February 22, 2008

De católico a protestante

Muchos católicos desde México hasta Argentina cuando emigran a Estados Unidos cambian su religión a otra forma de cristianismo. ¿Cuáles son las razones de estos cambios?

Parte III (Última parte)

Por Pablo Jaime Sáinz

Consecuencias

El cambio de denominación cristiana puede traer consecuencias para muchos inmi-grantes, incluso familias se han destruido debido a esto, indica Alberto Hernández, sociólogo del Colegio de la Frontera Norte en Tijuana y autor del estudio “La conversión religiosa como proceso transnacional”.

“El trato familiar cambia”, indica Hernández. “Algunos se apartan de familiares que no comparten la misma fe”.

Otra de las consecuencias es caer en las garras de iglesias que no se tientan el corazón para lucrar con la fe de la gente. Existen denominaciones que se aprovechan de los inmigrantes para estafarlos.

“Son casos aislados en donde se cometen robos y tienen ideas muy absurdas”, según Hernández. “Pero estas son sólo una minoría que se aprovecha de la situación emocional de los inmigrantes”.

¿La misma fe?

Por un lado, se cree que entre los católicos hay cierto grado de intolerancia hacia los protestantes.

“Si eres mexicano pero no eres católico, la gente te mira como una aberración”, afirma Luis Germán Villa, quien pertenece a la iglesia evangélica.

Sin embargo, Hernández dice que el panorama está cambiando.

“Es totalmente erróneo decir que ser mexicano y ser católico son sinónimos”, afirma. “En México se están dando muchos cambios, y ahora, incluso en toda América Latina, un alto porcentaje de la población no profesa la fe católica”.

Enrique Méndez, antiguo director de la desaparecida Oficina de Asuntos Hispanos de la Diócesis Católica de San Diego, asegura que la tolerancia es muy importante.

“La Iglesia Católica no está en contra de otras religiones”, aclara. “Las tratamos con respeto y estamos creando un diálogo con otras denominaciones”.

Algunos católicos se quejan de grupos como los Testigos de Jehová o los Mormones, quienes tocan a las puertas de las casas para predicar su mensaje.

“Cuando veo a mexicanos que antes eran católicos les pregunto que por qué cambiaron” indica Méndez. “Ahí es cuando noto que dejaron la Iglesia Católica por ignorancia. No conocieron la doctrina y no la amaban. Yo los respeto, pero si llegan a una casa católica creyentes de otras denominaciones, yo les pido que también respeten nuestras creencias”.

Ignacio Retes, quien es mormón, dice que los cristianos, católicos o no, están unidos por sus creencias.

“Al final, Testigos de Jehová y mormones, católicos y bautistas, evangelistas y luteranos, todos tienen algo en común: la fe en Jesucristo”, dice.

Para Méndez, lo importante es que todos los cristianos, incluyendo los católicos, sean firmes en sus creencias.

“Conozcan, amen y practiquen su religión”, indica, “pero sobre todo, sigan los pasos de Cristo”.

Rodrigo Valdivia, director de la Oficina de Diversidad Cultural de la Diócesis de San Diego, también está de acuerdo que entre todos los cristianos, incluidos los católicos, debe haber respeto, tal como lo hubiera hecho Jesucristo.

“Nuestra misión, como católicos es de seguir los pasos de Jesús, compartir su amor y de esta manera seguir construyendo el reino de Dios entre todos”, dice Valdivia.

Return to the Frontpage