December 24, 2008

La Nueva Lucha Libre de California

Pelea entre los luchadores y la patrulla fronteriza

Por Carlos Cota Estévez
New America Media

SAN JOSE — Gabriel Ramírez es el dueño y fundador de la promoción independiente de lucha Pro Wrestling Revolution. Su pasión por esta forma de espectáculo nació hace más de treinta años. Como niño, Gabriel recuerda ver la leyenda Andre the Giant.

Fue amor a primera vista y Ramírez quizo ser luchador profesional. Lo intentó, pero el dolor era demasiado, el riezgo físico para alguien que trabajaba en la construcción era demasiado; la pasión tambien era demasiada. “Recuerdo haberle preguntado una vez a mi maestra de matemáticas cuándo debía de dejar de contar, cuándo terminaban las números. Ella me dijo que nunca. Quedé muy impresionado con esa idea, pero la entendí rápido porque es lo mismo que pasa con mi pasión por la lucha”, comentó Ramírez.

Sin embargo, la razón por la cual Ramírez pisó por primera vez una arena de lucha no fueron las grandes estrellas norteamericanas. Su padre, Javier, nacido en Guadalajara, Jalisco, México, lo llevaría a su primer show en los Estados Unidos para ver luchadores mexicanos. Hace más de treinta años, una pequeña minoría hispana dentro de la audiencia asistía a apoyar a leyendas de la Lucha Libre.

Su contacto con ambos estilos de lucha determinaría la forma en la que Ramírez produce sus funciones de lucha actualmente. En la medida en la que la comunidad mexicana ha crecido en California, la demanda para ver luchadores aumenta. Gabriel ha capitalizado esta realidad en el ring, presentando como su mayor atracción la pelea de leyendas mexicanas de la lucha libre contra luchadores norteamericanos que caracterizan a la border patrol.

Las funciones de lucha de Pro Wrestling Revolution tienen una convocatoria de entre 800 y 2000 personas en el norte de California. Los boletos cuestan entre 10 y 20 dólares. Según el luchador norteamericano Strongman Jon Andersen, Pro Wrestling Revolution tiene la promoción independiente de lucha más exitosa de los Estados Unidos. Desde 1996 Gabriel ha encontrado la fórmula para ser exitoso en este difícil negocio. Javier espera ver a su hijo produciendo una función de lucha en el HP Pavillion de San José California.

Qué es la lucha y qué es la lucha libre

La lucha en general (wrestling) es una forma de espectáculo que combina las habilidades atléticas reales y el drama (ficción). En el transcurso de una pelea de lucha existe una linea narrativa, basada en ficción y realidad al mismo tiempo. Tambien existe contacto físico (golpes en la cara, golpes en el cuerpo, caídas, llaves) entre los luchadores, los cuales son a veces ficticios y a veces reales. El balance entre el drama y las habilidades atléticas varía según el estilo de lucha.

Por un lado, la lucha libre mexicana, se caracteriza por enfatizar la destreza de los luchadores, proponiendo un estilo que aplaude los vuelos en las alturas, el rápido ritmo en el contacto físico y el intercambio de movimientos. El drama está presente y es una parte escencial del espectáculo, pero son las destrezas y proezas del luchador lo que pone de pie al público en las arenas mexicanas. El drama basado en asuntos personales entre oponentes es borrado con el hecho de que la identidad de los luchadores está protegida por el uso de las máscaras.

Por otro lado, el estilo de lucha americano, se caracteriza por enfatizar el drama desarrollado en una pelea. Es el intercambio de declaraciones entre los luchadores antes de la pelea, la creación de conflictos personales ficticios entre oponentes (esta estrategia es usada en el main stream de la lucha, catalizado por la televisión), y la exageración del drama implícito en la narrativa de una función de lucha, lo que condimenta una función americana. El contacto físico entre luchadores norteamericanos suele ser más fuerte (por lo general son personas muy grandes y fuertes), lo cual provoca que este estilo de lucha sea mucho más estático.

La trama planteada en las peleas entre los luchadores y la patrulla fronteriza responde a una realidad social concreta. No sobra decir que las políticas antimigratorias en los Estados Unidos han creado un resentimiento de parte de la comunidad hispana. No sabemos qué pasará en los próximos años. Tal vez este problema se solucione y las funciones de esta nueva lucha tendrán otra trama que plantear, pero la función tiene que continuar.

Parece claro que esta mezcla de estilos puede evolucionar en el nacimiento de un nuevo estilo de lucha. En la actualidad existen gimnacios en el Area de la Bahía que se dedican a entrenar ambos estilos. Si me pidieran mi opinión personal, diría que ese nuevo estilo se inclinará a resaltar la espectacularidad en los vuelos, llaves y ritmo de la lucha; así es, más hacia el lado de la lucha libre, la cual, creo, tiene un grado mayor de evolución en cuanto a su capacidad de entretener.

Para ver una presentación en video de esta historia creada por Cliff Parker visite: http://vimeo.com/2473233?pg=embed&sec=2473233

Return to the Frontpage