December 12, 2008

La Virgen de Guadalupe cruza fronteras

Por Pablo Jaime Sáinz

En estos tiempos difíciles para todo el mundo, la devoción de los mexicanos y los latinos por la Virgen de Guadalupe parece ser más fuerte que nunca.

Y es que en ambos lados de la frontera, las celebraciones a la Virgen Morena están presentes.

El domingo pasado se celebró en San Diego el desfile católico de la Virgen de Guadalupe, auspiciado por la Diócesis de San Diego.

Había desde niñitas hasta viejitas entonando la misma canción de amor:

Desde el cielo una hermosa mañana, desde el cielo una hermosa mañana, la Guadalupana, la Guadalupana, la Guadalupana bajo el Tepeyac.

Los carros alegóricos estaban bellamente adornados con imágenes de la Guadalupana y de San Juan Diego. Una cascada artificial y papel metálico de color café, dan forma al lugar original donde la virgen hizo su aparición: el cerro del Tepeyac. Las rosas rojas estaban presentes por todo el lugar.

La gente camina por las calles con una gran estatua representando a la guadalupana. Y clic-clic, la clásica foto de los niños que llevan vestimentas parecidas a la que llevaba San Juan Diego cuando recibió la visita de la virgen: jorongos, sombreros de palma, huipiles y huaraches.

Las señoras, que llegaron de parroquías desde San Ysidro hasta Escondido, se tomaron de las manos con un gran fervor guadalupano. Cantaron las Mañanitas a la Virgen:

Estas son las mañanitas que cantaba el Rey David, a las vírgenes bonitas, se las cantamos aquí, despierta, madre, despierta, mira que ya amaneció, ya los pajarillos cantan, la luna ya se metió.

En Tijuana la celebración a la Virgen del Tepeyac es en grande.

Unos días antes del 12 de diciembre, la antigua catedral de Tijuana, en el corazón del centro, inicia la celebración que conmemorará uno de los eventos más importantes para el catolicismo mexicano: la aparición de Nuestra Señora de los Ángeles a San Juan Diego, el 12 de diciembre de 1531.

El altar de la catedral es decorado bellamente con imágenes de La Guadalupana y de San Juan Diego. Una cascada artificial recrea el Cerro del Tepeyac, el lugar de la aparición. Rosas rojas están presentes por toda la catedral. La gente canta a la Virgen de Guadalupe.

El sueño de miles de tijuanenses devotos de la Virgen de Guadalupe pronto se hará realidad.

La construcción de la nueva Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe está en desarrollo en la Zona Río y los católicos de la ciudad sienten que se merecen esta moderna iglesia que rinde tributo a la Virgen de Guadalupe.

La antigua catedral de Tijuana está ubicada en el centro, en la esquina de Calle Segunda y Avenida Niños Héroes.

La nueva catedral ha sido un sueño que inició hace casi 30 años, cuando en 1978, el Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo obtuvo el lote como un donativo del gobierno federal.

Después de eso, fue una lucha constante para arrancar el proyecto, que durante este tiempo, ha visto ir y venir a dos obispos.

No fue hasta 1996, cuando el actual Arzobispo, el Padre Rafael Romo Muñoz, llegó a Tijuana, que convirtió a este proyecto en una prioridad.

“Gracias a su ubicación geográfica, es aquí donde inicia nuestra patria, y a la vez, es aquí donde inicia el reino de Nuestra Señora de Guadalupe para toda América Latina”, indica la página de Internet de la nueva catedral.

De regreso en San Diego, el domingo 14 a las 5 p.m., las mañanitas a la Virgen de Guadalupe en la Catedral Episcopal de San Pablo comprueban que la devoción por la Virgencita del Tepeyac no se limita únicamente a la Iglesia Católica, sino que traspasa denominaciones.

Este será el quinto año que el Guadalupe Art Program de la Catedral Episcopal de San Pablo, ubicada en el 2728 Sixth Avenue, en el centro de San Diego, presenta esta gran celebración, dijo la Rev. Mary Moreno Richardson, encargada de ministerios hispanos en la catedral.

Habrá invitados especiales como Jamie Donnelly, actriz de la película Grease (Vaselina). El Mariachi Real de San Diego tocará las mañanitas a la virgen. Este será un servicio bilingüe en honor de “la virgen que lucha por los indefensos,” dijo la Rev. Moreno Richardson. “Ella cruzó la frontera con nosotros y aquí también la celebramos”.

Para obtener más información acerca de este evento, llame a la Catedral Episcopal de San Pablo al (619) 298-7261.

Return to the Frontpage