse y capacitarse. Estos partidos son como estudiar” expresó Sánchez, y agregó que los exámenes se llevarán a cabo del 11 al 23 de marzo en Estados Unidos.

Durante una conferencia de prensa realizada un día antes del encuentro, Hugo Sánchez aceptó que durante los partidos previos al torneo son normales las equivocaciones, fallas y falta de armonía, incluso una derrota como ya pasó.

“Pero el resultado es lo de menos, lo que importa es la preparación”.

El recientemente inaugurado estadio tijuanense registró un lleno total durante el partido de preparación, en el que la afición pudo apreciar la alineación base que en marzo representará a México.

“Tenemos un cuerpo humano fantástico, tanto como personas como futbolístas, creo que hay una generación muy buena de jugadores, lo único que falta es capacitación, preparación y trabajar en equipo” aseguró Hugo Sánchez.

El titular de la selección explicó que seleccionó a los jugadores basándose en sus observaciones y análisis, valorando la calidad y el talento no solamente dentro del campo, sino también conociendo al jugador como persona.

“No hay tanta diferencia entre la selección mayor que la preolímpica, la mentalidad actual es diferente a las generaciones pasadas. Tenemos hambre de triunfo y de trascender mundialmente”.

Sin lugar a dudas el portero mexicano Guillermo Ochoa fue el jugador más aclamado por la afición durante el enfrentamiento contra la escuadra paraguaya, una situación que le resulta a la vez muy difícil pero a la vez gratificante.

“Sabemos que hay millones de mexicanos detrás de nosotros que quieren sentirse orgullosos de ver a su selección ganar, pero nosotros solo pensamos en hacer las cosas bien en el terreno de juego durante el partido para que al final todos estemos contentos”.

El cancerbero mexicano asegura que el equipo está trabajando tan fuerte que no han descansado ningún día desde que iniciaron los partidos de preparación.

“Tenemos el compromiso de buscar nuestro boleto a las olimpiadas y a dar lo mejor de cada quien en la cancha” agregó Ochoa.

A pesar de la actitud positiva de los seleccionados, el equipo mexicano no ha anotado un solo gol en los dos últimos partidos jugados. Su victoria previa sobre la selección chilena ayuda a aminorar la falta de goles de este partido y su pasada derrota contra Ecuador.

Aún así, Hugo Sánchez sigue teniendo como meta alcanzar un nivel de competitividad que le permita hacer frente a rivales como Brasil, Argentina, Alemania o Italia, las grandes potencias mundiales del Fútbol.

“Después de Brasil y Argentina, México es la tercer potencia futbolística en el continente y creo que lo demostramos con hechos, no con palabras”.

La selección cuenta con dos semanas para mejorar su defensiva y corregir los errores antes de las eliminatorias olímpicas.

Al ser cuestionado sobre sus predicciones para los siguientes partidos, Hugo Sánchez respondió que no es mago ni adivino para saber cual será el resultado.

“Lo que si puedo asegurar es que nos capacitamos y nos preparamos para lo que alcanzar nuestros objetivos, nuestra meta es llegar a los juegos olímpicos y ganar una medalla”.

Return to the Frontpage