December 12, 2008

Samaritano de National City continua su labor altruísta en Tijuana

By Pablo Jaime Sáinz

Don Agustín Lugo es conocido por muchos nombres en ambos lados de la frontera, pero todos positivos.

Algunos lo llaman “El Buen Samaritano de National City”, otros lo llaman “El Santa Claus de la Frontera”.

Él simplemente se considera un hombre que, bajo el mandato de Dios, trata de ayudar a toda la humanidad, especialmente aquellos que tienen mayor necesidad.

“Lo hago de corazón, porque me gusta ayudar a la gente,” afirma Don Agustín, quien tiene 73 años y es originario de Puerto Rico. “Sólo estoy haciendo obras de caridad como un hombre cristiano, tal como lo haría Jesús”, dice Don Agustín, quien ha hecho buenas obras por más de 40 años, también distribuyendo ropa y comida a las colonias pobres de Tijuana.

Don Agustín es famoso porque por años entregaba barras de pan gratis desde su antigua van en las calles de National City. Dejó ese trabajo caritativo porque agentes de salubridad le prohibieron seguir dando alimentos desde su van.


Agustín Lugo no ha podido dar comida gratis a los pobres. Foto de archivo.

Pero algo que ha continuado haciendo y continuará haciendo es ir a algunas de las colonias más pobres de Tijuana para entregar ropa, comida y juguetes, a las personas más necesitadas de las ciudad.

En noviembre volvió a sacar un cd con una colección de poesías y declamaciones que escribió y grabó en 1978. Los fondos que recauda de la venta del cd serán usados para comprar alimentos y juguetes para las semanas antes de Navidad y llevar esas cosas y donativos a la Colonia Murua, una de las áreas más pobres en Tijuana.

“Antes iba tres veces a la semana a llevar comida y ropa para los pobres, pero después empecé a recibir menos donativos, así que sólo cruzaba una vez por semana. Ahora sólo cruzó una vez al mes. Por eso estoy recaudando fondos a través de la venta de mi cd de poesía, para que muchas familias, especialmente los niños, puedan tener una feliz Navidad este año”, dice Don Agustín, quien invita a la gente a que, además de donar, lo acompañen a Tijuana y pasen tiempo con las familias que recibirán la ayuda.

El cd contiene 11 poemas de la inspiración de Don Agustín. Los poemas son diversos, algunos acerca de Dios, otros acerca de la familia, pero todos son de amor.

Dice que originalmente grabó el disco en un pequeño estudio de Tijuana en 1978. Dice que acepta cualquier donativo por su cd, y que todas las ganancias serán usadas para ayudar a los pobres en la Colonia Murua de Tijuana.

Además de ropa, comida y juguetes, dice que los niños de la colonia siempre le piden artículos escolares.

“Lápices, libretas, plumas, crayones: ellos valoran mucho estos artículos. Es difícil para sus padres comprárselos, y los necesitan para la escuela”, dice Don Agustín, quien ha salido en reportajes en Univision y Telemundo. “En verdad aprecian lo que les puedo dar”.

Con el incremento en la violencia en Tijuana, Don Agustín dice que no teme cruzar la frontera para visitar las colonias más pobres. En sus casi 40 años de hacer trabajo de caridad en ambos lados de la frontera, dice que nunca ha tenido problemas en Tijuana.

“Tengo fe de que Dios me cuidará y me protegerá”, dice.

Don Agustín dice que quizá su labor sirva como ejemplo a seguir para otros.

“Espero que más gente empiece a ayudar a sus comunidades. Hay mucha hambre allá afuera, y muchas veces se echa a perder mucha comida. Esa comida podría haber alimentado a cientos de niños y sus familias. No debería echarse a perder”, dice.

Don Agustín dice que con oraciones y buen trabajo y la fe del pueblo mexicano, Tijuana podrá salir de la ola de violencia que vive.

“Porque el pueblo de México es uno de los más bellos y más buenos del mundo”, dice el oriundo de Puerto Rico. “Estoy seguro que con la ayuda de Dios las familias mexicanas van a salir adelante y la violencia terminará”.

Si usted gusta hacer un donativo o comprar un cd de la poesía de Don Agustín Lugo, favor de llamarlo al (619) 477-0214 o al (619) 274-7407.

Return to the Frontpage